Las acusaciones por las que Uribe es conocido como el innombrable (Parte I)

“Lo más extraño en todos estos hechos y acusaciones es que parecen desvanecerse en el olvido de una coja e inoperante justicia colombiana puesta al servicio de los más poderosos”

Por: Nelson Villarreal
Noviembre 02, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Las acusaciones por las que Uribe es conocido como el innombrable (Parte I)
Foto: AP /Fernando Vergara

En la corrupción existen tres actores principales: el corrupto por acción, el corrupto por omisión y el que es un poco de ambos, este último además de corrupto es cínico y audaz.

Corría el año 2002 cuando en los televisores mostraban en transmisión nacional la posesión del nuevo presidente de los colombianos, quien se volvería luego un dolor de cabeza para medio país y un “mesías” para la otra mitad.

Ahí estaba luciendo la banda presidencial quien posteriormente sería acusado ante el Tribunal Superior de Bogotá por Salvatore Mancuso, excomandante paramilitar, de haber recibido el apoyo de las autodefensas en su campaña, afirmando que “era imposible” que el hoy senador no tuviera conocimiento de ese apoyo. Hay que decir que por esos años era impensable transitar por ciertos parajes colombianos sin la venia de los grupos paramilitares y también que Álvaro Uribe recorrió de palmo a palmo las zonas rojas de un país muy convulsionado por la violencia y la guerra entre paramilitares y guerrilleros. ¡Suertudo!

A esta acusación se suma la del excomandante paramilitar Jorge Iván Laverde, alias “el Iguano”, quien sin sonrojarse confesó que en Norte de Santander ellos aportaron más de 200 millones de pesos para publicidad, como camisetas y afiches, así como invirtieron en buses y camionetas para transportar a los votantes. Garantizar la votación era lo de menos, pues tenían control sobre ese departamento a cuyos habitantes les habían dado la orden de votar por Álvaro Uribe y por nadie más.

Como quiera que haya sido, lo cierto es que a los paramilitares los avala el resultado electoral en ese departamento donde Uribe prácticamente duplicó la votación total obtenida por el conjunto de todos sus contendores, entre ellos el hijo de esa tierra, Horacio Serpa (Álvaro Uribe Vélez 207.710 votos, mientras entre Horacio Serpa, Lucho Garzón, Noemí Sanín e Ingrid Betancourt obtuvieron 132.035 votos).

Pero las acusaciones de los paramilitares no se quedaron ahí, ya que a esta lista hay que agregarle el nombre de Daniel Rendón Herrera, alias “Don Mario”, el exjefe paramilitar y fundador de la banda criminal los Urabeños, quien en testimonio desde una cárcel de EE.UU. confesó que el líder del Centro Democrático sostenía reuniones con Carlos Castaño cuando era gobernador de Antioquia y que fue Álvaro Uribe quien dio la orden de asesinar a Vicente Castaño (ambos miembros fundadores de las AUC).

Lo más extraño en todos estos hechos y acusaciones es que parecen desvanecerse en el olvido de una coja e inoperante justicia colombiana puesta al servicio de los más poderosos.

Sin embargo, para entender el porqué de tantos señalamientos de los paramilitares hacía el “EX” presidente Álvaro Uribe debemos regresar a la tarde del martes 14 de junio de 1983, fecha en la que es asesinado su padre, Alberto Uribe Sierra. Según la versión de la familia el hecho fue perpetrado por el frente 36 de las Farc, lo que recientemente ha sido negado por ese grupo insurgente. De otro lado, también se han cuestionado las asociaciones personales y comerciales que durante gran parte de su vida tuvo el padre del Álvaro, así lo relata Fabio Castillo, escritor y periodista en su libro Los jinetes de la cocaína de 1987: “se dice que Alberto Uribe Sierra,  fue un reconocido narcotraficante, vinculado con el Clan de los Ochoa, fue detenido con fines de extradición a los Estados Unidos en 1982, pero gracias a las manipulaciones de Álvaro Uribe a través de Jesús Aristizabal Guevara, entonces Secretario de Gobierno de Medellín, logró que lo pusieran en libertad”. No olviden que “Los Ochoa” fueron los fundadores del cartel de Medellín. ¡Algo huele mal!

Además, en las instancias del poder político también generaba cierto rechazo, es así como Cecilia Lara Bonilla, hermana del asesinado exministro de justicia Rodrigo Lara Bonilla, padre del actual representante Rodrigo Lara (con posiciones tan diferentes, pero familia al fin), en una declaración hecha bajo la gravedad de juramento en 1984 y obtenida por el Nuevo Herald sugiere que el exministro consideraba que Uribe Sierra estaría vinculado con el mundo del narcotráfico pues se había descubierto un helicóptero de su propiedad en un gigantesco allanamiento a un laboratorio de procesamiento de cocaína al sur del país, en un lugar conocido como Tranquilandia. “Dijo que lo de Tranquilandia era muy grave y comprometía a gente muy importante de la política del país, que el helicóptero que habían cogido en Tranquilandia era del papá de Álvaro Uribe Vélez”. Fue entonces cuando me dijo, en ese momento: “La mafia ha entrado a todos los estamentos del país, no sólo a la política sino a la economía”. Recordemos que Tranquilandia fue el nombre con el que la policía identificó al complejo cocalero más grande desmantelado en Suramérica y que estaba en manos de una asociación criminal compuesta por Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha y Jorge Luis Ochoa Vásquez, si, el mismo del clan de los Ochoa amigo del padre de los Uribe Vélez. ¡El mundo es un pañuelo!

En ese operativo incautaron 15 toneladas de pasta de coca y 3 toneladas de cocaína procesada, así como dos avionetas y el helicóptero Huges 500 de matrícula colombiana HK 2704X de cuya empresa propietaria era también dueño Alberto Uribe Sierra. Aunque la familia siempre ha dicho que el helicóptero había sido vendido un par de meses antes. ¡A la gente hay que creerle! ¡Lástima que en el gobierno Uribe no hicieran gala de este criterio y terminaron espiando a todo el mundo a través del DAS en el conocido escándalo de las chuzadas!

Según estos hechos, el asesinato de Alberto Uribe Sierra estaría relacionado con un ajuste de cuentas, lo que hasta hoy aun deja muchas preguntas.

No es raro que Álvaro Uribe fuera un muchacho aventajado con acceso e influencias en altos círculos de la sociedad antioqueña, quien a los 28 años ya era director de la aeronáutica civil de donde se dice “otorgó el mayor número de licencias de vuelos a los carteles de la droga quienes le debían mucho por darles una mano en el negocio”, desde esos años y según se conoció oficialmente la CIA empieza a hacerle seguimientos,  gravísimo para alguien con una prominente carrera política, quien era descrito así: “el “asociado 82, Álvaro Uribe Vélez, es un político colombiano, senador y dedicado a la colaboración con el Cartel de Medellín en los altos niveles del gobierno. Su padre fue asesinado en Colombia por sus conexiones con narcotraficantes. Uribe ha trabajado para el Cartel de Medellín y es un amigo personal y cercano de Pablo Escobar Gaviria” (https://drive.google.com/file/d/0B4lHh510lrExVmZxZ3QwRFk5MUE/view ). Revelado por Yohir Akerman en El Espectador.

Sin embargo, el fantasma del narcotráfico seguía rondando su carrera, de hecho, las versiones reiteradas de que estaba vinculado con la mafia de los Ochoa llegaron a oídos del presidente de la época Belisario Betancur. Por eso cuando Uribe llegó a la alcaldía de Medellín en 1982, nombrado por el exgobernador de Antioquia Álvaro Villegas Moreno, solo estuvo allí durante 4 meses antes de renunciar, ya que el expresidente de la ANDI Fabio Echeverri afirmaba que tenía nexos con el cartel de Medellín. Sí, Echeverri, el mismo que se convirtió en su mano derecha para llegar a la presidencia, el mismo que promovió la modificación del artículo de la constitución que le permitió su reelección. ¡Cómo nos cambia la vida!

Posteriormente con su llegada a la gobernación de Antioquia, quizá y como dicen algunos “para desatar su furia contra los asesinos de su padre” (o al menos contra quienes él consideraba sus asesinos), se convirtió en  uno de los principales impulsores del decreto que creó las Asociaciones Comunitarias paralelas de Vigilancia Rural (Convivir) firmado por Rafael Pardo como ministro de defensa en 1994 ya a finales de la presidencia de Cesar Gaviria. Es aquí donde el pasado del gobernador de Antioquia y el presente del mandatario de los colombianos se encuentran abruptamente, pues las Convivir no solo fueron los laboratorios de la proliferación del paramilitarismo, sino sus principales financiadores amparados por el gobierno.

Es así como los paramilitares pasaron a ser representantes legales y miembros de estas organizaciones, les legalizaron la actividad que hacían en la clandestinidad, entonces además de cometer masacres pasaron a aparecer en documentos públicos así: Convivir Horizonte y Guaimaral, bajo la dirección de Salvatore Mancuso, Convivir Avive, donde estaba José Ignacio Roldan alias “Monoleche”, Convivir Nuevo Amanecer, donde uno de sus miembros fueron Rodrigo Pelufo alias “Cadena” y Francisco Javier Piedrahita, Convivir Arrayanes, del excomandante Juan Francisco Prada alias “Juancho Prada”, Convivir Siete Cueros y Convivir Guayacanes, del excomandante José María Barrera Ortiz alias “Chepe Barrera”, Convivir Papagayo, del excomandante Arnulfo Peñuela Marín y Raúl Hasbún Mendoza del eje bananero. Como lo ven, los más sanguinarios combatientes paramilitares esparcidos a lo largo y ancho del territorio nacional por cuenta de ese afán por controlar el narcotráfico. Esos mismos que abiertamente apoyaron a Uribe Vélez y que terminaron extraditados sin contar la verdad, sin someterse a la justicia colombiana ni reparar a sus víctimas en lo que pareció más una retaliación del gobierno con el afán de que se guardaran sus verdades, esas que estruendosamente apuntan a Uribe.

Por eso, cuando las madres de Soacha que lloraban a sus hijos asesinados en los trágicos hechos de los falsos positivos escucharon al expresidente Álvaro Uribe Vélez decir que “De seguro, esos muchachos no estaban recogiendo café” vieron como un manto sombrío se tendía sobre sus familias recordándonos a todos esa oscura historia del narcotráfico y el paramilitarismo en nuestro país, historia que hasta nuestros días aún sigue generando incertidumbre, preguntas y temores, mientas Álvaro Uribe se alista para lanzarse de nuevo al senado y poner un presidente que haga trizas los acuerdos de paz.

Hasta aquí solo develamos una parte de los archivos, señalamientos y noticias que en su momento levantaron polvareda, pero hoy solo son letra muerta, pues el expresidente Álvaro Uribe ha sido no solo un experto en mover sus influencias para adelantarse a las acusaciones y salir bien librado, saliéndoles al paso a sus contradictores quienes luego de una disputa quedan desprestigiados y otros con peor suerte por el sospechoso azar han terminado muertos a manos de sicarios al servicio de bandas criminales. Ese mismo día en que se transmitía la posesión del presidente Uribe también empezó la consolidación de un modelo guerrerista, de confrontación, mentiras, muertes y violación de derechos humanos como nunca se había visto en la historia de nuestro país, pues al parecer había llegado al palacio de Nariño una nueva clase de gobernante que no era legitimado ni por los partidos tradicionales ni por las familias de la clase dirigente, quienes ven en Uribe al peor de sus males, descrito con eufemismos para ni siquiera mencionar su nombre: “El señor de las sombras”, “El Asociado 82”, el que dividió al país entre el Sí y el No, “El innombrable”.

 

 

Documentos consultados y fuentes:

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-605402

http://www.semana.com/nacion/articulo/falso-positivo-de-soacha-condenas-de-hasta-52-anos/520904

http://www.semana.com/nacion/articulo/paramilitarismo-alvaro-uribe/359518-3

http://www.semana.com/nacion/articulo/por-que-alvaro-uribe-seria-investigado-por-paramilitarismo/445624-3

https://www.elespectador.com/noticias/judicial/los-crimenes-los-don-mario-involucro-alvaro-uribe-articulo-612964

http://web.registraduria.gov.co/2002PRP1/index.htm

https://www.elespectador.com/noticias/judicial/uribe-si-sabia-paramilitarismo-apoyo-su-campana-mancuso-articulo-369876

http://www.corteidh.or.cr/tablas/19273.pdf

https://cenic.jimdo.com/sociedad/lista-criminales-lesa-humanidad/alvaro-uribe-velez-clh/

https://www.las2orillas.co/las-convivir-se-volvieron-organizaciones-paramilitares/

https://www.elespectador.com/noticias/judicial/helicoptero-el-se-movilizaba-el-papa-de-alvaro-uribe-no-articulo-517434

https://www.las2orillas.co/la-maldicion-de-guacharacas/

http://argentinatoday.org/2016/10/13/padre-del-ex-presidente-colombiano-alvaro-uribe-era-un-reconocido-narcotraficante/

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1367359

https://www.elespectador.com/entretenimiento/unchatcon/ser-pobres-no-tenemos-el-derecho-vida-articulo-624421

 

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
40087

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Gaviria invita a expresidentes a alzar la voz contra Nicolás Maduro

Gaviria invita a expresidentes a alzar la voz contra Nicolás Maduro

Los 20 nombres que Uribe quiere que lleguen con él al Senado

Los 20 nombres que Uribe quiere que lleguen con él al Senado

¿La Fuerza Aérea Colombiana apoyando a Uribe en las elecciones?

¿La Fuerza Aérea Colombiana apoyando a Uribe en las elecciones?

Nota Ciudadana
Colección de frases y palabras del uribismo

Colección de frases y palabras del uribismo