Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

¿Porque los africanos se retiran de la Corte Penal Internacional?

En 14 años de funcionamiento de la CPI solo ha condenado a cuatro acusados, todos africanos

Por: José E. Mosquera B.
Enero 11, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Porque los africanos se retiran de la Corte Penal Internacional?
1994, South Africa --- Nelson Mandela Gazing Out Barred Window --- Image by © David Turnley/CORBIS

Con el retiro de Sudáfrica de la Corte Penal Internacional (CPI) se ha generado un debate sobre las actuaciones de la justicia internacional que representa dicho tribunal. Sudáfrica señala que sus obligaciones en las resoluciones de conflictos internacionales no son incompartibles con las actuaciones de la CPI, debido a que la aplicación del Estatuto de Roma entra en contradicción con una norma sobre inmunidad diplomática vigente en Pretoria. Fue por esa legislación que durante la cumbre de la Unión Africana, en el 2015, se negó detener al presidente de Sudán, Omar al Bashir, condenado por la CPI por crímenes de guerra.

Desde que entró en vigencia la CPI, los pedidos de intervenciones de la mayoría de los gobiernos africanos para los juzgamientos de crímenes de guerra y las violaciones de los derechos humanos, fueron convertidos en instrumentos políticos de los gobiernos de turno para acusar a sus adversarios. Ahora ese intervencionismo en las resoluciones de las cuestiones judiciales, se han convertido en asuntos políticos difíciles de sortear en varios países, cuyos gobernantes enfrentan procesos en dicho tribunal. Por lo tanto, son unas de las razones para que se haya iniciado la desbandada africana.

La CPI se ha centrado exclusivamente en investigar crímenes y violaciones de los derechos humanos en África, mientras que ignora genocidios, crímenes y graves violaciones de los derechos humanos por parte de las potencias y sus aliados en los conflictos del Medio Oriente y en otras regiones del mundo.

Este ha sido parte del detonante de la rebelión de los africanos en cabeza de la Unión Africana, que ha pedido a sus 54 miembros no doblegarse ante la CPI, dado que nunca ha acusado a nadie que no sea africano. En África se ha pasado del entusiasmo inicial con la administración de justicia consagrada en la CPI a las desilusiones. Acusan a la Corte de ser un instrumento político, manipulado por los intereses económicos y geopolíticos de la UE, Estados Unidos y Rusia para seguir teniendo un dominio colonial en África, y su mecanismo de aplicación ha sido el Consejo de Seguridad.

La CPI solo puede intervenir en países miembros si solicitan su intervención, pero también puede actuar por petición del Consejo de Seguridad. En 14 años ha condenado a cuatro  acusados, todos africanos. Los líderes africanos alegan que desde que entró en funcionamiento la CPI, abrió investigaciones en diez países, Georgia y nueve países en África. En el caso de Georgia no condenó a ningún líder ruso sobre los crímenes de guerra, tampoco lo ha hecho por los crímenes en Libia y en la franja de Gaza. Sigue ignorando los crímenes de guerra y las violaciones de los derechos humanos por parte de las potencias y sus aliados en los conflictos en Afganistán, Pakistán en Siria, Irak, Libia, Ucrania y Yemen.

Estados Unidos, Rusia, India, Israel y China no han ratificado el tratado para que la CPI no actúe contra sus desmanes. Los jueces de la Corte solo se han centrado en investigar casos en la República Centroafricana, Uganda, Sudán, Kenia, Costa de Marfil, Malí, Libia, Congo y Burundi.

De allí que el retiro de Sudáfrica, el país más desarrollado de África y miembro del Brics (Brasil, Rusia, India y China), las seis economías emergentes más grandes del mundo, ha marcado un nuevo derrotero en los debates sobre sus actuaciones. Su decisión ha empezado a generar un efecto dominó en África. Los gobiernos de Gambia, Burundi, Kenia y Namibia han anunciado su retiro y otros países estudian seguir el mismo camino.

La desbandada de los países africanos de la CPI, más allá de las connotaciones políticas y judiciales son señales sobre la crisis que afrontan los organismos multilaterales por el resurgimiento de los nacionalismos. Hasta hace una semana 48 de los 54 países africanos habían ratificaron el tratado y formaban parte de los 123 países, donde tiene jurisdicción la CPI. Pero actualmente califican sus actuaciones como una clara estigmatización para los africanos que los coloca como los más sanguinarios y genocidas del mundo.

@j15mosquera

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
639

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los retos de la historia en el posconflicto

Los retos de la historia en el posconflicto

La enseñanza de la historia debe priorizar la formación de ciudadanos comprometidos para crecer como sociedad
Evasión del impuesto departamental de registro en contratos mercantiles

Evasión del impuesto departamental de registro en contratos mercantiles

"Los actos de comercios abarcan todas las operaciones de negocios mercantiles, transacciones, contrataciones y generaciones, de contraprestaciones económicas y financieras"
Las dos únicas opciones para las próximas elecciones en Colombia

Las dos únicas opciones para las próximas elecciones en Colombia

"Hablo sencillamente de dos bandos, los que promueven la vida y los que promueven la muerte"
Acuerdos FECODE-MEN: ¿triunfo o derrota?

Acuerdos FECODE-MEN: ¿triunfo o derrota?

"La lucha sigue y seguirá hasta que las políticas en educación sean políticas de estado con financiación suficiente para brindar un servicio educativo de calidad en Colombia"