Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

La nueva vida como vecino de las FARC en Montañita, Caquetá

Pocos se atreven a contar qué pasa cuando llegan las FARC a instalarse en una zona veredal. Jairo cuenta cómo el gobierno les impuso la nueva vecindad

Por:
Mayo 05, 2017
La nueva vida como vecino de las FARC en Montañita, Caquetá

Jairo Báquiro es callado y silencioso. Tiene, con su familia, una tienda que montó al lado de la zona veredal en Montañita, Caquetá. Es una manera de sacarle algún provecho a una nueva situación que para todos en la vereda de Agua bonita es difícil. Los pobladores no esperaban que escogieran su tierra, porque la zona veredal original estaba a tres horas de distancia, cerca a la Unión Peneya. Pero les tocó. Así lo afrontan.

Publicidad
0
4139
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las caras y la publicidad de la estrategia de Santos para el plebiscito

Las caras y la publicidad de la estrategia de Santos para el plebiscito

Mientras las Farc se oponen por no haber sido acordado en la mesa y aseguran que no habrá firma en marzo, Santos empuja
Los pesos pesados detrás de los negociadores del proceso de paz

Los pesos pesados detrás de los negociadores del proceso de paz

El jurista español Enrique Santiago asesora a Iván Márquez y a la delegación de las Farc, y el jurista alemán Kai Ambos hace lo propio con el Comisionado Sergio Jaramillo y al equipo del gobierno
El fiscal y las Farc ven el proceso de paz a la vuelta de la esquina

El fiscal y las Farc ven el proceso de paz a la vuelta de la esquina

Haber llegado a un acuerdo en el tema de la justicia ha llevado a la guerrilla a expresar un optimismo que acompaña el fiscal Montealegre
Cacería de huevos de tortuga en el Caquetá

Cacería de huevos de tortuga en el Caquetá

Publicidad -Empecé a venir a esta región hace 40 años. Venía los veranos a cazar tortugas. Eso en ese tiempo era un comercio grandísimo. Nos íbamos por allá a las playas en Araracuara y cada cazador, cada negociante, cogía sus 70, 80 mil tortugas. Los patrones las pagaban muy bien. Eso era un dineral en […]