La secta donde se formó Julian Assange

A los 8 años tras el divorcio de sus padres, su mamá lo metió en la Gran hermandad blanca donde se obsesionó con la idea de convertirse en un ser superior

Por:
Abril 15, 2019
La secta donde se formó Julian Assange

Tenía siete años cuando la vida empezó a mostrarle su lado más oscuro. Sus papás acababan de separarse. Su mamá, Christine Ann Assange se enamoró del músico Leif Meynell, miembro activo de la Gran Hermandad Blanca, un culto mejor conocido como La Familia. Convencido de que el mundo se aprestaba a su final, al Armaggedón, la líder de la secta, Anne Hamilton-Byrne, profesora de yoga carismática, creía que los niños que pertenecían a ella repoblarían el mundo. Por eso los sometían a un entrenamiento inhumano e incluso experimentaban con drogas. Estaba convencida de que pertenecerían a una raza maestra.

Su mamá se arrepintió toda la vida de lo que hizo. El músico los llevó a vivir a una comuna hippie y empezó poco a poco a maltratarlos. Desde esa época es el insomnio que no lo dejó dormir en los últimos siete años que estuvo recluido en la Embajada de Ecuador en Londres.

Assange tenía ocho años cuando le pintaron el pelo completamente de blanco y lo sometían a largos ayunos que lo dejaron literalmente en los huesos. Además, lo obligaban a tomar severas dosis de LSD. Uno de los credos de la secta era la libertad sexual, por eso es altamente probable que Assange haya sufrido abusos en esa época.

Un día Christine abrió los ojos y se dio cuenta que la Familia era una locura. Salieron del campamento para escapar de Leif y no volver a Magnetic Island, el pueblo australiano donde estaba la secta, el grupo se parecía a cualquier comuna hippie de finales de los setenta. Descubrieron la verdad, Leif era el hijo de la creadora de la secta y tenía como fin último quedarse con Julian y su hermano Robert, entregárselos a mamá Anne y convertirlos en miembro de esta raza especial. Escaparon una mañana de 1979 y, en un periplo de cinco años, vivieron en 40 ciudades diferente y lo matricularon en 37 escuelas. Leif los perseguía por todo el continente. Desde esa época se generó en él su proclividad para la paranoia.

En 1987, cuando Julian tenía 16 años, lograron establecerse en Melbourne. Desde esa época ya no tendría jamás su natural cabello rubio, ahora siempre lo tendría blanco. Nunca contaría la verdad, siempre daría una versión diferente del origen de su color de pelo. Ahí, en Melbourne, Assange, quien se acostumbró desde muy pequeño a comunicarse con su madre y su hermano a través de códigos, tenía en su disco duro la naturaleza de un hacker. Ese año su mamá le compró su primer computador, un Commodore 64. En ese año, cuando Internet era tan sólo un proyecto del gobierno de los Estados Unidos, logró conectar su computador a un módem. En la incipiente red era conocido con el nombre de Mendax. Era un hacker poderoso. Formó un grupo llamado International Subversives, dentro de sus objetivos estuvieron los poderosos Citibank, Motorola, Panasonic, Xerox, la US Navy.

El Hacker más famoso del mundo encontró su motivación por los traumas de un padrastro que, de niño, lo quería convertir en un instrumento más de su secta. La relación con su mamá siempre ha sido complicada. Nunca lo visitó un solo día mientras estuvo refugiado en la embajada ecuatoriana, pero ahora se queja de la manera con la que ha sido tratado por la policía inglesa y, a sus 73 años, sufre porque Julian Assange no sea extraditado a Estados Unidos donde podría ser condenado a muerte. La extraña historia familiar explica muchas cosas del comportamiento de este personaje, que por decir lo menos, es alguien muy especial.

-Publicidad-
0
29777
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La última derrota de Julian Assange

La última derrota de Julian Assange

Al presidente Correa se le llenó la copa con el tema de Assange

Al presidente Correa se le llenó la copa con el tema de Assange

Las pruebas del abogado íntimo de Trump con las que lo quiere hundir

Las pruebas del abogado íntimo de Trump con las que lo quiere hundir

“No le disparen al mensajero por revelar verdades incómodas”

“No le disparen al mensajero por revelar verdades incómodas”