Las protestas de varios escritores contra Arabia Saudita

350 autores incluidos Vargas Llosa y Pamuk, reprobaron la condena de muerte del poeta Ashraf Fayadh, quien fue condenado por renunciar al Islam

Por: Fausto Iguaran
enero 18, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Las protestas de varios escritores contra Arabia Saudita

El Estado Islámico o Monarquía Islámica contra la cual están protestando cientos de afamados escritores alrededor del mundo, no es el tradicional Estado Islámico Sunita que decapita en Siria, Irak y otros países del Medio Oriente, pero tiene muchos parecidos. Ese Estado Islámico, contra el cual se alzan las voces de los escritores, es Arabia Saudita, uno de los mayores aliados de Estados Unidos y quien también tortura, decapita y se rige por ideas similares al Estado Islámico o 'Daesh'.

La protesta tiene que ver con la condena a muerte proferida contra el poeta Ashraf Fayadh, quien fue condenado después de ser acusado por renunciar al Islam . La jornada de apoyo a Fayadh que se llevó a cabo el 14 de enero, consiste en la la lectura de su poesía en 122 eventos, en 44 países, por renombrados escritores como Irvine Welsh, el autor de Trainspotting, que apoyan su causa y que piden al Gobierno de Estados Unidos y Gran Bretaña que ejerza presión en su aliado cercano para evitar la decapitación del autor de 35 años

Este mes, 350 escritores que incluyen a los premios nóbel de literatura Mario Vargas Llosa y Orhan Pamuk, escribieron al presidente de Estados Unidos,  al primer ministro Británico y al ministro de relaciones exteriores de Alemania para que intercedan por el poeta condenado. La carta también demandaba que las Naciones Unidas suspendiera a Arabia Saudita del Consejo de Derechos Humanos, hasta que el abismal récord de violaciones a los Derechos Humanos y libertades civiles mejoren en el reino saudí.

Algunos escritores como Welsh guardan la esperanza de que la campaña va a poner presión a gobiernos que esposan la democracia y las libertades para que consideren sus acciones y tratos con Arabia Saudita. El autor escocés también expresó su disgusto por todos los regímenes teocráticos ya que considera que la gente debe ser libre de practicar y renunciar a cualquier religión. Expresó también que si uno cree en derechos humanos y está en contra del terrorismo fundamentalista, debe aislar al régimen saudí y que de otra forma se es cómplice por asociación.

Otra autora que va a participar en la lectura de los poemas de Fayadh  es Al Kennedy, que dijo que la persecución en contra del Fayadh era obviamente injusta y moralmente inaceptable, e hizo un llamado a las autoridades saudíes a mostrar compasión y sabiduría. La novelista también expreso su admiración a Ashraf Fayadh por su coraje y su devoción a la verdad y a la justicia. También espera que la muestra mundial de solidaridad le de un poco de confort a Ashraf en lo que debe ser una situación terrorífica.

Ashraf Fayah fue detenido en agosto de 2013 después de que fuera acusado por un ciudadano saudí de promover el ateísmo  y difundir ideas blasfemas en un café en Arabia Saudita. Fue dejado en libertad al día siguiente pero lo volvieron a arrestar en Enero de 2014 acusándolo de ser apostata debido a su supuesto cuestionamiento de la religión y de la apología del ateísmo a través de su colección de poesía, Instructions Within, publicada en 2008.  También fue acusado de violar el crimen cibernético por tomar y almacenar fotos de mujeres en su teléfono celular.

Cuatro meses después de su arresto fue condenado por la Corte General 4 años de prisión y a 800 latigazos por violar la ley del crimen cibernético pero también considero que las muestras de arrepentimiento en relación al cargo de apostasía fueron satisfactorias y consideraron que no requería mas castigo .

Una corte de apelación tumbó el fallo original y mandó su caso de vuelta a la corte general donde fue condenado el 17 de noviembre de 2015 a muerte, acusándolo de apostata. El señor Fayah explicó que sus poemas tratan sobre ser un refugiado palestino, acerca de cuestiones culturales y filosóficas y negó los cargos de los que es acusado diciendo que el extremismo religioso es destructivo a las ideas de Dios.

Fayah  nació en Arabia Saudita pero sus padres son refugiados palestinos por lo que el al igual que su familia, es considerado refugiado y no tiene derecho a la ciudadanía por nacimiento ni los derechos de un ciudadano saudí.

Varios años han pasado desde que una simple acusación llevara a la cárcel a Ashraf, en el transcurso su padre murió de un infarto después de conocer la sentencia a muerte por decapitación proferida en el 2015   y Ashraf se encuentra a la espera de una corte de apelación que se llevara acabo esta semana. Todo en un ambiente en el que Activistas de derechos humanos han denunciado que Ashraf no ha tenido derecho a un abogado durante su detención ni durante su juicio en contravención de las leyes saudíes e Internacionales.

 

Ashraf Fayadh (undated photo)

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
512

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Ni Vargas Llosa ni García Márquez son intelectuales

Ni Vargas Llosa ni García Márquez son intelectuales

Un truco tan viejo como eficaz

Un truco tan viejo como eficaz

Nota Ciudadana
¿En qué se parece Duque a un dictador?

¿En qué se parece Duque a un dictador?

La gente que solo compra libros cuando hay Feria del Libro