Opinión

La piedra del presidente Santos

Por:
diciembre 09, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

La realidad de esta Colombia tan estratificada, tan dividida, se refleja hasta en el campo de la opiniones. Para algunos columnistas es preocupante que el presidente se muestra irascible y le recomiendan calma, mucha calma. Sin embargo, para otros esta 'piedra' es sana, porque se puede interpretar como un resultado de que está empezando a conocer a su círculo de privilegiados que están dando una terrible muestra de insolidaridad y que pretenden que todo les salga gratis, si es que no les puede dar ganancias.

El tema, que se había demorado en salir a la luz pública, es el tono y el contenido del discurso del presidente en los Premios Portafolio. Rodeado como siempre de la élite empresarial, su discurso se vino duro contra las afirmaciones de gremios y empresarios —que pueden no ser los mismos— frente a la Reforma Tributaria propuesta por el Gobierno y en plena discusión en el Congreso de la República. Que el presidente defienda sus propuestas no tiene nada de raro, así sus argumentos no sean siempre exactos. Pero que les diga entre líneas a los dueños de este país en el escenario donde se les reconocen sus grandes méritos, que no sean egoístas, que ellos como él son afortunados, y deben hacer sacrificios, es mucho más de lo que esperaban.

Recuerden que venimos de ocho años de Confianza Inversionista y de alto crecimiento económico, que no se ha repartido sino que sigue muy concentrado. Las últimas cifras de instituciones internacionales señalaron recientemente, que el número de ricos en Colombia con capitales superiores a 30 millones de dólares, había crecido significativamente en los últimos años.

Por el contrario, la impresión que dejó ese discurso entre los que hemos criticado esta alianza estado-sector privado, y la existencia de ministros muy cercanos a los grandes poderes económicos, fue positiva. Este discurso del presidente Santos nos sorprendió favorablemente. Personalmente, sentí que el presidente se está saturando del egoísmo de su amigos. Como no hay una cuña que más apriete que la del mismo palo, como dice el adagio popular, el presidente puede estar sintiendo las consecuencias de manejar un país donde unos pocos concentran todo el poder. Como nadie como él creía conocerlos, ahora que le toca responderle al país lleno de desigualdades, se da cuenta de lo consentidos que han estado los pocos privilegiados.

En consecuencia, mientras el llamado establecimiento le pide calma al presidente Santos, la otra parte de Colombia siente que un poco tarde —pero más vale tarde que nunca— el presidente Santos está entendiendo lo difícil que es manejar las riendas de un país como Colombia. Y no es solo el conflicto, es la actitud de ese sector pequeño que cree que se lo merece todo porque nadie nunca —dentro de su mismo círculo— los ha cuestionado.

Nadie quiere un presidente desesperado pero muchos sí esperamos un presidente que se rebele frente a esa forma como los dueños del poder creen que tienen la verdad revelada. Ese grupo que aparentemente preferiría que la paz le costara a todos, menos a ellos. Lo que esperan muchos colombianos, es que ojalá el presidente Santos no se deje influenciar por los columnistas que lo critican, y ahora se arrepienta de cantarles la tabla a quienes le arman zafarrancho cuando se creen atacados por él. Sin duda puede perder algo del apoyo de sus amigos, pero ganaría el de muchísimos más que con frecuencia lo ven demasiado rodeado de los intereses de siempre. Ánimo, presidente.

E-mail [email protected]

www.cecilialopezcree.com

www.cecilailopez.com

 

-.
0
1814
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El presidente Duque no quiere negociar

El presidente Duque no quiere negociar

Descaro de Uribe debilita al gobierno

Descaro de Uribe debilita al gobierno

Gobierno negocia con negociador renunciado

Gobierno negocia con negociador renunciado

Gaviria manejará a Duque, pónganle la firma

Gaviria manejará a Duque, pónganle la firma

Presidente Duque, cambie ya su equipo

Presidente Duque, cambie ya su equipo

Presidente Duque: ahora su escenario es otro

Presidente Duque: ahora su escenario es otro

Los políticos: por qué el no a la tributaria

Los políticos: por qué el no a la tributaria

Otra Misión Perdida

Otra Misión Perdida