¿Llegará el cambio social para Colombia con Gustavo Petro?

Del uribismo forman parte Abudinen con sus 40.000 millones, Zapateiro con el escándalo de la masacre del Putumayo, Fico con el descalabro financiero de Hidroituango

Por: Alfonso Atencio Esquiaqui
mayo 18, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Llegará el cambio social para Colombia con Gustavo Petro?
Foto: Archivo

Jamás la esperanza ha estado más cerca que nunca para el pueblo colombiano, conllevado éste a altos niveles de violencia, miseria y corrupción. Han sido más
de 200 años, en los que nos han dominado por la estrategia del miedo, para mantener los privilegios de unos pocos. Hoy por hoy, a los que intentan colocar a un candidato partidario del uribismo no les dio resultado alguno; hoy el pueblo enarbola las banderas de la paz, del cambio social, bajo la candidatura de Gustavo Petro Urrego.

Los uribistas, enemigos de la paz, enemigos también de la democracia real y plena, pero si amigos de la corrupción y la mermelada, son los desesperados por
perder las mieles del poder. Ellos mismos cosecharon lo que cultivaron. Por fin el país, se va a desligar del señor innombrable, aquel sátrapa triste, que enlutó
6402 hogares de llanto y luto. Hoy ya convertido en un muerto político que, debe rendir a la justicia por sus centenarias denuncias.

Pero, no ha sido fácil, la famosa “gran prensa”, inobjetables medios de comunicación corporativos, cuyos dueños financian campañas presidenciales afines al establecimiento, se ha dedicado, a más que hacer periodismo objetivo, a denigrar hasta no saciarse del candidato alternativo Gustavo Petro Urrego, candidato de la Colombia Humana, la del cambio. La revista Semana, la otrora revista con gran reputación nacional, hoy, a manos de Victoria de Gnneco, se convirtió en la frustrada plataforma de lanzamiento presidencial del señor Federico Gutiérrez.

Ni qué decir de Noticias RCN, noticiero acérrimo, de extrema derecha, no ha podido seguir influyendo en las encuestas. Todas las que hace no logran
repuntar al candidato del continuismo, en cambio, logran posesionar más a Gustavo Petro. En fin, todos lo demás noticieros, incluyendo algunos locales, no han podido frenar la ola de la victoria de Petro presidente.

De igual manera un general bocón, Zapateiro, violando la ley, la que juró defender, en su desespero, se lanza, con uniforme y todo, a hacer política abierta y descarada. Donde no se le vio ni a él ni al ejercito enfrentar el paro armado del Clan del Golfo. Quizás porque algunos de sus hombres están en la nómina del
Clan del Golfo, según palabras del alias Otoniel.

En fin, todos unidos para lograr despegar a una cometa de cemento, que no tiene propuesta alguna para un país que anhela un cambio, un país cansado de las mismas promesas retrogradas, encarnadas en un candidato del oficialismo uribista.

Colombia no quiere otro en cuerpo ajeno, Federico es un Duque 2.0, sin propuestas de gobierno. Sabio siguen siendo las afirmaciones de Simón Bolívar cuando dice que las elecciones son importantes porque “nada peligroso como dejar permanecer el poder largo tiempo en un mismo ciudadano”. Uribe chaoo.

De Federico Gutiérrez se tienen oscuros antecedentes, como con los de la llamada Oficina de Envigado durante la su permanencia en la alcaldía de
Medellín; también es responsable del descalabro financiero de Hidroituango. Gutiérrez, Podrás tener todas las maquinarias a su servicio, podrás tener todo el apoyo de todos los partidos tradicionales, pero jamás podrás tener el apoyo de un pueblo que se cansó de lo mismo de siempre. Tal es el desespero que publican fotos de campañas del 2018, para luego salir a pedir disculpas.

De ahora en adelante, en recta final, nuestro candidato Petro le toca cuidar en boca de urna los votos del electorado del cambio, ya que, por parte del oficialismo, sigue en pie la estrategia del fraude electoral, así como se dio en las elecciones de marzo pasado. De igual manera, Petro debe seguir presentando sus propuestas, viables para todos los colombianos, y para beneficio de todos; y, en general, todo el equipo de campaña, debe continuar en sus tareas diarias de campaña, porque: “despiertos, ellos no duermen”.

Con el triunfo de Gustavo Petro por fin veremos lejos de los bolsillos de los corruptos los 50 billones de pesos que se pierden al año, en obras de inversión social, como por ejemplo, en universidades, colegios, en conectividad, vías secundarias donde el campesino olvidado pueda sacar sus productos agrícolas, acabar con la desnutrición de niños en La Guajira y otras regiones donde el Estado no ha entrado; brindar saneamiento básico de agua potable y alcantarillado; pensiones dignas, en fin, para vivir, para el buen vivir sabroso.

Importante la consolidación de la paz estable y duradera; la paz que el gobierno actual trató sepultar bajo el sofisma de distracción de la “Paz con legalidad”, “la paz simulada”, verdadera “tendencia a la perfidia y simulación”, que no aportó a la consolidación de un real ambiente de tranquilidad en los territorios. Son los grandes retos para dejar atrás a esa Colombia olvidada, discriminada, y sin oportunidades, sobre todo para la juventud. Porque, a decir de Petro: la izquierda es libertad, igualdad y fraternidad.

-.
0
600
Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus