Lalis, la matoneadora petrista que no aguanta el mismo bullying que ella hace

¿Por qué no pasa esto cuando es ella la que matonea? ¿por qué se arma todo este debate justo cuando se meten con una youtuber de izquierda?

Por: Germán Restrepo Vasquez
enero 23, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Lalis, la matoneadora petrista que no aguanta el mismo bullying que ella hace

Burlarse de una persona por su aspecto físico, nacionalidad, religión, orientación sexual o preferencias políticas es rechazable. En ese orden de ideas, está claro que matonear en redes sociales a una mujer por su peso es inaceptable. El episodio que se vivió en Twitter con la influencer Lalis, quien tiene orientación política de izquierda, armó toda una tormenta que la convirtió en tendencia número uno en dicha red social. Todo porque un usuario colgó una foto que le tomaron durante una marcha y la comparó con una de las selfies que monta en su cuenta de Instagram. De inmediato, Twitter se llenó de mensajes de solidaridad repudiando el matoneo y apoyando a la joven.

Sin embargo, una cosa llamó mi atención ¿por qué se generó todo este movimiento de apoyo justo cuando se meten con una tuitera de izquierda, y no cuando se meten con cualquier otra joven de las muchas que han sufrido esto? ¿por qué nadie dice nada cuando uribistas como Paloma Valencia o Natalia Bedoya son objeto de burlas? ¿por qué la misma comparación entre una selfie de Instagram y cualquier otra foto desfavorable de una joven no genera el mismo debate en redes sociales? Más aún, ¿por qué Lalis se victimiza de la forma en que lo está haciendo cuando solamente está recibiendo una dosis de su propia medicina?

A continuación una lista de trinos y pantallazos que dejan muy claro que la joven no se mide al momento de atacar o burlarse de otras personas tanto como por su aspecto físico como por su orientación política y hasta nacionalidad:

En ningún momento justifico el matoneo a una persona por su físico o por cualquier otra razón. Pero lo que sí me inquieta de este caso es que la afectada en cuestión no puede pretender respeto si ella misma no lo da. Además, tiene que saber que si quiere ser una voz de una ideología política como la que profesa debe estar preparada para este tipo de ataques, que aunque no tienen justificación, son previsibles. Cuando una persona está expuesta al público y defiende una ideología tiene que saber que eso tiene un precio. Eso es algo que saben todo tipo de personalidades públicas; desde políticos y periodistas hasta youtubers. Si uno quiere ser una voz que le hable a millones debe tener un poco más de pellejo para superar este tipo de incidentes. Si no es el caso entonces no se exponga al debate público de la manera en que lo hace y que desarrolle su vida de una manera menos pública. Si Gustavo Petro se afectara cada vez que lo comparan con un sapo, o que se meten con su vida privada, con seguridad no estaría donde está.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
70000

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes

"Merece una demanda por engañar caballeros" El bullying uribista a Lalis