Los días de gloria de Viena Ruiz

La condena de 9 años a su esposo Juan Carlos Ortiz por la estafa de Interbolsa la hizo regresar a Medellin con sus 4 hijos. La feria de las vanidades quedó atrás

Por:
abril 06, 2017
Los días de gloria de Viena Ruiz

Del imperio de Interbolsa no quedaba nada. Las propiedades en Miami y Panamá se habían evaporado para siempre. La propiedad que más le dolió perder fue la casa de 5.000 metros cuadrados en la Diagonal 92 No 4-23 en donde Viena Ruiz realizaba, tres veces al año, las fiestas temáticas más fastuosas de Bogotá. Antes del 2013 su matrimonio parecía un cuento de hadas

Viena Ruiz no creía en agüeros por eso no le importó que el Comisionista de bolsa, presidente del club Millonarios, Juan Carlos Ortiz, arrollador en simpatía y seductor como ningún otro, le escogiera el vestido con el que llegó al altar. Fue en Madrid, en uno de los viajes que solía hacer la pareja, en el verano del 2010 y Claudia Gurisatti, la íntima de Viena, los acompañó al almacén Pronovias a escoger el traje nupcial. Era el tercer matrimonio de la modelo y presentadora paisa que muy joven había conquistado el mundo de la farándula bogotana.

Viena Ruiz, en la cresta de la ola, asistiendo a la inauguración de Gaira, el restaurante de Carlos Vives

Cuando debutó en 1995 en la telenovela Solo una mujer, soñaba en ser una gran actriz. El destino se lo desvió  Yamid Amat dos años después cuando la convirtió en la más reconocida de los presentadores políticos en la sección Los secretos de Viena Ruiz el segmento con el que cerraba y disparaba el rating del noticiero CM& con su entrada triunfal mostrando unas espectaculares piernas que parecían no tener fin. Se casó dos veces: uno en su primera juventud del que no habla y el segundo con Humberto Mora, un alto ejecutivo de Seguros del Estado. De él quedaron sus  trillizos, famosos por la lucha que Viena hizo púbica contra la infertilida:  Luciana, Nicolas y Camilo trajeron una felicidad efímera que no salvó el matrimonio.

El comisionista de bolsa, reconocido por su audacia y los tropezones en los negocios bursátiles, la conquistó con su promesa de un matrimonio eterno. Desde la ceremonia todo sería inolvidable entre relumbrones y originalidad; excentricidades. Todo debía ser único. Ya Ortiz formaba parte del mundo fanfarrón y ostentoso de los yuppies en Bogotá, al que había accedido entrado de la mano de Tomas Jaramillo, otros altos ejecutivos de Interbolsa y socios del peso de Victor Maldonado.

 

Viena y su esposo Juan Carlos Ortiz disfrazados en una de sus fiestas temáticas

La boda la organizó Adriana Satizabal con sus deslumbrantes arreglos florales y juntas definieron su carácter temático: un homenaje a los 200 años de la independencia de Colombia. Los preparativos duraron seis meses y fueron 300 los escogidos para celebrar en la casa de Ortiz. Las mujeres llegaron a vestidas color esmeralda y el regalo debía llegar envuelto en sobres con cheques no inferiores  los $ 600 mil para la fundación que apoyaba Interbolsa para beneficiar los 4000 niños desamparados. La música en vivo los acompañó hasta al amanecer y se cumplió el sueño de hacer una fiesta inolvidable.

Así fueron los primeros dos años: inolvidables, idílicos. Los viajes se sucedían unos a otros y en Juan Carlos Ortiz encontró el cómplice para ideal para terminar de pasar la página oscura del cáncer de seno que la rondó como un fantasma indeseable.  Los encuentros a tono de Martini de corozo con La Guri, se volvieron una cita inaplazable cada viernes en el bar de Leo Espinoza. Soñaban en voz alta y planeaban viajes:  Barcelona y la  Torre de Mar el restaurante preferido de Viena en la alta torre con una vista de 360 grados al Mediterráneo; Marruecos y Turquía. Todos los hicieron y de todos quedaron fotos de días felices como de las fiestas temáticas de las que se volvió experta: a la Mexicana, a lo Hollywood de los años veinte, siempre amenizadas por el  teatro Andrés Carne de Res, sin que faltara Viena con el micrófono.

 

Viena y su tercer esposo Juan Carlos Ortiz "yo también fui víctima de Interbolsa, perdí todos mis ahorros" dijo poco después de separarse del empresario

El derrumbe empezó en agosto del 2012. Los cuestionamientos al Fondo Premium empezaron a brotar inaplazables y llegó el totazo de Interbolsa. Perdió su empleo que intentó sostener hasta el final como directora de la revista Nueva publicada por el consorcio de diarios regionales. La feria de vanidades llegaba a su fin y el  escándalo se esparció con la fuerza de un incendio.  Viena Ruiz se refugió en su apartamento en Miami en huida al acoso de la prensa. La cárcel de La Picota se convirtió en un sórdido lugar de encuentro y en medio de la amargura llegó la buena noticia: tendría el bebé deseado de su relación con Juan Carlos Ortíz.

La condena en febrero de 2015 de nueve años de cárcel y la confiscación de los bienes fue un nuevo quiebre para Viena Ruiz. Miró hacia Medellin, su tierra, y en a la casa de su mamá Clara Estrada de Ruiz encontró tranquilidad. Allá llegó con sus cuatro hijos y setenta cajas que habían sobrevivido al naufragio.

 

 

-Publicidad-
0
222785
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

A 8.000 por hora

"La Fiscalía quiere darle beneficios a quienes nos quitaron todo"

Efecto Interbolsa: Viena Ruíz sale de la dirección de la revista Nueva

Efecto Interbolsa: Viena Ruíz sale de la dirección de la revista Nueva

Palomino, el general que ya no puede dormir

Palomino, el general que ya no puede dormir