Las trans de Bogotá

Escogiendo a la Mujer T, Gustavo Petro busca empoderar a las transexuales. Una de ellas es la secretaria de Turismo

Por:
Septiembre 01, 2015
Las trans de Bogotá

Ha pasado un año desde que Pamela Mena, en representación de la zona centro, fue coronada Mujer T en un evento que la Alcaldía de Gustavo Petro organiza anualmente. Su corona la empoderó hasta convertirse en la vocera de la admistración para temas de inclusión del grupo LGBT. Ella, que llegó con 17 años de  Palmira, Valle del Cauca, empezó a operarse desde los  22 años, y también conoció la calle. Fue prostituta y maltrató su cuerpo por haberlo sometido a toda una transformación sin asesoría alguna. Es por esto que su objetivo principal durante el año como Mujer T fue que ninguna otra trans viviera lo que ella había padecido en carne propia. El próximo 30 de septiembre entregará su título pero la causa sigue. Hoy con 33 años, ya tiene trabajo con la Secretaría de Salud como Gestora Trans, y dos viajes internacionales agendados para los próximos meses.

Las historias de vida entre las aspirantes a sucesora de Pamela, quienes buscan convertirse en la Mujer T 2015-2016, son similares. Está la florista Ginna Perilla, de San Cristóbal, quien tiene 55 años y es trans desde los 12. Por eso tiene un proyecto que busca una vejez digna para las trans. Marisela Ramos, de Bosa, quiere usar su peluquería para convertirla en un espacio donde educar a su comunidad en prevención de VIH, pues lleva un par de años trabajando en el tema. La participante de Chapinero quiere destacar los sitios turísticos de su localidad y la de Rafael Uribe Uribe pretende usar el teatro para difundir un mensaje de inclusión e igualdad. Cada una de las 18 participantes de Mujer T 2015 debe tener consigo un proyecto social en cuyo desarrollo son asesoradas por la Subdirección de Asuntos LGTB, de la Alcaldía.

Así se promociona el evento. La idea es motivar a más trans para que se inscriban en 2016.

La de 2015 es la tercera versión de Mujer T, un evento en cuya noche final las participantes desfilan en traje de gala, y en el que pierdan o ganen, todos sus proyectos reciben el mismo apoyo para materializarse. La ganadora no es la trans más bella, sino la que más ganas demuestre de superarse, estudiar y sacar adelante a una población. De allí que el título sea una oportunidad para catapultar una labor social ya existente, que va mucho más allá del evento.

En la primera versión de Mujer T, en 2013 las participantes podían inscribirse directamente en el Distrito a nombre de su localidad. Sin embargo, el evento despertó tanto interés que para el año siguiente las inscripciones eran a nivel local. Por lo tanto, cada una de las participantes de 2015 debió ganar primero el título de Mujer T en su respectiva localidad, antes de participar en el evento distrital. Este año, el proceso de selección y acompañamiento empezó desde enero.

Trans-Pamela

Pamela Mena, Mujer T 2014 – 2015

Para desarrollar sus proyectos no reciben dinero, sino que se les brindan todos los materiales y la asesoría necesaria. Jessica Isler, virreina del 2014 da testimonio de ello. El proyecto que presentó el año pasado se convirtió en la organización Vida Diversa que actualmente lucha por los derechos de la comunidad LGBT en Usme y este año también está vinculada con la organización de Mujer T, pues trabaja con la Subdirección de Asuntos LGBT, división de la alcaldía que coordina el evento a nivel de cada localidad. Así como ella, hay otras participantes de las dos versiones pasadas de Mujer T que hoy trabajan con la alcaldía. En efecto, solamente en la Secretaría de Integración Social hay 26 personas transgénero, entre hombres y mujeres.

El Instituto Distrital de Turismo, en cabeza de la trans Tatiana Piñeros, es otra de las entidades involucradas en la organización del evento. Piñeros, que conoce en carne propia el proceso que implica cambiar de sexo, y que ha logrado abrirse camino en entidades públicas aun después de asumirse como mujer desde hace cuatro años, es una de las personas que más apoyo brinda a Mujer T. También están las secretarías de planeación, salud e integración social, además de organizaciones LGBT, redes de apoyo y comités locales. Pamela afirma que aunque Gustavo Petro es ampliamente criticado por su administración, al menos a ella, la política LGBT que se adelanta desde la alcaldía, le cambió la vida. Ya no se prostituye, terminó su bachillerato y uno de sus sueños es entrar a la universidad. Quiere ser abogada.

Por @enriquecart

-Publicidad-
0
15956
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Petro regresa al ruedo: va por el plebiscito, la constituyente y la Presidencia 

Petro regresa al ruedo: va por el plebiscito, la constituyente y la Presidencia 

Nota Ciudadana
Homenaje a un actor olvidado

Homenaje a un actor olvidado

La nueva ciudad capital de Colombia

El peor enemigo de Bogotá