La paradoja de la economía naranja

Si se mira la base económica y la realidad del país queda claro que hablar de innovación, digitalización y demás no tiene tanto sentido

Por: Filanderson Castro Bedoya
febrero 14, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La paradoja de la economía naranja
Foto: Las2orillas

El concepto insignia del candidato, hoy presidente Iván Duque, generó un ambiente esperanzador de progreso y modernización de los modelos económicos de Colombia, augurando un paso adelante en el uso de las TIC como elementos fundamentales para ampliar la visión comercial del país e incursionar de manera directa en los mercados digitales internacionales, este concepto apoyaría la creación de micro y mediana empresa apoyado en la imagen emprendedora de un libro de autoayuda.

Más alejada de la realidad naranja se encuentra aún la base económica del país, pues esta se sostiene principalmente en la extracción de hidrocarburos y la minería. Por otro lado, el presidente centra sus esfuerzos en implementar algo que incluso en países desarrollados se encuentra en su fase beta, dejando de lado atención y esfuerzos que podrían ser más eficientes en el aumento productivo del campo o ampliar los tratados de exportación para abrirle el camino a una economía digital viable.

Contrario a esto, hace poco Medellín fue declarada la sede de la cuarta revolución industrial, en la cual se aplican conceptos afines a la economía naranja y el crecimiento industrial sin afectar el medio ambiente. En una ciudad donde los niveles de contaminación del aire son bastante altos, en un país donde se habla de digitalización y creatividad, pero se practica la megaminería y la extracción de hidrocarburos como pilar económico, donde la deforestación y el tráfico de especies van en aumento, hablar de innovación, digitalización y economía naranja es casi una paradoja.

Al final, el problema no es el concepto o las buenas intenciones del presidente de llevar a Colombia al nivel de las economías mundiales más sólidas, sino la búsqueda de alternativas económicas acordes, antes de pasar al modelo de la economía naranja, a no ser que con este concepto se refiriera a vender piel de caimán por internet.

-.
0
1891
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El error del gobierno contra Uber podría ser formidable

El error del gobierno contra Uber podría ser formidable

En redes
Explicar la Economía Naranja con un jugo de naranja: la última ridiculez de Duque

Explicar la Economía Naranja con un jugo de naranja: la última ridiculez de Duque

Nota Ciudadana
Caricatura: Duque volvió a perder con Maduro

Caricatura: Duque volvió a perder con Maduro

Nota Ciudadana
La vergüenza que deben sentir los actores que le hicieron campaña a Duque

La vergüenza que deben sentir los actores que le hicieron campaña a Duque