Opinión

La rabia de los jóvenes en Barcelona, La Habana, Santiago, Bogotá

El asunto no es doctrinario, los jóvenes se toman las calles sin pedir permiso a políticos u organizaciones sindicales, porque no tienen futuro, están desempleados o trabajando en condiciones precarias

Por:
marzo 01, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La rabia de los jóvenes en Barcelona, La Habana, Santiago, Bogotá
Los jóvenes colombianos salieron a protestar pacíficamente en el paro nacional del 21N el año pasado, hoy su desempleo ronda el 25 %

Los jóvenes están acumulando rabia. Aquí, en España, en Chile, en Cuba, en muchas partes. Pobreza y ausencia crónica de futuro en la isla; desempleo brutal, malos salarios, incertidumbre, inequidad, agravados por la pandemia, en países como Colombia o Chile, aunque también en España, en donde los jóvenes han estado atascados en la angustia de la desocupación desde la crisis financiera del 2008.

El 9 y 10 de septiembre del año pasado, a raíz de la muerte del abogado de 43 años Javier Ordóñez, víctima de brutalidad policial, hubo manifestaciones de jóvenes en Bogotá y varias ciudades colombianas. Aunque la inmensa mayoría salió a protestar en forma pacífica, hubo actos de vandalismo. El saldo fue de trece personas muertas y centenares de heridos, incluidos policías y manifestantes.

Los jóvenes ya habían salido a manifestar el 21 de noviembre del 2019, día del paro nacional convocado por las centrales obreras y varios sindicatos. Salieron masivamente, en forma pacífica, desbordando a los organizadores. La pandemia ha enfriado, por ahora, el movimiento. Las cifras que, mes a mes, publica el Dane, explican en parte el fenómeno:  el desempleo en los jóvenes ronda el 25 %.

Las protestas de Chile en octubre de 2019 fueron motivadas por el alza en las tarifas del transporte. Estudiantes salieron a protestar con la consigna de evadir el pago en el metro. Manifestaciones que se extendieron a todo el país y que dieron lugar a lo que se ha llamado el “estallido social” con los saldos conocidos, incluido el referendo de octubre pasado en el que 78 % de los votantes aprobó que se redacte una nueva constitución.

En Barcelona, la detención de un rapero, Pablo Rivadullo Duró, cuyo nombre artístico es Pablo Hasél, hace dos semanas, ha desatado una oleada de manifestaciones no solo en Cataluña sino en Madrid y otras ciudades españolas. Protestas pacíficas que piden la libertad de Hasél y que también han desembocado en actos violentos propiciados por unos pocos. Fue detenido por apología al terrorismo y por insultar la monarquía que, al menos en lo que toca al exrey Juan Carlos, no está exenta de actos de corrupción. La detención de Hasél es el motivo para que los jóvenes salgan a las calles a manifestar el descontento acumulado en años de desempleo e incertidumbre.

_______________________________________________________________________________

En Cuba, una pieza musical de cuatro minutos ´Patria y Vida´, publicada en youtube el 16F, hace historia con el mensaje de jóvenes que denuncian el régimen cubano sin ambigüedades

_______________________________________________________________________________

En Cuba, un país al que internet llegó tarde, una pieza musical de cuatro minutos de duración publicada en youtube el 16 de febrero pasado, está haciendo historia porque lleva el mensaje de jóvenes que denuncian el régimen cubano sin ambigüedades. Tiene ya 2.6 millones de visitas en  youtube. Se llama Patria y Vida. Algunas frases: “Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida / ya se acabó y no tenemos miedo / se acabó el engaño / un nuevo amanecer estamos esperando / somos la dignidad de un pueblo entero pisoteada / no más mentira, no más doctrina…” . La potencia de la canción, la viralidad con la que se disemina, ya ha hecho reaccionar a la dirigencia política cubana, aunque, por ahora, en un plano cultural, procurando revivir el lema de patria o muerte, fabricado a comienzos de los años 60 por Fidel Castro, que los jóvenes cubanos de hoy no tienen por qué comprender y menos aceptar.

El asunto, aunque muchos lo quisieran, no es doctrinario. Muchos jóvenes están tomándose las calles sin pedir permiso a los políticos ni a las organizaciones sindicales porque carecen de futuro y están desempleados o trabajando en condiciones precarias en la actualidad. En Colombia la situación del empleo de los jóvenes es de suma gravedad. Si las autoridades y los dirigentes políticos y empresariales no toman cartas en el asunto, podría incubarse, como en Chile, un estallido social.

-.
0
600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Necesitamos que se recupere, Claudia Morales

Necesitamos que se recupere, Claudia Morales

Presencialidad en la educación: paren el populismo

Presencialidad en la educación: paren el populismo

Las bibliotecas de Iván y los jóvenes de Ciudad Bolívar

Las bibliotecas de Iván y los jóvenes de Ciudad Bolívar

Guaviare: Protejamos a las niñas y los niños

Guaviare: Protejamos a las niñas y los niños

Turismo del futuro será en los territorios… si están en paz

Turismo del futuro será en los territorios… si están en paz

6.402 profundos dolores

6.402 profundos dolores

No a la justicia por mano propia

No a la justicia por mano propia

Adultos conectados que desperdician su atención

Adultos conectados que desperdician su atención