Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Laura Juliana: la estudiante javeriana que su novio convirtió en un saco de boxeo

Su novio de la U. del Rosario la insultó y le dio más de cinco puñetazos en su cara. Las personas que observaron la academia American School Way no hicieron nada

Por:
Noviembre 16, 2017
Laura Juliana: la estudiante javeriana que su novio convirtió en un saco de boxeo

En el 2013 Laura Juliana Rodríguez comenzó a su carrera en la Javeriana. Era el comienzo de una nueva etapa. El frío de las madrugadas no le afectaban tanto: Laura nació en Tunja, donde el frío corroe los huesos. Su carrera universitaria era su prioridad, pero igual tenía dos causas qeu defendía permanentemente: la lucha contra el cáncer y la defensa de los derechos de la mujer. Es una activista comprometida, que por ironías de la vida, sufrió en carne propia los abusos contra los que lucahaba. Su exnovio Juan Sebastián Zuluaga Quintero, estudiante de la Universidad del Rosario, llegó hasta la sede de Chapinero de la academia de inglés American School Way, y frente a todo el mundo, se cansó de golpearla.

Zuluaga es estudiante de administración de empresas y a la vez trabajaba en la sede Los Alamos de la academia de inglés donde golpeo a su antigua pareja. Ese lunes Laura había quedado de conversar con su exnovio a la entrada de American School Way, que tiene la entrada sobre la calle 45. Por la entrada pasan miles de estudiantes al día que pasan de la Javeriana y la Universidad Grancolombia hacia el Transmilenio y los bares bajo la Caracas. Ella se sentía segura.

Pero la conversación comenzó a subir de tono, y los argumentos se convirtieron en gritos. Estudiantes de la academia y traseúntes comenzaron a formar un corrillo. De los gritos, Zuluaga comenzó a insultar a Juliana, pero ella seguía pensando que no pasaría de ahí. Su intención inicial había sido hablar con su exnovio para terminar la relación en buenos términos. Nunca espero que él, después de insultarla le lanzara un puño a la cara. Le dio en la nariz. Le dio en el ojo. En vez de parar, Juan Sebastián Zuluaga entonces pasó a pegarle en el pecho, las costillas y la barriga. Y la gente solo miraba.

Fotos publicadas por Laura en Facebook

La única persona que intervino fue una amiga que estaba con ella. Se puso en la mitad y logró que Juan David dejara de agredirla. Laura compartió 11 días después las fotos y el relato, y en ese texto recuerda que no solo la gente no intervino para defenderla, sino que una mujer que trabajaba en la academia le dijo que había sido culpa de ella que le pegaran, pues para qué más había ido allá. La misma mujer le negó a Laura el material de las cámaras de grabación porque no había una denuncia. Para ella no fue suficiente ver como Laura se había convertido en un saco de boxeo. Esa mujer y Juan Sebastián eran compañeros de trabajo.

Laura y su exnovio tenían muchas cosas en común, pero su pasión compartida más fuerte era el Santafé. Ella siempre ha intentado acompañar a su equipo del alma en los partidos, no importa si sean importantes o con equipos pequeños. Su compromiso con los cardenales era casi tan fuerte como el que sentía por las causas feministas y contra el cáncer. El fútbol es su pasión.

Su vida la llevó a ser una mujer sin miedo. Arrojada. Inquieta. Por eso ha recorrido casi el mundo entero. Y casi siempre con los mismos acompañantes: su familia. Este ha sido el apoyo incondicional que la ha impulsado en sus luchas.

Fue su familia la que apenas supo de la golpiza llegó hasta la Clínica Marly. La recibieron en urgencias, le prestaron los servicios de primeros auxilios y se pudo ir para su casa. Al día siguiente, siguiendo los mismos consejos de no quedarse calladas que promueve en su cruzada por los derechos de la mujer, Laura acudió decidida a Fiscalía.

Con la frente en alto denunció a Juan Sebastián Zuluaga. Fiscalía le ordenó que se hiciera unos exámenes en Medicina Legal, quien confirmó que la golpiza había sido brutal. Laura tenía que quedarse en la casa por 12 días mientras su cuerpo se recuperaba. No debía ir a la Javeriana, así si semestre estuviera por acabarse.

Laura decidió este 13 de noviembre hacer público su caso. Recopiló las fotos que durante su convalecencia se tomó frente al espejo, y con un texto contó lo que había pasado. Pero en la publicación de Facebook dice que el coraje para denunciar no quita que ahora camine con miedo. El dolor que siente en las costillas cada vez que estornuda o tose es mínimo comparado con el peso que tiene ahora en su cabeza y su corazón: una de las personas que más llegó a querer fue capaz de romperle la cara. Y por ahora la Fiscalía solo investiga el caso, sin haber abierto un proceso contra Juan Sebastián, por lo que no pueden ponerle orden de caución.

American School Way comenzó una investigación el 2 de noviembre y el martes 14 tomó una decisión que no dejó contento a casi nadie: despedir a Juan Sebastián. Pero la indignación se desató porque no se han pronunciado sobre la mujer que en vez de ayudar a Laura, la inculpó.

Por redes sociales el panorama ha sido diferente. Incluso compañeros del colegio de Juan Sebastián se han ofrecido para asesorarla sin cobrarle un peso.

Pero en medio del susto que le quedó, Laura no piensa parar. Esos consejos sobre maneras de defender los derechos de las mujeres, cada uno lo está aplicando. Su manera de superar la golpiza de su exnovio fue volcarse al mundo, compartir lo que vivió y comenzar a sanar para que nada le quede guardado. Aunque según lo que también dice, será un proceso largo y doloroso: la traición de Juan Sebastián, que antes de dejarla ir prefirió golpearla sin piedad, cambia la vida de una mujer.

@jjjaramillo2

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
40355
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Pongámosle la cara a la violencia contra la mujer 

Pongámosle la cara a la violencia contra la mujer 

En Cali, en el 2014 han muerto 82 mujeres, 8 de ellas menores de edad
La violencia contra la mujer: un asunto de salud pública y una violación de los derechos humanos

La violencia contra la mujer: un asunto de salud pública y una violación de los derechos humanos

"No puede admitirse bajo ningún modo el maltrato contra la mujer, toda vez que está totalmente opuesto a la dignidad humana y a la violación de sus derechos humanos"
Las mujeres hemos perdido nuestro instinto de supervivencia

Las mujeres hemos perdido nuestro instinto de supervivencia

"Nuestro asesino puede llegar, entrar y matar con el beneplácito de toda la comunidad, de nuestra propia familia y de nuestra propia madre"

Una sociedad enferma

Durante las últimas dos semanas tres hechos han mostrado en Colombia lo enferma de esta sociedad