Las desventajas de nacer mujer

"La brecha de datos de género, que históricamente ha existido en detrimento de la mujer, responde a dos puntos esenciales: en la vida diaria, laboral, académica"

Por: Ehyder Mario Barbosa Pérez
junio 08, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Las desventajas de nacer mujer
Foto: tomada de 20minutos.es

La mitad de la población sufre de sesgos y brechas en su vida diaria sólo por el hecho de nacer mujer[1]. La brecha de datos de género, que históricamente ha existido en detrimento de la mujer, responde a dos puntos esenciales: en la vida diaria, laboral, académica, es decir en cualquier ámbito social a los hombres se los da por supuesto y a las mujeres no se las menciona, se las invisibiliza. Tan cierta es la brecha que cuando nos referimos en términos generales a “lo humano”, generalmente se piensa en un hombre blanco, de edad, estatura y peso medio y habitante de un país desarrollado[2].

¿Qué significa para las mujeres que exista una brecha de datos de género? Para empezar, no son tenidas en cuenta en la planeación, ejecución y seguimiento de distintos tipos de política pública. La falta de información diferenciada por género para la toma de decisiones también evidencia la dificultad o imposibilidad de contar con información fiable, particularmente nocivo para mujeres negras, con discapacidad o de clase trabajadora, donde los datos son prácticamente inexistentes[3].

Diferentes escuelas históricas han acordado en clasificar los siglos XIV al XVII como “el Renacimiento”; sin embargo, como lo señala Carol Travis[4], no fue un renacimiento para las mujeres que seguían siendo dejadas de lado de toda la actividad artística e intelectual de la época. Señala la psicóloga social Travis que de la misma manera se piensa en la antigua Grecia como la cuna de la democracia, aunque la verdad sea que a la mitad femenina de la población no se le permitía votar.

Las mujeres son el grupo poblacional que, en promedio, más utiliza los sistemas de transporte masivo alrededor del mundo y también el grupo que hace más viajes a pie[5]; pese a ello, la mayoría de las infraestructuras de transporte del mundo o los espacios públicos no son planeados para su beneficio. Las mujeres hacen uso de los sistemas de transporte masivo y los espacios públicos porque se desplazan con más frecuencia que los hombres por diferentes espacios de la ciudad, y lo hacen porque ejecutan a nivel mundial el 75% del trabajo no remunerado que comprende cuidado infantil, atención a personas mayores, trabajo doméstico. Los desplazamientos para atender el cumplimiento de la labor no remunerada están contenidos en un aspecto técnico llamado “encadenamiento de desplazamientos” que representa un patrón de movilidad observado en las rutinas de mujeres de todo el mundo consistente en desplazamientos cortos interconectados[6]. A pesar de representar mayoría en su uso, los espacios públicos y el transporte no están diseñados para ser usados por ellas, y ello sucede sencillamente porque en el momento de la etapa de planeación no es tenida en cuenta su opinión[7]. El privilegio de planeación de la movilidad urbana recae sobre el transporte privado, transporte usado mayoritariamente por hombres, lo que representa un claro sesgo en beneficio de este segmento poblacional en detrimento de las mujeres, máximo cuando según datos del Banco Mundial el 73% de la financiación para el transporte se destina a carreteras y autopistas, espacios usados principalmente por el transporte privado[8].

En el campo laboral la situación es particularmente desfavorable para las mujeres. Se ha mencionado que el 75% del trabajo no remunerado en el mundo es hecho por mujeres, con independencia del porcentaje de ingresos que aporten a la familia. Podría decirse que no existe la mujer que no trabaja, sólo hay mujeres a las que no les reconoce un pago por su trabajo. El resultado es que las mujeres trabajan más que los hombres pero reciben menos remuneración por su trabajo[9]. Las mujeres se están enfermando por el mayor número de horas trabajadas. En 2007, el organismo ejecutivo de salud y seguridad del Reino Unido publicó un informe sobre el estrés en los lugares de trabajo. En todas las franjas de edad, las mujeres presentaban niveles de estrés, ansiedad y depresión más altos en comparación con los hombres[10].

Pero no solo de stress se enferman las mujeres. Jornadas de más de 40 horas laborales a la semana van asociadas con un mayor riesgo de enfermedades cardiacas, pulmonares, crónicas o mentales, triplicando los datos de la población masculina[11]. Frente a las diferencias en ingresos, un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico - OCDE – ha establecido que la brecha salarial entre hombres y mujeres es mayor en los países donde las mujeres dedican más tiempo que los hombres a labores de trabajo no remunerado. De igual forma, la brecha se aumenta hasta un 33% en los doce años posteriores al nacimiento de un hijo, debido a que la vida laboral, profesional y los ingresos por este concepto se estancan para las mujeres[12].

Los datos y la información disponibles nos muestran un mundo hecho por y para los hombres en detrimento de la mitad de la población. Mujeres con más horas trabajadas, más responsabilidades, menos ingresos, menos tiempo libre, sin transporte público adecuado y sin espacios públicos aptos para el uso por parte de ellas. También tienen las mujeres empleos más precarios e irregulares, lo que trae consigo derechos laborales débiles. Procesos laborales disfrazados de meritocracia han demostrado favorabilidad en beneficio de hombres en elección de candidatos para un nuevo puesto o en ascensos dentro de una compañía.

La tarea urgente es la obtención de más datos y más información en todos los niveles. Mejorar la recolección, análisis y disponibilidad de información permitirá contar con mejores herramientas para forjar una política pública acorde a las necesidades de las mujeres. De acuerdo con cifras del Ministerio de Educación[13], cada vez son más las mujeres que acceden a la educación superior y culminan satisfactoriamente su formación profesional. Ello significará más profesionales en el corto, mediano y largo plazo y más mujeres encargadas de los procesos de planeación que las tenga en cuenta. La política pública en beneficio de las mujeres se empieza a corregir con un acto sencillo: preguntar a las mujeres qué piensan, qué necesitan, cuáles son sus requerimientos. Infortunadamente las mujeres son en toda parte la excepción, nunca la norma por defecto.

REFERENCIAS:

[1] Organización de las Naciones Unidas. Objetivo de Desarrollo Sostenible 5: Igualdad de género y empoderamiento de la mujer. https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/gender-equality/

[2] Criado, C. (2020). La mujer invisible. Descubre cómo los datos configuran un mundo hecho por y para los hombres. Editorial Planeta.

[3] Slocum, S. (1975). “Woman the gatherer: male bias in anthropology”, Raiter Rayna, ed. Toward an Anthropology of Women, Monthly Review Press.

[4] Tavris, C (1991). The Mismeasure of Woman.

[5]<https://openknowledge.worldbank.org/bitstream/handle/10986/28542/120500.pdf?sequence=6>

[6] Sánchez, I. (2013). “Mobility of Care: Introducing New Concepts in Urban Transport”, en Marion Roberts e Inés Sánchez de Madariaga, eds, Fair Shared Cities: The Impact of Gender Planning in Europe, Farnham, 2013.

[7] World Bank (2007) https://www.unison.org.uk/content/uploads/2014/07/7aGenderUTSept300.pdf

[8] World Bank (2007) https://www.unison.org.uk/content/uploads/2014/07/7aGenderUTSept300.pdf

[9] Schiebinger, L. Y Gilmartin, S. (2010). Housework is an academic issue. Academe, 96, pp. 39-44.

[10] http://www.hse.gov.uk/statistics/causdis/stress/stress.pdf?pdf=stress.

[11] Dembe, A. Y Xiaoxi, Y. (2016). Chronic Disease Risks From Exposure to Long-Hour Work Schedules Over a 32.Year Period. MPH Journal of Occupational & Environmental Medicine, 58:9. Pp. 861-867.

[12] https://www.oecd.org/dev/development-gender/Unpaid_care_work.pdf

[13] https://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-360739_recurso.pdf

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
800

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¡A pueblear! Medellín le apuesta a internacionalizar su campo

¡A pueblear! Medellín le apuesta a internacionalizar su campo

A pesar de obstáculos, puerto de Urabá operará en 2019

A pesar de obstáculos, puerto de Urabá operará en 2019

Nota Ciudadana
Ya empezaron a decepcionarnos los alcaldes colombianos y tan solo llevan un mes

Ya empezaron a decepcionarnos los alcaldes colombianos y tan solo llevan un mes

En redes
“It’s Colombia, not Columbia”: exguerrilleros corrigen a Federación Internacional de Rafting

“It’s Colombia, not Columbia”: exguerrilleros corrigen a Federación Internacional de Rafting