¡La resiliencia potencia la felicidad!

No cabe duda de que buena parte de ese optimismo con el que empezamos el 2021 se origina en la resiliencia que desarrollamos el año pasado

Por: Gildardo Galindo Ramírez
enero 22, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡La resiliencia potencia la felicidad!
Foto: Pixabay

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona de adaptarse para superar circunstancias traumáticas como: la muerte de un ser querido, un accidente, la discriminación, los abusos de toda índole, etc., alcanzando resultados positivos frente a cualquier de estas situaciones adversas. En un principio se consideró como una condición innata de cada ser humano, para luego pasar a tener un enfoque multifactorial, teniendo en cuenta aspectos familiares, comunitarios y culturales. Los cuales a su vez se asociaron con tres clases de modelos que la explican con más claridad: uno compensatorio, otro de protección y uno final de desafío. ​Por tanto la entereza, término acuñado por mucho tiempo, pasó a dar paso en este siglo a darle el protagonismo a la resiliencia, vocablo que empezó a emplearse con mayor frecuencia, al punto de adquirir una connotación mayúscula, hasta llegar a considerarse que: "la resiliencia potencia la felicidad".

En los últimos días empezamos a escuchar de muchas personas, algunos de ellos muy famosos, que este año que culminó había sido el peor de sus vidas, el más nefasto, el más cruel, y que anhelaban con ansias su culminación lo más pronto posible para dar paso a una nueva historia, sin llegar a comprender todas las cosas maravillosas que surgieron en medio de la adversidad. Solo basta con llamar la atención sobre como la crisis produjo una invaluable cercanía con nuestras familias, ni qué decir el de establecer contacto, así fuera aprovechando nuestros precarios o excelsos conocimientos en tecnología con los mejores amigos de antaño, y sentir de nuevo que ese afecto y la camaradería de otrora, seguían intactos, y que pasara lo que pasara siempre seguirían siendo nuestros parceros. La solidaridad que se vio reflejada al ser partícipe de múltiples ayudas a amigos o vecinos cercanos, afloró sin necesidad de tener algo programado. El teletrabajo también demostró que cuando se trata de reinventarnos nuestro cerebro plástico no tiene dificultad para adaptarse. Los emprendimientos marcaron un hito en la historia del país, a pesar de que muchas empresas sufrieron los embates del confinamiento, otras más mostraron su capacidad de innovación y adaptabilidad. También hubo tiempo como nunca para leer, escribir, ver películas de cine, cocinar, sembrar plantas y tantas otras actividades que por años soñábamos realizar y por el bendito “falta de tiempo” se aplazaban sin misericordia.

Ahora que empezamos un nuevo año, con el pecho henchido de motivación y la mente puesta en un futuro promisorio, no cabe duda que buena parte de ese optimismo se origina en la resiliencia que tuvimos en el pasado, y está en cada uno de nosotros enaltecerla y hacerla valer cada día. No obstante, conocer su significado no garantiza de por sí el éxito y la felicidad, debemos tener disciplina y compromiso para lograr nuestras metas. Recuerden que la suerte no existe y los logros alcanzados corresponden a cientos de actividades previas que hemos realizado con excelencia, dedicación y honestidad.

-.
0
300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Resiliencia a la colombiana

Resiliencia a la colombiana

Ser positivo en un mundo convulsionado

Ser positivo en un mundo convulsionado

Fábula del sistema de salud y felicidad

¿La felicidad es posible a través del yoga?

¿La felicidad es posible a través del yoga?