La miserable ridiculez de ser un "hijueputín"

Ha surgido una nueva secta: los adoradores del megalómano presidente de la madre Rusia

Por: Juan Mario Sánchez Cuervo
marzo 09, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La miserable ridiculez de ser un
Fotos: Piqsels

Hijueputín; es decir, hijo de Putin. Término acuñado por su ilustrísima, el perfectísimo y augusto senador Gustavo Bolívar. Su fanaticada diría que por tamaña genialidad es merecedor de la cruz de Boyacá, del Rómulo Gallegos, del premio Cervantes, del Premio Nobel de Literatura y hasta del Nobel de Paz.

Vea, mi querido camarada: suelte esa cauchera, esa piedra, ese garrote, esa escopeta, ese fusil, esa ojiva nuclear. Tenga piedad, yo no soy duquista ni fajardista ni uribista ni yanquista ni ruso ni prorruso ni antirruso ni gaitanista ni petrista ni hago parte de ningún clan de esta esquina ni de la otra ni de acá ni de allá ni de acullá.

Soy colombianista a morir y a mucho honor. Además, mientras se pueda estoy haciendo un ejercicio de libertad de prensa y expresión. Por otra parte, como buen periodista voy en contravía del poder. Sí, porque aquí ya tenemos presidente antes de las elecciones y por poquito dictador sentado en la casa de “Nari”.

Vamos a ver hasta dónde soportan mis irreverencias sin chistar ni hijueputiar ni argumentar con gonorreazos. Un poco más de imaginación, mis buenos muchachos de la otra esquina del odio. Y no se les ocurra imitar a sus muy amados rivales políticos para decirle al ingenuo pueblo colombiano: ¡voten por tal o por pascual, por fulano y zutano o lo pelamos!

Ríase, hombre, que lo estamos filmando. A ustedes los sectarios lo primero que se les acaba es el sentido del humor. Aprendan de mí que me río de “dios” y del diablo, de Trump y de Biden, del chino y del conchinchino, de Petro y de Uribe, de USA y de Rusia, de Putin y de los hijueputines.

Antes que nada me río de mí mismo, que soy el payaso primado de Colombia, y a diferencia de los hipócritas no le tengo miedo a nada ni a nadie y mucho menos le temo al ridículo. Y si no se van a reír con este sarcasmo vénganse de a uno que en el nombre de Cristo, el Dios verdadero, los exorcizo para sacarles los demonios del rencor, de la envidia, de la frustración, del odio, de la amargura, del ánimo de venganza, del espíritu de violencia y división.

¿Ya puedo regresar del exilio a mi amada patria para inaugurar la gloriosa era del incorruptible, Gustavo Petro? ¿No me van a lapidar ni a “chuliar” ni a eliminar con un veneno importado de la “madre” Rusia? Mi Dios les pague y les dé el cielo.

-.
0
300
Los sapos que no se tragaría el Centro Democrático frente al Acuerdo de Petro

Los sapos que no se tragaría el Centro Democrático frente al Acuerdo de Petro

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

"Vimos la masacre por tv como si se tratara de una telenovela barata": Francisco de Roux

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus