La rebanada venal del presupuesto nacional

350 billones es el presupuesto. Si no hubiera gastos administrativos, deuda externa ni inversión, a cada familia le corresponderían 28M. Así se reparte la torta

Por: CÉSAR CURVELO
febrero 04, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La rebanada venal del presupuesto nacional
Foto: Pixabay

350.000.000.000.000 de pesos es la cifra del presupuesto de Colombia en este 2022. Son 350 billones, con b de burro, o sea millones de millones.

Si no hubiera gastos administrativos, ni pagos a deuda externa, ni inversión estatal, a cada familia del país se le podría entregar un cheque con la suma de 28M ―millones de pesos― por este año. Algo así como el doble del ingreso anual que recibe un trabajador que devengue el “millonario” salario mínimo. 28M es el resultado o cociente de la operación dividendo (presupuesto=350 billones) fraccionado por el divisor (familias=12.5 millones). Se puede verificar el cálculo de esta simple división.

Tú dirás que algo de esos 28M debería ser entregada, en calidad digamos que de renta básica, a tu familia, suponiendo que seas de estrato social uno, dos o tres. O incluso cuatro. Pero más bien bajémonos de la nube de 20.000 metros de altura y pongamos los pies sobre la tierra: no hay tal repartición. No puede ser verdad tanta belleza.

Voy a esbozar una apretada síntesis económica del presupuesto nacional. Los datos numéricos presentados a continuación van en devaluados pesos colombianos. Sin más preámbulos, aquí vamos.

Un presupuesto consta de ingresos o entradas, por una parte, y por otra de egresos o salidas. Veamos primero los egresos:

209 billones, tres quintas partes de la torta, van a funcionamiento: pagos a personal oficial o público, y mantenimiento de instalaciones de Ejército, Armada, Fuerza Aérea, Policía, Esmad, Inpec, Fiscalía, Casa de Nariño, 18 ministerios, Congreso ―Senado y Cámara―, Procuraduría, Contraloría, Defensoría del Pueblo, embajadas y consulados, colegios y universidades estatales, jubilados Colpensiones, poder judicial, posiblemente pagos ocasionados por demandas perdidas por el Estado, hospitales públicos y aportes relacionados a este rubro que se envían a departamentos, distritos y municipios y a toda clase de instituciones del nivel central.

72 billones del pastel, un quinto fragmento, van para abonos a la abultada deuda externa, casi la mitad en intereses usureros. Este débito a la banca internacional es un verdadero pozo sin fondo.

Y 69 billones de la gran tarta, el restante quinto pedazo, van a la anhelada inversión, de la que llegan migajas a las clases populares. Por regla general selectivas, politiqueramente hablando.

Suma aproximada de egresos, como ya dije, de 350 billones de pesos, que se repartirán dos gobiernos. Uno, el del actual régimen neoliberal salvaje, que goza de la ventaja de haber llegado primero a la olla para darse un banquete con las presas más carnudas y el bastimento de la sopa. Mejor dicho, con la prelación de gastar y malgastar en la feria de contratos hasta el 6 de agosto. La segunda administración del año será la del nuevo presidente, quien puede volverse loco-tirando-piedra raspando la pelada olla desde el 7 de agosto hasta final de año.

¿De dónde proviene la plata? Veamos los ingresos:

181 billones los aportará la Dian si cumple con las metas de recaudo. Incluye los impuestos que pagas cada vez te refrescas con una fría, mercas en la tienda, el supermercado o la plaza, o compras electros, muebles, celular, materiales de construcción, etc. Si el producto está gravado con IVA, se dice que pagas impuesto de forma directa.

Si no tiene impuesto a las ventas, entonces aportas tributo a la renta de manera indirecta. Te explico: todo empresa paga renta, o sea tributo por sus ganancias. Las ganancias salen de... nuestros bolsillos.

Quiero decir, mi gente mestiza-moreno-caucásica del PP, nosotros pagamos indirectamente el imporrenta de las empresas. Estos son los recursos mayoritarios, en cierta medida fáciles de recoger. Por esto es que se presentan las famosas reformas tributarias incrementado tasas de IVA, ampliando la lista de bienes y servicios gravados y aumentando la base gravable de personas naturales. Ya vendrá una próxima. Otra más. Y otra. Y quizás otras protestas.

150 billones serían recursos de capital: más y más deuda externa del FMI y sus secuaces. Se tapa un hueco abriendo otro.

19 billones vienen de fondos especiales y rentas parafiscales: exportación de petróleo, carbón, oro, etcétera. Y pare de contar en cuanto a dulces entradas.

Total de ingresos: 350 billones. Vale repetir esto de billones a ver si nos pellizcamos y tenemos algo de dignidad y sentido de pertenencia, puesto que hay algo de ese presupuesto nacional que es nuestro y que algunos pocos se apropian para comprar votos de tarambanas en los domingos electorales que se avecinan, irresponsables que venden sus conciencias por sucias monedas, pasteles, ajiacas, tamales, botellas de ron, sobres de maracachafa, etcétera.

Como ves, el presupuesto nacional tiene su lado corrupto.

En maquiavélicos, secretos y demoníacos trasfondos de los laberintos burocráticos se juegan las movidas multimillonarias. Vigilar los fondos públicos es tarea compleja, peligrosa y difícil. En un parpadeo, avivatos se pueden pasar los controles por la faja, saltar como ogros voraces sobre el erario y volar cual vampiros con suculentos botines a paraísos fiscales. Te abrevio: en el presupuesto nacional están las jugosas ganancias de los contratistas del Estado y las voluminosas coimas concretadas a través de cabildeos, lobbys, encerronas, toques de oído con metálicos sonidos monetarios, reuniones para acordar el miti-miti, pases de gruesos sobres de manila por debajo de la mesa, etcétera.

Así que ¡ojo, como dice el gorgojo: ve muy bien por quiénes vas a votar! El horno no está para hervir los bollos. El palo no está para cucharas. El bolígrafo que te presta un jurado de votación no está para marcar garcas.

-.
0
300
Así aprenden chino los niños de los barrios más pobres de Bogotá

Así aprenden chino los niños de los barrios más pobres de Bogotá

El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

La angustiante espera en Colombia de la esposa de Javier Hernández Bonnet

La angustiante espera en Colombia de la esposa de Javier Hernández Bonnet

Los contratos del cuñado de Claudia López con la alcaldía de Bogotá

Los contratos del cuñado de Claudia López con la alcaldía de Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus