La reputación online colombiana

“La ética, asumida intelectualmente, pero también de una manera vital, es la clave del desarrollo sano y promisorio de una sociedad”.

Por: LUIS FELIPE VÁSQUEZ ALDANA
Enero 08, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La reputación online colombiana

La reputación online, es el nuevo elemento en la creación de valor de las empresas, marcas y perfiles profesionales. Sin embargo, no salvaguardarla conlleva a un destino escabroso.
Para nadie es un secreto que las palabras digital, virtual y online han producido un alto en la historia tal como lo hizo la imprenta en tiempos de Gutenberg o las primeras revoluciones industriales. Así, como en el invento de la tipografía, se cambió las formas convencionales de comunicarnos y de consumir medios de comunicación y al igual que la revolución industrial, hubo una revuelta en la economía de mercado. De todo esto, el aspecto que menos se escapa en tiempos digitales es la reputación. La reputación, sea cual fuere, corporativa, de marca o de un profesional, es la percepción que se tiene desde el exterior sobre los atributos o cualidades de la empresa/producto/marca/ persona.
Para el caso de las empresas de productos y servicios el exterior es quien valora su imagen en calidad, satisfacción, atención al cliente; políticas laborales, innovación, resultados financieros y su organización. En este sentido, en lo respecta a reputación online corporativa, la tecnología digital hace que el exterior no solo perciba, sino que examine de forma más resuelta y opine e ilustre su experiencia en redes sociales, webs y blogs. Si la experiencia es negativa viene con ello, el destino escabroso, la mala reputación.
En escenarios globalizados, a diferencia del pasado donde solo los medios de comunicación eran patronos feudales de contenido en términos de información y publicidad de mensajería conativa, las redes sociales son sin filtro ni edición y con la gravedad apocalíptica de lo viral. La viralidad online negativa de un producto o marca actúa como la última plaga, pues la percepción la otorga un mercado que hoy por hoy consume, en suma, redes sociales. Y que, en conclusión, según los expertos, reemplazarán del todo a los medios masivos convencionales. Si esta aseveración le parece exagerada al lector, hágase esta pregunta: ¿Dónde está el directorio de paginas amarillas que estaba bajo el teléfono fijo? Caso contario es la publicidad que, como todo virus, solo cambia de huésped.
Para el caso de la reputación del profesional o empleado colombiano la legislación laboral lo protege de quien recibió sus servicios. En una ponencia, hace algunos años, el Magistrado Eduardo López Villegas, señaló: “…Ciertamente, nuestra legislación laboral, en el numeral 8 artículo 59 del Código Sustantivo del Trabajo, es categórica al prohibir cualquier manifestación de lista negra laboral, toda práctica empresarial que por cualquier medio conduzca al señalamiento de quienes fueron sus trabajadores con el propósito de obstaculizar o excluirlos del mercado laboral, por cuanto la trasgresión se constituye en la violación de los derechos fundamentales del trabajo, al buen nombre…”. En este sentido un empleador, al dar malas referencias, incurriría en al menos dos transgresiones que por lo general, evita. No obstante, en Colombia esta parte de la ley es quizás burlada, pues es sabido que las malas referencias no se dan de frente, o sea de empleador al reclutador que consulta sino más bien por debajo, tiradas como perlas o fábulas de coctel, en segregaciones de lobby, una llamada de disociación o por WhatsApp.
Es indispensable que las personas interesadas en emplearse o en prestar servicios, así como lo hacen las marcas y empresas de hoy, gestionen su reputación online. El universo virtual asimismo tiene una lista negra, dado que de nada sirve que un empleador dé o no malas referencias si este personaje está viviendo un bacanal perenne en Facebook, un culto a Baco en Instagram, expresándose de forma poco adecuada en sus comentarios en Twitter y con un post pasional de futbol en LinkedIn. Para gestionar su reputación online, debe proponérselo de forma planificada e iniciar un nuevo dialogo diferencial con sus contactos en propiciación de una interacción positiva.

Los expertos en optimización de la reputación online recomiendan la transparencia, la sinceridad, humildad y naturalidad como atributos que nos permiten tener una imagen reputada en la sociedad. Sin embargo, algunos pueden caer en el fausto de sus redes en el entendido que en Colombia cuando la reputación financiera es positiva con Sifin y Datacrédito esto conlleva a un fenómeno socioeconómico llamado “democratización del lujo” que es otra macabra burbuja financiera. Es aquí, donde productos y servicios suntuosos se hacen de fácil acceso a un público masivo que no demora en publicarlo en sus redes sociales de forma pomposa, sin ser la consecuencia lógica de su rol profesional adquirido o su verdadero estatus adscrito.
Finalmente, cuando hablamos de las reputaciones y no las propias de la voz del escritor Juan Gabriel Vásquez, sino las online de profesionales, marcas y empresas, los expertos en marketing nos indican que la diferenciación optima está en los valores proyectados. Y esto, en palabras del intelectual Jesús Ferro Bayona, sería así: “La ética, asumida intelectualmente, pero también de una manera vital, es la clave del desarrollo sano y promisorio de una sociedad”.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
493

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Comisión accidental, literalmente

Caricatura: Comisión accidental, literalmente

Nota Ciudadana
Aunque la Corte Constitucional se zafó del chicharrón de la JEP, todavía tiene que dar explicaciones

Aunque la Corte Constitucional se zafó del chicharrón de la JEP, todavía tiene que dar explicaciones

Nota Ciudadana
La importancia de la acreditación de la Universidad del Tolima

La importancia de la acreditación de la Universidad del Tolima

Nota Ciudadana
Como feminista les pido a las mujeres que vuelvan al hogar

Como feminista les pido a las mujeres que vuelvan al hogar