Lo que no ha podido superar Uribe

El “eterno presidente” no ha superado que su exministro de defensa, en aras de gobernar con otros métodos, le haya apostado sensatamente a la paz

Por: Jay Bernardy
diciembre 27, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Lo que no ha podido superar Uribe
Fotos: Wikimedia

Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que para bien o para mal el nombre de Álvaro Uribe Vélez siempre será motivo de controversia. No por eso es considerado, según sus más fervientes seguidores, el presidente eterno de los colombianos, pese a que se pudo comprobar que durante su gobierno 6.402 personas perdieron la vida a manos de las fuerzas del Estado. Sin embargo, estas muertes no limitan su trabajo político, porque como nunca se sigue aferrándose al poder. Lo último que se le ha ocurrido, dolido por sus constantes líos judiciales, es demandar a el expresidente Juan Manuel Santos.

Tal como se puede ver, el “eterno presidente” no ha superado que su exministro de defensa, en aras de gobernar con otros métodos, le haya apostado sensatamente a la paz. Esto lo ha ofendido muchísimo, tanto que ha creado una dialéctica que tiene al país polarizado, simplemente porque considera que se le entregó la justicia a la guerrilla. Según él, en La Habana no solo se acordó la paz, sino que se fraguó su caída política.

Por eso se ha encargado de desconocer la Justicia Especial para la Paz (JEP), argumentando que este es un tribunal que únicamente fue diseñado para llevarlo a la cárcel. Por lo tanto, era de esperarse que siguiera persiguiendo a Santos –a veces tratándolo de traidor o destapando ollas podridas que también lo encochinan a él– con tal de defenderse de algo que no puede enterrar en el pasado: sus vínculos delictivos.

A Uribe hay que decirle, amigo lector, que desde hace rato perdió credibilidad; que la gente, muy consternada por los falsos positivos, no desconoce sus vínculos con el paramilitarismo; así que lo considera, acudiendo a lo que se ha podido demostrar, el eslabón entre la mafia y la política descarada que hoy campea sin cesar. En otras palabras, la mitad de Colombia no se come el cuento del terrateniente trabajador que dice ser ante la opinión pública.

Por consiguiente, demandar penalmente a Santos por el caso del testigo estrella Juan Guillermo Monsalve no es más que una treta para limpiar un nombre que sigue siendo controversial. Eso demuestra las ansias de poder que no lo dejan dormir, creyéndose desbancado por una política que desprecia la ideología que en su momento impuso: la de la guerra. Decía lord Acton, el historiador inglés, que si “el poder tiende a corromper, el poder absoluto corrompe absolutamente”. Uribe se creyó durante dos mandatos el dueño de Colombia, ahora no tolera que se han otros los que lo cuestionen. Por eso se las ingenia para difamar a los que no apoyan sus ideas, como una muestra del poder que a través de otros quiere recuperar.

-.
0
1000
Por qué Petro se la jugó por José Antonio Ocampo

Por qué Petro se la jugó por José Antonio Ocampo

La disputa entre Duque y Maduro por Monómeros que quedó en manos de Petro

La disputa entre Duque y Maduro por Monómeros que quedó en manos de Petro

La costarricense Epsy Campbell: la otra vicepresidenta afro de América Latina

La costarricense Epsy Campbell: la otra vicepresidenta afro de América Latina

Mucho pariente, amiguismo y rosca en el empalme de Petro

Mucho pariente, amiguismo y rosca en el empalme de Petro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus