Las atrocidades del fracking

¿Por qué someternos a las consecuencias de este método cuando podemos contemplar otras alternativas menos perjudiciales e incluso amigables con el medio ambiente?

Por: JUAN ZAMBRANO ROMERO
mayo 06, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Las atrocidades del fracking

A raíz de lo que ha venido aconteciendo con el tema del fracking en Colombia y la aprobación en la Cámara de Representantes, a pesar del esfuerzo de algunos congresistas que solicitaron la eliminación del numeral 2, objetivo 1 del capítulo IX, denominado Viabilidad de nuevas fuentes de hidrocarburos del Plan Nacional de Desarrollo (PND), este artículo le brinda la posibilidad al Ministerio de Minas y Energía de estudiar la posibilidad de realizar la exploración y producción de yacimientos no convencionales como el fracking en Colombia.

La fractura hidráulica es una técnica para extraer hidrocarburos no convencionales como el gas y el petróleo de esquisto (shale gas o shale oil), el gas en arenas compactas y el gas de carbón. Consiste en taladrar verticalmente bajo tierra entre tres mil a cinco mil metros y luego horizontalmente de mil a cuatro mil metros para inyectar a muy alta presión un fluido para fracturar rocas que contienen hidrocarburos de difícil acceso y liberarlos. Este fluido está compuesto de una mezcla de agua, arena y diferentes químicos contaminantes.

Por tanto, la fractura hidráulica se aplica para conseguir que el hidrocarburo fluya y salga a la superficie a través del pozo. Es importante no confundir la fractura hidráulica aplicada a yacimientos convencionales de hidrocarburos, que viene siendo utilizada por más de 60 años en el mundo, a la empleada en yacimientos no convencionales. En cambio, el fracking en yacimientos no convencionales es una técnica reciente que tuvo su inicio en la década de los 90 del siglo pasado en Estados Unidos y aún está en proceso de experimentación a nivel global.

En vista de los negativos resultados de estudios, evidencias y experiencias de científicos y universidades sobre la aplicación de esta técnica, es que se hace necesario un análisis profundo para implementar esta práctica que está a nivel experimental en el mundo.

Pero no descansando el gobierno para su propósito, presenta en el Plan Nacional de Desarrollo el mismo objetivo bajo el título “exploración y producción de yacimientos no convencionales”, en el numeral 2, objetivo 1 del Capítulo IX.

El pueblo de Colombia, ese pueblo que no tiene voz, que ha venido padeciendo sus angustiantes problemas. Ese pueblo que ha sido manejado y vilmente masacrado con los vaivenes de los caprichos de los padres de la patria y dirigencia nacional, ese pueblo desempleado, ese pueblo a quién se les quita privilegios en el salón de la democracia, ese pueblo que pocas oportunidades tiene para un mejor vivir. Ese mismo pueblo le viene solicitando a los padres de la patria, que Colombia no está para experimentar en pruebas, ni en planes pilotos la técnica del fracking, además de exigirle al señor presidente Duque, que haga honor a su palabra, que en tantas oportunidades en campaña repitió y repitió hasta el cansancio de que en su “gobierno el fracking no tenía cabida” y que “los riesgos para el medio ambiente, las fuentes hídricas y para la estabilidad de los suelos eran enormes”. “En Colombia no se hará ‘fracking’ ” (Noticias Caracol, 11 de abril/18).

Suficientes experiencias de las atrocidades del fracking en el mundo, por eso la moratoria en más de 50 países del mundo para la implementación de esta técnica. Por ejemplo, “en Estados Unidos, existen más de 1.000 casos documentados de contaminación del agua cerca de pozos de fractura hidráulica”. Por su parte, las sustancias químicas empleadas para la fractura hidráulica y las aguas residuales de los procesos de perforación y fractura pueden contaminar aguas superficiales y subterráneas. Siendo uno de los compuestos hallados en los fluidos de desecho del fracking en lugares como Gran Bretaña y Estados Unidos el Radio-226, elemento radiactivo que puede emitir radiaciones durante aproximadamente 1.600 años. Lo que implica que los daños de una posible contaminación radiactiva podrían afectar hasta a 23 generaciones en el futuro.

En dos oportunidades y en diferentes momentos la Contraloría General de la Nación le ha advertido al Gobierno Nacional que aplique el principio de la precaución. Y a la fecha caso omiso se ha observado a esa petición. El principio de precaución se encuentra consagrado en el Derecho Interno e Internacional como un principio rector y proteccionista del medio ambiente, que tiene por fin orientar la conducta de todo agente a prevenir o evitar daños, graves e irreversibles, al medio ambiente, consagrado este principio en la Ley 99 de 1993.

De igual manera, se puede afirmar que el principio de precaución es uno de los pilares fundamentales del principio de desarrollo sostenible y del deber de protección al medio ambiente, los cuales tienen consagración en nuestra Constitución Nacional, en los artículos 8, 79, 80, 289 y 334 de la Carta Política que proclaman el derecho a gozar de un ambiente sano, el deber de proteger el medio ambiente y el deber de garantizar su existencia, desarrollo y preservación. Es así como se contempló en la Declaración de Río de Janeiro sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, dentro de los 27 principio rectores, y en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada en Nueva York el 9 de mayo de 1992, aprobada por Colombia mediante la Ley 164 de 1994.

Son múltiples los estudios e informes encontrados sobre las atrocidades del fracking, para mencionar se presentan algunos donde se relaciona la cercanía a comunidades o personas de la operaciones de fracking, presentándose casos de nacimientos de bajo peso, defectos congénitos, deficiencias cardíacas congénitas, y hasta con síntomas como dolores abdominales, mareos, náuseas o vómitos, irritación de mucosas, dolores de cabeza, ansiedad y estrés. Además, estudios de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos, relacionan que las emisiones fugitivas y directas de pozos de fracking, y de sus instalaciones, exponen contaminantes severos como los bencenos, toluenos, etilbencenos, xilenos, entre otros, que pueden ser transportados por el aire y generar riesgos crecientes de enfermedades en los ojos, asma, leucemia aguda infantil y en adultos, el desarrollo de cáncer, desórdenes en la sangre y efectos inmunológicos. Los fluidos de desecho del fracking poseen altos niveles de plomo, cromo, arsénico y elementos radiactivos como el radio-226, que están pasivamente en el subsuelo. Una investigación de la Universidad de Missouri, EE. UU., dio cuenta de que al menos 100 de los compuestos químicos empleados en el fracking pueden tener efectos hormonales en el ser humano, y que 12 de ellos pueden alterar “funciones sexuales, reproductivas, causar infertilidad, anomalías genitales e incluso diabetes y algunos tipos de cáncer”.

Como se ha señalado, la fractura hidráulica de hidrocarburos no convencionales conlleva riesgos de daños graves e irreversibles para la salud humana y el ambiente. Por ello, es imprescindible aplicar el principio de precaución como herramienta para evitar o detener los daños asociados al fracking.

El Ministerio de Minas y Energía conformó una lista de expertos para crear la comisión multidisciplinaria e independiente, con la finalidad de analizar y formular recomendaciones sobre la fase exploratoria de hidrocarburos en yacimientos no convencionales, también conocido como el fracking, comisión esta que solo fue un saludo a la bandera, porque según algunos críticos del tema en tres meses (desde noviembre/18 y enero/19) no es posible realizar una evaluación tan importante, argumentando los críticos como irresponsable haber hecho ese estudio en ese irrisorio tiempo. Científicos y profesores universitarios de Nueva York para poder hacer el mismo estudio técnico de conveniencia para la aplicación del fracking en Nueva York, utilizaron un tiempo entre seis a siete años para concluir no recomendar la aplicación del fracking en Nueva York.

Según los mismos críticos, la comisión del Ministerio de Minas, que entre otras cosas no contaba con la independencia que se suponía tener, estaba integrada por miembros cuestionados como el señor Armando Zamora, expresidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y quien se vio envuelto en varios escándalos. Además de otros de los miembros que trabajaron con multinacionales que tienen bloques de no convencionales en otras partes del mundo, configurándose allí un conflicto de intereses.

Finalmente es lamentable el fantasioso cuento del gobernador del Atlántico Verano de la Rosa sobre el tal “fracking Caribe”, publicado a finales del 2018, pintando una serie de paraíso en la tierra para el departamento de La Guajira con la aplicación del fracking, queriendo embarcar a La Guajira y el Cesar en una aventura de exploración y producción de petróleo y gas a través de métodos del fracking, creyéndonos unos ingenuos al tratar de embutirnos con las bondades del proyecto Cuenca Ranchería-Cesar, referente a las inversiones millonarias. Argumenta eso con las bondades y excentricidades de Midland en Texas y esto para él es suficiente para sugerir y motivar la aplicación de la técnica del fracking en el Caribe. Me preguntaría, ¿por qué el señalado gobernador no aplica su fabuloso plan piloto de fracking en el departamento del Atlántico?, ¿por qué el señor Verano de la Rosa siempre quiere tener a La Guajira como conejillo de indias? Ya este superhéroe y superpersonaje de la Costa Atlántica, que lideró por encima de la consulta previa de los pueblos indígenas y afro descendientes para que La Guajira se adhiriera a la RAP Caribe a las carreras, solo con el apetito burocrático de llenar ese espacio de burócratas y al final crear la gran Región Caribe, para hacia el futuro hacerse elegir su gobernador.

Solo queda preguntarles a la clase dirigente del país y del departamento de la Guajira: ¿si estamos preparados para atender esas atrocidades del fracking?, ¿será que ustedes tienen el mínimo conocimiento de las consecuencias de la aplicación de esta técnica del fracking en nuestro país y en nuestro territorio? Señores congresistas, en sus manos está el futuro ambiental, social y económico de Colombia. ¡Colombia despierta!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
3558

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El fracking amenaza a la comunidad de San Martín, Cesar

El fracking amenaza a la comunidad de San Martín, Cesar

Ecopetrol confía e insiste en el fracking

Ecopetrol confía e insiste en el fracking

Nota Ciudadana
El problema no es el fracking, somos nosotros

El problema no es el fracking, somos nosotros

Nota Ciudadana
Fracking, la medida desesperada de un país en quiebra

Fracking, la medida desesperada de un país en quiebra