Opinión

La realidad clandestina

ArtBo no llenó las expectativas capitalinas pero las galerías -que siguen abiertas-, los galeristas y sus artistas representativos la salvaron

Por:
octubre 09, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La realidad clandestina
Santiago Cárdenas y sus pizarrones en la galeróa de León Tovar

La vida sigue y pasó el escándalo de Artbo pero quedaron las galerías de Bogotá que hicieron posible el milagro. Un grupo de profesionales con público restringido mantuvieron sus puertas abiertas. Lo nacional no existió, mucho menos lo internacional. Se concretó un esfuerzo, y salió adelante lo posible, ¡después de tanto ruido mediático! Hubiera sido mejor referirse en lo posible -dentro de las circunstancias específicas- y no perfilar la feria internacional como un evento con únicas proporciones. Que siempre deja el sabor amargo de lo inconcluso o lo torpe.

Dentro de las actividades, se utilizó el mismo material de los programas anteriores. Todo el material gráfico no necesitaba ni diagramación. Se manejó el mismo sistema de transporte de la Cámara de Comercio en todas sus actividades y que utiliza en los ArtBo-Fin de semana como un incentivo. Lo que corresponde a parte organizativa, hasta la web sigue tan incompleta. Ya nada importa si el evento ya se consumó. Pero cada galería, continúa con su exposición. Un esfuerzo con otros destinos más amplios, exigentes y comprometidos.

Dentro de las galerías que participaron, la neoyorquina del colombiano León Tovar, que siempre ha mostrado lo mejor de la feria, casi siempre con artistas internacionales de largo alcance. En esta oportunidad no se quedó corto presentando los pizarrones de Santiago Cárdenas.

 

Este trabajo comenzó en 1975: AEIOU.  En él plasma un fragmento de su memoria del ambiente escolar norteamericano. Cada aula tiene esa referencia unilateral. Este espacio frontal de dos dimensiones crea la impresión de que lo real no existe y la profundidad es una mentira. Por eso es importante que la carga visual salga de la superficie pictórica. El fondo sellado es una actitud completamente abstracta y después le sigue la idea escrita del concepto. Argumento que va a utilizar con posterioridad.

La idea de la odalisca está sintetizada en una forma matissiana que interpreta en la figura un movimiento. Acá aparece la pregunta: ¿son parecidas a las pizarras de Cy Twombly? Ellas plantean esta inquietud simultáneamente y la diferencia radica en que mientras el artista norteamericano quería pintar una pizarra con toda la carga de la abstracción, Santiago Cárdenas las quería representar como un hecho real. La referencia era el objeto mismo de su pintura.

 

Pizarrón, 1977. Tríptico (de arriba abajo; izquierdo, central, derecho)

En las pizarras que siguen - como la Figura con tiza, de 1986- aparece la sensación misma de la tiza y la manera como aparece la luz desde adentro. Pinta dibujando y dibuja pintando. Desvanece la línea mientras produce una atmósfera. Crea la ilusión de la distancia y de la mentira.

 

 

-.
0
500
El encanto de Camila Fabri al servicio de la causa de la liberación de su marido Alex Saab

El encanto de Camila Fabri al servicio de la causa de la liberación de su marido Alex Saab

La disparada de las tiendas Oxxo en Colombia

La disparada de las tiendas Oxxo en Colombia

El K-Fir que se gozó Petro, lleva casi 30 años volando

El K-Fir que se gozó Petro, lleva casi 30 años volando

Las crías de los hipopótamos de Pablo Escobar ahora a la venta

Las crías de los hipopótamos de Pablo Escobar ahora a la venta

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus