La Selección Colombia no merece ir al Mundial de Rusia 2018

"No lo merecemos, no tenemos talla ni siquiera para volver a clasificar a un quinto partido"

Por: José Alexander Mendoza Pinzón
septiembre 06, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La Selección Colombia no merece ir al Mundial de Rusia 2018
Foto: EFE

A lo largo de mis casi treinta años he alentado con el corazón de niño a la Selección Colombia, desde la época del Pibe Valderrama, Freddy Rincón, Faustino Asprilla entre otros. Lloré desconsolado por la eliminación en Francia 98 (como todo niño, cuando te frustras por no conseguir lo que deseas), recuerdo que en mi época arrancaba una hoja de papel y hacía jugadores con camisetas de selecciones de fútbol (sobre todo de Sudamérica) y me ponía a jugar a las eliminatorias para distraerme y olvidarme de los problemas que tenían mis papás. Colombia siempre estaba clasificada, porque mi corazón me lo dicta por el sentimiento patrio, aun así cuando nuestra selección de carne y hueso de la época de la Copa América del 2001 no nos daba ninguna satisfacción. Pasó el tiempo y dejé a un lado los muñequitos de papel para volverme poco a poco en un animal desbocado por mi Selección Colombia. Comencé a maldecir a Argentina, Uruguay, Chile, Ecuador y hasta Venezuela porque clasificaron al mundial o nos complicó la vida (como ahora), pero con el tiempo pensé que siempre nos hacía falta el centavo para el peso por las limitaciones futbolísticas (algo que tenemos ahora).

Después de tanto maldecir, llega un argentino y nos devuelve la ilusión e identidad. Le ganamos a rivales que en alguna eliminatoria nos tenían de hijos como Uruguay, Chile y Paraguay; le empatamos a Argentina y con 30 puntos fuimos al mundial que se organizaba en un país cercano al nuestro. Claro, fuimos sin estar presente Brasil en esa eliminatoria. ¡Vaya ventaja! Hasta siento que me han engañado, pero la historia está escrita, no hay nada que pueda hacer para cambiarla. Llegamos al mundial, ganamos la fase de grupos y eliminamos a Uruguay (sin Luis Suárez), Brasil nos aterrizó de una manera contundente, pero a la vez polémica y ya. Días después a esa selección la reciben con bombos y platillos, al ritmo de “ras tas tas”. Esa selección nos hizo sentir orgullosos. Ese día me puse a pensar en qué era lo que iba a venir a corto y mediano plazo si se iba Pekerman, si se cambiaba de sede, si se iban los jugadores. Al año después llegó la Copa América en Chile y al saber que nos tocaba con Venezuela, me volví a convertir en ese animal desbocado, pisoteando al rival con palabras. Sin embargo, el resultado fue adverso porque no se tuvo la iniciativa ofensiva, nos bloquearon y con argumentos nos ganaron. Luego llegó Brasil, se ganó y se terminó sufriendo, pero llegó Perú y Argentina y jamás se encontró la fórmula para generar peligro y el resultado fue cero goles y eliminados. ¿Merecido? Sí.

Ahora después de ilusiones y de tanto jugar al hincha desbocado, llegó el momento de analizar y a la vez de ser conscientes de las formas cómo se consiguen o no los resultados, con la ilusión de volver a ver a mi selección de nueva cuenta en el mundial. En esta eliminatoria con lo apretada que está, me pongo a pensar en que dejamos de marcar, en que dejamos de definir, en que no tenemos juego colectivo, en que nos convertimos Ospino-James dependientes y de eso no se trata el fútbol. Además de eso, no pudimos ni con Brasil, ni con Argentina, ni con Chile, ni con Uruguay. Pero si veo a Perú, está en el mundial por ganarle a uno de los cuatro rivales que no pudimos ganarles; Uruguay está en el mundial por ganarle a uno de los tres rivales restantes; Argentina, con lo mal que está, le gano a dos de los tres rivales restantes; hasta Paraguay y Ecuador han hecho sus proezas en Argentina y aun así están fuera del mundial. ¿Injusto? Tal vez, pero como hincha incondicional de la selección y para el bien del fútbol colombiano lo mejor que nos puede pasar es no clasificar a Rusia 2018. No lo merecemos, no tenemos talla ni siquiera para volver a clasificar a un quinto partido. En resumidas cuentas NO quiero que vayan al mundial.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
4948

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Stefan Medina encabeza el Top 10 de los peores jugadores que han estado en la Selección Colombia

Stefan Medina encabeza el Top 10 de los peores jugadores que han estado en la Selección Colombia

La farra desbocada que acabó con la carrera de Pablo Armero

La farra desbocada que acabó con la carrera de Pablo Armero

El viaje definitivo de la Selección Colombia al Mundial de Rusia

El viaje definitivo de la Selección Colombia al Mundial de Rusia

Nota Ciudadana
Falcao es un hombre, James apenas un niño

Falcao es un hombre, James apenas un niño