La persecución sistemática a Carlos Caicedo, líder de Fuerza Ciudadana

"Él es un político que, además de humanista, tiene una virtud que casi nadie posee y que se ha visto desde siempre: la coherencia con la que ha actuado a través de su vida"

Por: RICARDO RAGO MURILLO
abril 23, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La persecución sistemática a Carlos Caicedo, líder de Fuerza Ciudadana
Foto: Twitter @carlosecaicedo

Persecución, según la RAE, es una instancia enfadosa y continua con que se acosa a alguien a fin de que condescienda a lo que de él se solicita. Por su parte, la palabra sistemático, como adjetivo, se asocia a proceder y mantener determinadas pautas de conducta o hábitos en los individuos.

Sí unimos estas dos palabras, se puede afirmar de manera categórica que realmente existe una persecución sistemática sobre Carlos Caicedo, líder principal de Fuerza Ciudadana. Y existe dicha persecución desde que empezó a transformar realidades que incidían de manera negativa en el bienestar de la población samaria y del pueblo magdalenense. Que sea la ocasión para recordar, de nuevo, que ese cambio lo ha conseguido y agencia en uso del legítimo ejercicio del poder que le ha otorgado el pueblo al elegirlo en diferentes comicios como su primera autoridad

Desde su paso como rector de la Universidad del Magdalena, el hoy gobernador Carlos Caicedo demostró que lo suyo era promover el cambio y ser gestor del desarrollo. Atreverse a modernizar el primer centro de formación superior del Magdalena le costó mucho: estigmatizaciones, prejuicios, amenazas, calumnias y hasta la pérdida injusta de su libertad por espacio de cinco años; operación ésta en la que intervinieron de modo zafio los clanes del Magdalena en asocio con cuestionados miembros de la Fiscalía General de la Nación. Destaco, de modo especial, el hoy fiscal Gabriel Jaimes, el mismo que trabaja de modo acelerado e incansable para precluir la investigación que se le sigue al expresidente Álvaro Uribe Vélez por los delitos de fraude procesal y soborno a testigos.

Este duro momento de la privación de la libertad de Carlos Caicedo lo viví muy de cerca, primero por mi condición de vecino y también porque para ese entonces trabajaba como docente de la Unimagdalena. De la facultad de Ciencias Económicas fui sacado por caicedista, como sentenció en su día el decano de la misma. Ahora quiero subrayar que ese decano y muchos otros académicos que entraron cuando Caicedo fue rector se convirtieron en los peores detractores, porque cuando la gente cae en desgracia los que dicen llamarse amigos, huyen; en cambio cuando estás en la abundancia: ¡aparecen! Con el transcurrir del tiempo, la vida haría justicia con el actual gobernador del Magdalena, al ser declarado inocente, resultando absuelto y recuperando la libertad mediante una decisión del Tribunal Superior del Distrito de Bogotá.

Una vez libre, muchos apostaron que Caicedo se iría al exilio. Se equivocaron. Regresó con más bríos. En consecuencia, el paso y reto siguiente fue lanzarse a la Alcaldía de Santa Marta. Muchos le dijeron que estaba loco, sobre todo porque no tenía ni los respaldos políticos ni el dinero para comprar votos. No tenía eso, efectivamente, no lo necesitaba. Si le sobraba, en cambio, ideas, muchas ideas y además tenía mística, mucha mística; de igual modo, un optimismo antropológico y una confianza de hierro en sí mismo y en el mensaje de cambio que transmitía. Con esta fortaleza se presenta a los comicios y logra ganar por casi el doble al contendor que era apoyado por toda la casta política de siempre. Una vez como alcalde Caicedo se propone sacar al distrito de la ley 550 o de quiebra, donde lo dejaron las mafias políticas y emprende asimismo un proceso de modernización como el que había impulsado en la Universidad del Magdalena. En la misma proporción que aumentaban sus éxitos en la alcaldía de Santa Marta, así crecía la persecución en su contra desatada por los clanes. Aquí encontrarán en un relato corto de algunas cosas vividas y sufridas por Carlos Caicedo en su vida política,

Guiado por los éxitos en la gestión y deseoso de que prosiguiera el proyecto de cambio en el distrito de Santa Marta, el movimiento de Fuerza Ciudadana liderado por Caicedo empieza a pensar en quién podría ser su sustituto al frente de la alcaldía. En el horizonte apareció como un meteoro Rafael Martínez, persona de su confianza y quien en nombre de Fuerza Ciudadana hizo una brillante gestión. Como Caicedo, Martínez también sería perseguido.

En el fondo se trata de sacar a Fuerza Ciudadana del escenario político. A Martínez como a Caicedo no le perdonan los clanes del Magdalena, la vocación de servicio que uno y otro exhiben y, sobre todo, las ansias de impulsar el desarrollo y la justicia para la comunidad. Llegado a este punto, debo recordar que Martínez fue destituido de modo injusto por la Procuraduría durante tres meses y cuatro por parte de la Fiscalía en un proceso plagado de inconsistencias y de planes macabros para vencer a Fuerza Ciudadana en los estrados judiciales ya que no lo pudieron hacer en las urnas.

Por este sendero llegamos al 27 de octubre de 2019. Contra todo pronóstico Carlos Caicedo le gana la gobernación a Luis Miguel Cotes, el candidato de la derecha y la extrema derecha en el Magdalena. La derrota sería por partida doble, pues se obtenía de modo consecutivo la tercera alcaldía, esta vez con Virna Jhonson, y también la gobernación. Sin duda, un hecho inédito pero también épico. Con esto es fácil comprender las razones de por qué tanta inquina y odio contra Caicedo y Fuerza Ciudadana.

A solo tres días de que finalizara el 2019, la saliente exgobernadora Rosa Cotes y su sobrino Luis Miguel “Mello” Cotes —sancionados por 12 meses y una ínfima multa de más de 100 millones de pesos por irregularidades encontradas en la vía de la prosperidad por valor de 466 mil millones de pesos— y esposa del condenado por parapolítica José Francisco “Chico” Zúñiga realizó la primera jugada maestra para asfixiar a Caicedo y su proyecto político comprometiendo 217 mil millones de pesos de regalías del departamento para 4 proyectos entre los cuales se encontraba el intercambiador al puerto de Palermo que está ligado al nuevo puente Pumarejo y tres proyectos más, donde Corpamag es la ejecutora, entidad donde fue reelegido Carlos Francisco Diazgranados 5 días antes de la posesión de Caicedo como gobernador del departamento de Magdalena, y pensar que lo anterior se llevó a cabo a pesar de la circular enviada la Procuraduría para que se abstuvieran de hacerlo.

Posteriormente el 12 de mayo de 2020, a solo un mes y pocos días que tomara control el gobernador Caicedo, del Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche, este fue intervenido por la Superintendencia de Salud, por el mismo superintendente que hace más de 2 años intervino también la E.S.E. Alejandro Próspero Reverend de Santa Marta, al entonces alcalde Rafael Martínez, por parte del cuestionado Superintendente de Salud Fabio Aristizabal quien se encuentra inmerso en varios actos de corrupción por contratos de la salud, y coloca a sus pares como interventores como es el caso del Hospital Méndez Barreneche donde nombró a Luis Oscar Gálvez Mateus, que tiene varias medidas de extinción de dominio debido a diversos hechos de corrupción realizados durante los casi 4 años como interventor del Hospital de Villavicencio quien solo iniciando quería tercerizar el servicio de facturación, tal como lo denuncié en un artículo de mi autoría.

Antes de la posesión del gobernador Caicedo, se conformó la mayoría de la Asamblea Departamental apoyada por los senadores Honorio Henríquez y el hoy preso en la cárcel La Picota de Bogotá, Eduardo Pulgar, quienes al parecer querían intentar presionar para que se les entregaran Hospitales y burocracia, incluso esta misma mayoría llegó a impetrar denuncias en contra por un supuesto no giro de recursos al Hospital Julio Méndez Barreneche (las cuales fueron archivadas y desestimadas) cuando estaba en manos de los Diazgranados quienes han ostentado el “negocio” de la Salud en el Departamento del Magdalena por muchos años.

Sin embargo la respuesta de Caicedo fue realizar una convocatoria pública para proveer los cargos de gerente para los hospitales públicos en el Magdalena algo nunca antes visto, donde sólo bastaba con tener un currículo idóneo e intachable, para liderar la administración de las distintas E.S.E. del departamento.

De otra parte, el pasado 11 de octubre, se llevó a cabo la reunión de 29 alcaldes conformando lo que tristemente se conoce como el Pacto de Ciénaga el cual ha sido una asociación en contubernio con el gobierno nacional a través del DNP y algunos ministerios, como el de Defensa reunión que posteriormente le costara al ministro Holmes contraer la enfermedad  y fallecer por COVID-19; así mismo, los del Interior y Deporte  que se han venido reuniendo con diferentes alcaldes de los municipios del Magdalena todo esto, auspiciado por el Senador del Centro Democrático Honorio Henríquez Pinedo, quien también ha hecho lobby utilizando su condición de miembro de la comisión de salud, para que se entreguen menos vacunas al departamento del Magdalena y así exista una visión negativa en contra del Gobernador, así como cuando solicitó por el mes de abril de 2020 que se le entregara la hoy extinta clínica saludcoop, para la apertura de 140 camas UCI y cuya respuesta del liquidador Felipe Negret fue que se la comprara por 37.000 millones de pesos y un año después a pesar de todas las solicitudes hechas hasta al presidente Ivan Duque, se la entregan por intermedio del Senador Honorio Henriquez Pinedo al agente interventor del Hospital Julio Mendez Barreneche para solo habilitar 24 camas UCI y a diferencia de la respuesta a Carlos Caicedo, esto se hizo de forma gratuita, porque lo que realmente les interesa, no es la salud y bienestar de los magdalenenses, su principal motivación es desterrar a Caicedo del escenario político a cualquier costa, a pesar de todo esto él hizo entrega de 45 ambulancias a los municipios del magdalena demostrando su interés por la salud de sus coterráneos.

A pesar de todo en su contra, de no estar recibiendo apoyo nacional para llevar a cabo el plan de desarrollo Magdalena Renace, obtuvo un reconocimiento por parte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y otros organismos nacionales, por su compromiso en la gestión integral para reducir el cambio climático en el marco de la iniciativa global de la Promesa Climática.

Quién iba a pensar que por allá en el año 2011, luego de que hicimos los dos primeros recorridos cuando él se decidió a aspirar a la alcaldía para hablar con un puñado de ciudadanos y hacer público nuestro sueño de querer transformar a Santa Marta, nos transportamos en mi automóvil, junto a él, siempre fiel la señora Dora (Q.E.P.D.), su hija mayor, su pareja de aquel entonces y un policía encargado de su custodia que se movilizaba en una moto vieja, él fuera a llegar a convertirse en una figura nacional.

En definitiva, Carlos Caicedo es un político que, además de humanista, tiene una virtud que casi nadie posee y que se ha visto desde siempre (como rector de la Universidad del Magdalena, alcalde del distrito de Santa Marta y gobernador del Magdalena): la coherencia con la que ha actuado a través de su vida. Yo podría resumirlo como un hombre que primero piensa, posteriormente dice y finalmente ejecuta hasta materializar su visión del territorio. Esta conexión secuencial entre lo que piensas, dices y haces es a mi juicio lo que la gente ha visto en él para elegirlo de manera aplastante en los debates políticos que se ha enfrentado, pero a su vez también es el temor de sus detractores; porque donde Caicedo llega, trabaja incansablemente y contra todo pronóstico logra transformar las  realidades para darle al pueblo una mejor calidad de vida, convirtiéndose así en el blanco de sus adversarios políticos. Probablemente, esa es la razón por la que tiene que enfrentar todo tipo de ataques rastreros con la intención de mancillar su buen nombre... quieren llevárselo por delante a toda costa sin importarles la soberanía popular que radica en el pueblo que lo eligió.

-.
0
4800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Duque le saca el quite a la escogencia del Alcalde de Santa Marta

Duque le saca el quite a la escogencia del Alcalde de Santa Marta

El Magdalena que dejan los Cotes

El Magdalena que dejan los Cotes

La última reunión de Carlos Holmes en Santa Marta generó polémica

La última reunión de Carlos Holmes en Santa Marta generó polémica

Gana Carlos Caicedo: Arrasada la clase política tradicional de Magdalena

Gana Carlos Caicedo: Arrasada la clase política tradicional de Magdalena