La vacuna contra el coronavirus: un bien público global

Sobre el documento “La Gestión de Riesgo ante una Pandemia de Gripe” publicado por la OMS que fundamenta las medidas internacionales de respuesta ante una pandemia

Por: Gonzalo Arcila Ramírez
mayo 04, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La vacuna contra el coronavirus: un bien público global
Foto: OMS

En el año 2.017, la Organización Mundial de la Salud publicó un documento titulado “La Gestión de Riesgo ante una Pandemia de Gripe”. Se trata de una guía orientada a “…fundamentar y armonizar las medidas nacionales e internacionales de preparación y respuesta ante una pandemia.” La guía sintetizaba las experiencias con el virus A(H1N1) en el año 2.009 y decía explícitamente que buscaba superar las anteriores consideradas “demasiado rígidas”.

El documento se elaboró con el propósito de crear las condiciones institucionales, normativas y regulativas de la sociedad global para enfrentar un riesgo que se consideraba inevitable y por eso advertía: “…el mundo está mal preparado para responder a una pandemia grave de gripe o a cualquier emergencia de salud pública que represente una amenaza semejante de alcance global.”

La actual pandemia, en sentido estricto, no tomó por sorpresa a la comunidad médica y científica ni a las autoridades estatales encargadas de las políticas públicas de salud. Se trataba de un acontecimiento esperado. La Organización Mundial de la Salud, ha tratado de influir para mitigar el daño que la imprevisión ya produjo.

En Colombia, antes del coronavirus, era ya un hecho la existencia de la epidemia del dengue y la incompetencia del sistema de salud para enfrentarlo. Con el título: “Dengue: pobreza y crisis del sistema de salud”, la epidemióloga Angélica Rojas Bárcenas y el médico, doctor en salud pública Mauricio Torres Tovar, mostraron el sinsentido de lo que estaba sucediendo.

La conclusión a la que llegaron, da cuenta del sentimiento de impotencia de quienes pudiendo obrar, se encuentran atrapados en un sistema de salud que no puede enfrentar esos retos y una Sociedad y un Estado rebasados por los hechos. Leamos: “Como si el tiempo no transcurriera, como si fuera una novedad, el dengue de nuevo es noticia en Colombia, noticia de enfermedad y muerte, de ausencia de una política pública que erradique las causas que propician su reincidencia y multiplicación.”[1]

La pandemia global, aunque anunciada, está demostrando que el actual modo de funcionamiento de la sociedad humana es inviable. En China donde se originó, el Estado dirigido por el partido comunista chino intentó minimizar el hecho. Hoy se puede afirmar que hubo una rectificación que les ha permitido tener un control relativo de la pandemia en su territorio. El virus (COVID-19) se fue expandiendo por todo el continente Euroasiático poniendo en evidencia la incompetencia de los diferentes Estados para enfrentarla. Ahora la pandemia es una experiencia común de quienes habitamos el planeta tierra.

Las medidas que los epidemiólogos habían recomendado en el documento publicado por la OMS, se están aplicando a destiempo y sin coordinación. La incertidumbre que crea de por sí una pandemia, se acrecienta por esa falta de coordinación global: se están dilapidando recursos y se está perdiendo tiempo precioso. Las previsiones cronológicas acerca de la superación de la pandemia resultan inciertas aumentando el desasosiego. La tragedia humana en curso, se agrava con los cálculos mezquinos e irracionales de dirigentes como el actual presidente de los Estados Unidos.

Trump, en sus ruedas de prensa diarias, viene creando obstáculos a la incipiente tarea de coordinación global que intenta la OMS. En un acto delirante decidió quitarle los recursos que el gobierno de los Estados Unidos, en su condición de Estado fundador de la Organización de Naciones Unidas y de sus Organizaciones Especificas como la OMS, está obligado a girarle para el cumplimiento de sus deberes.

Estas decisiones agravan el manejo ya precario de una pandemia cuyo despliegue es imprevisible. Los epidemiólogos tratan de alertar acerca de esta situación, pero sus juicios, evaluaciones y recomendaciones son tenidas en cuenta sólo de manera parcial. Ese estado de cosas aumenta la confusión ya existente en la población y aplaza el tratamiento global del problema.  Pero la solución sólo se alcanzará cuando la comunidad científica logre la vacuna contra el virus y se pueda producir para su aplicación universal.

Esta tarea requiere premisas de política pública global que sólo la ONU y la OMS pueden coordinar. La definición misma de la vacuna como bien público global, plantea asuntos legales específicos que solo se pueden asumir desde una voluntad humanista que no existe en gerentes y accionistas de las grandes empresas farmacéuticas. La posibilidad de una aplicación discriminatoria de la vacuna, es real, aunque absurda. Si nos ocupamos de Colombia, qué expectativa racional se puede tener cuando el presidente Duque informa que habló con el presidente Trump y que éste reconoce al gobierno colombiano y a su presidente como un aliado estratégico en el manejo de la pandemia.

Estamos, pues, ante hechos de extrema gravedad que requieren transformaciones sociales y políticas acordes con esa extrema gravedad. Hemos insistido en la necesidad de buscar un acuerdo de sociedad para un gobierno de transición. Esa es una opción. Pero hay que estar dispuestos a buscar otras opciones para enfrentar el actual reto que a la supervivencia de la humanidad le ha impuesto la actual pandemia.

 

[1] Periódico Desde Abajo. Febrero-Marzo de 2.020, pag 2.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana

"Me sacaron $5 millones de mi cuenta y Davivienda no responde"

Nota Ciudadana
Video: El discurso de odio de Carlos Antonio Velez

Video: El discurso de odio de Carlos Antonio Velez

Listo El Dorado para empezar a operar

Listo El Dorado para empezar a operar

Nota Ciudadana
Contagio, la película estrenada en 2011 que predijo el COVID-19

Contagio, la película estrenada en 2011 que predijo el COVID-19