La pandemia de la deshumanización

"Si eres neutral ante la injusticia, has elegido estar del lado del opresor": cuán cierta es esta frase, lo sabemos, aunque poco aplicamos los correctivos

Por: Astrid Stefanía Duarte Trujillo
agosto 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La pandemia de la deshumanización
Foto: Pixabay

Hemos crecido en una sociedad en donde nos enseñaron que es más sabio estar modo “calletano, que aquí no pasó nada”, creemos que lo más prudente es hacerse el de oídos sordos porque es mejor “evitar problemas, y no meterse en líos ajenos” o simplemente porque hemos caído en la resignación de que “es culpa del sistema y no hay nada que hacer”.

Por eso es que nos pisotean las elites, por eso es que los gobiernos pasan por encima de la voluntad del pueblo, por eso es que prima el dinero sobre la dignidad humana, por eso es que existen tantos estereotipos de superioridad. Nos dejamos amedrentar por la presión social que ejercen los bienes materiales y no nos damos de nuestro lugar en la sociedad, como componente substancial de la misma. No nos percatamos de que, al permitir injusticias particulares, estamos propiciando que se generalice la situación y nos golpee con su efecto boomerang.

Qué fácil es renegar de aquella situación injusta, la cual en muchos casos pasa a ser una realidad generalizada Qué fácil es presumir nuestro inconformismo en redes sociales o, mejor aún, en nuestras pláticas matutinas sobre el contexto actual, pero, vaya, qué jodidamente difícil es tomar acción frente a ello, así sea desde nuestro incipiente nivel de incidencia.

Nos quejamos del racismo, de la xenofobia, de la desigualdad social, del desempleo, de la misoginia, de la inseguridad, de la corrupción, del calentamiento global, del maltrato animal, de “x” o “y” situación denigrante que efectivamente no debería de existir. ¿Pero son acaso nuestros actos coherentes con nuestra forma de pensar? ¿O vamos por la vida como Vicente (que va para donde va la gente)?

Que lo diga el tipo que critica la demagogia, pero dice mentiras en su hogar; que lo diga la tipa que se queja de la misoginia, pero usa términos despectivos para referirse a otras mujeres; que lo diga la dama que está aburrida del machismo, pero no puede ser caballerosa con su pareja; que lo digan los adultos que se quejan de la violencia en la sociedad, pero no pueden ser indulgentes ni con sus hijos y/o padres; que lo diga la persona que reprueba la homofobia, pero no puede respetar la libertad de culto.

O que lo diga la chica que se lamenta del maltrato animal, pero sigue consumiendo carne; que lo diga el joven que está preocupado por el cambio climático, pero no es capaz siquiera de separar sus residuos; que lo diga la señora que se queja de monopolización de los mercados, pero compra en grandes superficies; que lo diga el man que se queja del desempleo, pero no quiere emprender; que lo diga la gente que rechaza la indigencia, pero espera con ansias cada fin de mes para reclamar los auxilios de papá gobierno; que lo diga el señor que se remuerde de rabia por la corrupción en la política, pero hace trampa en sus negocios (porque el vivo vive del bobo, ya tú sabe`); que lo diga el anciano que reprocha la situación social del país, pero siempre elije a los mismos gobernantes. En fin, las mil y una historias de incoherencia social.

Más que una crítica, esto es una reflexión, para que nos demos cuenta de que la insensibilidad y la incoherencia hacen parte del cuadro clínico del padecimiento que realmente nos está destruyendo, y no hablo de la pandemia del COVID-19, sino de la pandemia de la deshumanización.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Ernesto Saa Velasco, para tiempo de crisis

Ernesto Saa Velasco, para tiempo de crisis

La abstracta desnudez

Nota Ciudadana

"Parece obvio, pero en Soacha no lo es"

Nota Ciudadana
Los pobres también tienen la culpa

Los pobres también tienen la culpa