Opinión

Leonardo da Vinci: 500 años de un genio sin límites

Tras la huella del más grande del Renacimiento: su lugar de nacimiento, la Salle del Asse en el palacio Sforza de Milán, el hombre del Vitrubio en Venecia…

Por:
julio 13, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Leonardo da Vinci: 500 años de un genio sin límites
Leonardo da Vinci y el hombre de Vitrubio: ¡Increible!, el genio encontró las medidas exactas del cuerpo desde la geometría

No hay un país más adecuado para celebrar los 500 años de la muerte de Leonardo que Italia, su país natal.  Recorrer la Toscana para encontrar su lugar de nacimiento es insólito: un sitio solitario y alejado del pueblo de Vinci en la cima de una pequeña montaña. Un lugar que insinúa circunstancias de su vida porque era un hijo fuera del matrimonio. Nacer inadecuado da signos de alguna desigualdad que solo su curiosidad e inteligencia sabrían convertirlo en el genio cuyo conocimiento no tuvo límites.

Contó dificultades como aquella para terminar sus trabajos. Su curiosidad fue más alĺá de cualquier época y para ello tomó todos los riesgos: investigó las proporciones humanas. Conoció, por ejemplo, en el cuerpo humano los momentos más complejos. Dentro de lo admirable, quería entender al hombre suspendido en la gravedad del vuelo, o más allá, entender cómo podría respirar debajo del agua. Realizó como ingeniero desde máquinas de guerra hasta proyectos que mostraban su avance en el conocimiento de la perspectiva sensorial. Leonardo sin duda, fue una de las grandes mentes del Renacimiento Italiano.

 

Las máquinas voladoras de Leonardo da Vinci, helicótero y avión

En Milán, por ejemplo, pudimos observar algo nunca visto: el techo de la Salle del Asse. La más importante del Castillo de los Sforza y sin duda, el lugar histórico más importante de la ciudad.

El duque Francisco Sforza lo comenzó en 1450 y utiliźó a los mejores arquitectos de la época. En el siglo XV ya tenía la apariencia monumental de hoy, aunque en el siglo XIX remodelaron sus deterioradas estructuras para convertirlo en el gran palacio donde se guardan maravillosas colecciones; entre ellas la Colección de Leonardo da Vinci que nació en 1905 y hoy se considera la más grande del mundo. Reúne cinco mil ejemplares entre manuscritos y dibujos de autoría del gran artista toscano que, según los proyectos, serán publicados en el 2020.

 

La Salla del Asse en el palacio Sforza de Milán

La Salla del Asse se llama así porque el techo fue recubierto de placas de madera durante mucho tiempo. En mitad del siglo pasado, durante una recuperación de espacios, se encontró lo que quedaba del trabajo de Leonardo que responde al gusto de Lodovicco el Moro, quien tenía un especial afecto por los árboles de Mullberry.

Leonardo estuvo a su servicio durante 15 años, pintó 18 árboles tupidos que se entretejen en el techo de manera poco convencional. Su restauración terminó en el siglo XX donde hasta las raíces acompañaban las formas de la piedra del edificio. Se trata de un espacio muy tupido que muestra un minucioso tratamiento del arte, la naturaleza y la ciencia,  las grandes devociones de Da Vinci y el Renacimiento. Con motivo de las celebraciones el cuarto se abrió al público entre mayo de este año y hasta enero del 2020.

Una superproducción multimedia muestra cada árbol, cada rama y cada hoja de este complejo trabajo de Da Vinci.  En el siguiente cuarto del castillo continúa la superproducción, aparece otro trabajo donde muestran una proyección de los personajes en tercera dimensión:  Leonardo con su joven ayudante explican en una conversación cómo Leonardo, durante el mismo periodo del techo se fue a realizar la Última Cena en la iglesia de Santa María Mayore. Fue una sorpresa inolvidable.

Entre las muchas piezas importantes, el castillo de los Sforza cuenta con la última obra inacabada de Miguel Angel que se llama La Pietá de Rondanini que toma el nombre del lugar en Roma donde fue encontrada en el siglo XX.

 

La última obra inacabada de Da Vinci, ´La Pietá de Rondanini´

Hay muestras en muchas ciudades de Italia. En Florencia: cuna del Verrocchio, su maestro más insigne. Leonardo entro a estudiar con él a los 17 años en el mismo lugar en el que ya estaban los grandes: Boticelli, Ghirlandaio y Perugino. Verrocchio reconoce las aptitudes y promueve su técnica y sus otros talentos. En la muestra se presentan cuadros del taller que era el mejor laboratorio artístico del Renacimiento.

En Venecia se presentan los dibujos y anotaciones de Leonardo en donde se encuentra el dibujo del hombre de Vitrubio. Ese hombre grande es media hoja de papel... ¡Increible! Encontró las medidas exactas del cuerpo humano desde la geometría.

En sus anotaciones se encuentran frases precisas: “El corazón es el músculo con más fuerza que cualquier otro en el cuerpo”. Leonardo encontró las proporciones exactas del cuerpo humano.

 

-Publicidad-
0
1589
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Entre la memoria y el olvido

Entre la memoria y el olvido

La otra cara de la moneda

La otra cara de la moneda

La euforia de Bogotá cultural

La euforia de Bogotá cultural

La falsa ilusión de la verdad

La falsa ilusión de la verdad

El desafío de lo contemporáneo

El desafío de lo contemporáneo

La geometría de la vida

La geometría de la vida

El olvido marítimo

El olvido marítimo

La libertad Incondicional

La libertad Incondicional