Opinión

Las tres del tintero

El estruendoso fracaso al recolectar sus cacareadas firmas demostró que el partido del expresidente Uribe no convoca más allá del entusiasmo que genera el jefe

Por:
septiembre 04, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

EL MILLÓN Y PIQUITO DE URIBE

 

Quienes deben estar pensando seriamente en una autocrítica y una reestructuración de cuadros y métodos son los del Centro Democrático. El estruendoso fracaso de solo recoger un millón y piquito de sus cacareadas firmas (exactamente 1.315.869) demostró que el partido político del expresidente Uribe no convoca más allá del entusiasmo que genera su propio jefe y que sus 20 senadores y sus representantes y sus diputados y sus concejales no constituyen una organización política en el sentido estricto de la palabra. Uribe, tan dado a no aceptar equivocaciones, la debe estar pasando muy maluco con semejantes cuadros tan lánguidos ad portas de su gran batalla por el plebiscito enfrentado a la poderosa maquinaria santista.

 

¿QUIEN REDACTÓ LA LEY DEL 2012  DEL TUMBIS DE LAS LIBRANZAS?

 

Resulta increíble como el ministro de Hacienda y el director nacional de Planeación siguen mudos e inactivos frente al tsunami en que se ha ido convirtiendo la debacle de las libranzas que ya arrastra a casi dos docenas de cooperativas. El hecho de que varios bancos hayan tenido negocios con Estraval, Elite y varias de las empresas asociadas a Asofactoring y a la tal Cámara de Libranzas y que los medios hayan callado por obvias razones, no justifica el silencio de quienes desde el gobierno deben haber visto cual magnitud han adquirido las cosas. Salvo, claro está, que se quieran ocultar responsabilidades en la redacción de la Ley que permitió en 2012 la apertura de los negociantes de libranzas ajenos a los bancos, origen de esta hecatombe cada vez mayor.

 

LOS TUMBAPALOS

Está haciendo carrera el oficio de tumbapalos en Colombia. A los condenables episodios de Cali propiciados por el alcalde Armitage y el director de la CVC, al permitir acabar con el túnel de los matarratones de la via a Pance y tumbar  todos los árboles del parqueadero del aeropuerto Palmaseca, se ha unido ahora el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, más conocido como “Ficus Magnus”, quien se hizo el ciego frente a la masacre de 267 árboles maduros en la antigua cancha del Seguro Social del barrio Belén-La Mota, para dizque construir un gran centro comercial de la empresa Cimenta. El cuento que echan unos y otros es que los tumbapalos se han comprometido a sembrar cuatro arbusticos en reemplazo de cada uno de los que degüellen. 

 

-Publicidad-
0
5722
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero de Gardeazábal

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero