La política de la miseria

"Esta solo sirve para pagarles a los senadores que se duermen en plenaria; engrosar las arcas de los contratistas que no entregan las obras a tiempo; y alimentar la corrupción"

Por: Jamal Said
abril 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La política de la miseria

Sin lugar a dudas, la pandemia que azota al mundo, casi parecida a una de las siete plagas de Egipto, tiene a la colmena humana sumida en una crisis económica y social que ni el más necio puede refutar. Aquí en Colombia, por ejemplo, en donde más del 50% de la población se ha quedado sin empleo, ha arrasado con todas las posibilidades de emprendimiento, aunque algunos, sacando a relucir la verraquera que nos caracteriza, se las ingenian para sobrevivir. Sin embargo, el esfuerzo que hacen, sorteando todas las restricciones que impone una emergencia sanitaria, no les alcanza como para decir que todo anda bien. Ahora, como por arte de magia, o como desconociendo lo que están viviendo, otra plaga quiere sacudirlos: la de la reforma tributaria que Duque y Carrasquilla, sí o sí, quieren imponer.

¿Acaso estos desalmados no conocen lo que está viviendo el pueblo colombiano? Todo indica que pasan por alto su sufrimiento. Se olvidan que las vacunas, tan difíciles de gestionar y distribuir, no han llegado a todas las personas; quieren desconocer, cuando las cifran lo demuestran, que la plata que buscan recaudar no la percibe el pobre asalariado; someten a un pueblo hambriento a costear, como siempre se ha hecho, una burocracia que simplemente es sinónimo de corrupción; y como si fuera poco, acudiendo a una sarta de mentiras, justifican sus medidas fiscales con la miseria del que menos tiene. ¿Qué otro nombre se le puede dar a semejante abuso? Política de la miseria. Así de simple. Duque y Carrasquilla quieren lacerar el fundido bolsillo de un país que no sabe qué hacer con esta terrible enfermedad que mata sin discriminación.

Su política de la miseria, sí, así la llamo, solamente sirve para pagar el sueldo de los senadores que se quedan dormidos en las plenarias; engrosar las arcas de los contratistas –muchos de ellos con oficios de banqueros– que no entregan las obras a tiempo; alimentar la corrupción, un mal endémico que florece en todas partes, para que la transa y el chanchullo nunca desaparezcan de nuestra clase dirigente. Como no hay dinero para mantener este teatro del robo, se cree que recaudando dinero de donde no hay se le da salida a un problema que exige otra solución. Es una canallada lo que se quiere imponer, porque nada justifica arruinar al que ya está arruinado. Eso es igual a quitarle la piel al que se muere de frío, no es otra cosa que la maldad empaquetada en un discurso político. Por eso se debe impedir, aunque pase en el Senado, la ejecución de una medida que atenta contra nuestra dignidad.

No hay otra salida: oponerse a semejante reforma tributaria. Claro está, que dicha oposición ya se viene dando, teniendo en cuenta que nada de lo que ha hecho Duque le sirve para avalar su gestión. Todo lo malo que hace, aunque no lo crea usted amigo lector, le permite a Gustavo Petro, su mayor contradictor, subir en las encuestas y ganarse la confianza de un pueblo que lo ve como su único salvador. Por eso creo que la izquierda solo es posible cuando fracasa la derecha, porque de lo contrario no tendría aceptación en un mundo que debe ser bien interpretado. Sin embargo, nuestra oligarquía solamente quiere salvarse a costa de la pobreza de los más débiles, dándole cabida a un pensamiento socialista que igualmente no sirve para nada. Entre más se equivoque este gobierno, más probabilidades le va a dar al caos que el día de mañana nos puede a gobernar. Solamente el trabajo, la sensatez, el altruismo y la equidad nos pueden sacar adelante.

-.
0
200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Ñeñe Hernandez: El personaje más negado en la política colombiana

Ñeñe Hernandez: El personaje más negado en la política colombiana

Nota Ciudadana
¿Reforma Tributaria para la paz?

¿Reforma Tributaria para la paz?

La rabia contra Carrasquilla deslenguó a Gaviria

La rabia contra Carrasquilla deslenguó a Gaviria

Nota Ciudadana
La reforma

La reforma "sostenible" tiene huevo