La paz, la mayor riqueza de un pueblo

“Hace falta que en el debate y en la construcción de las nuevas leyes de este país se tengan puntos de vista diferentes, antagónicos y buscar consensos”

Por: JUAN DEL CONSOTA JUAN CARLOS PARRA SANABRIA
Noviembre 10, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La paz, la mayor riqueza de un pueblo

A todos nos quieren engañar desde pequeños, siempre estamos conviviendo con mentiras que hacen nuestra vida más divertida, como las historias fantásticas del ratón Pérez, la llegada del niño Dios cargado de regalos en el mes de diciembre o su versión gringa donde un octogenario un poco obeso baja con medias y bolsas de regalos a través de una chimenea, sea el uno o sea el otro, siempre es uno de nuestros padres los que se meten la mano al bolsillo y compran el regalo para sostener una tradición que además pienso es positiva porque llena de alegría a un gran porcentaje de familias del mundo occidental. Mentiras históricas, científicas, culturales, mitos y leyendas en su gran mayoría falsas, pero que hacen parte de las bases donde se edifica la identidad de un pueblo, de una ciudad, de una sociedad.

Sin embargo, no podemos engañarnos y despreciar una oportunidad de cerrar un capítulo tan antiguo y tan doloroso como el conflicto armado en Colombia. Nadie puede ser tan ciego como para decir que no significa nada tener una guerrilla menos, tener a sus líderes pensando en las elecciones, en vez de estar planeando cómo tomarse el poder por las armas. Tanto en la guerra como en la paz hay conflicto, dolor, crisis sociales, políticas y económicas. Yo prefiero sufrir el desempleo sin una guerrilla en el monte ni jóvenes soldados pobres saliendo al combate, una puja entre violentos con dos tesis de cómo gobernar el Estado, un debate donde no se pueden escuchar los argumentos por el ruido de las balas.

Amigo ciudadano, pongamosle fin a los 50 año de conflicto y abramos la puerta a un nuevo país, edifiquemos la sociedad del futuro desde nuestro escenario, cumplamos nuestro deber y ejerzamos el voto, escojamos el candidato que represente nuestros intereses y coincida con nuestros proyectos, con nuestros sueños y que pueda servirle al país con su trabajo juicioso.

Que Timochenko se lance a la presidencia no significa que gane las elecciones, así que no hace falta que amenacemos a la gente con mentiras construidas desde el marketing político, diciéndole a la gente que nos vamos a convertir en Venezuela. Además, que los exguerrilleros o sus representantes lleguen al Congreso no significa que las leyes de ahora en adelante no pasen por sus debates reglamentarios y sus plenarias en la Cámara y el Senado, muy por el contrario, el Congreso como venía, venía mal, estaba castrado, solo había un debate entre los partidos de derecha, los partidos tradicionales, los mismos que aprobaron la ley 100 y entregaron la salud a las mafias; los mismos que han permitido que Estados Unidos tenga bases militares en nuestro territorio, violentando todas las definiciones de soberanía; los mismos que han legislado y por décadas han abandonado el Pacífico, el campo, la Guajira y en general, toda la costa atlántica.

Hace falta que en el debate y en la construcción de las nuevas leyes de este país se tengan puntos de vista diferentes, antagónicos y buscar consensos; por el bien de las nuevas generaciones, por el desarrollo sostenible de una nueva sociedad.

Aceptemos el reto de filtrar toda información que nos lleve al odio, no las tomemos en serio, no revictimicemos a las víctimas, demos un paso adelante para construir una nueva nación sobre las bases de la tolerancia. Este país es tan tuyo como mío, mi sueño es que mis hijos disfruten de este país sin el riesgo de ser excluidos, que no naufraguemos en la intolerancia y no seamos capaces de reconocer en el rostro del otro a mi país.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
545

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las noticias falsas intentan hacerle daño al padre De Roux y a la Comisión de la verdad

Las noticias falsas intentan hacerle daño al padre De Roux y a la Comisión de la verdad

Negros, indígenas y campesinos de Suárez juntos por la paz

Negros, indígenas y campesinos de Suárez juntos por la paz

Medellín y su velatón solidaria por la vida

Medellín y su velatón solidaria por la vida

Los doce pasos del fútbol

Los doce pasos del fútbol