La literatura del Pacífico se tomará el festival Petronio Álvarez

El 10 de agosto inicia el evento en Cali. Los escritores de esta región darán a conocer sus poesías, décimas, novelas y otros en El Quilombo. El mar es protagonista

Por: Oscar Seidel
julio 26, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La literatura del Pacífico se tomará el festival Petronio Álvarez
Fotos: Universidad del Valle/Wikimedia

El próximo 10 de agosto de 2022 se dará apertura al festival cultural Petronio Álvarez en Cali. En esta ocasión, se presentarán durante los días 10 y 11 los escritores del Pacífico colombiano, para exponer su gran obra literaria mediante conferencias y conversatorios en El Quilombo.

De igual manera, durante los seis días que dura el evento Petronio Álvarez, tendrán los escritores del Pacífico su stand institucional, en donde se exhibirá una muestra de cerca de 400 libros de su autoría. Es por ello que hacemos un viaje al pasado para contarles de dónde sale nuestra oralidad, qué nos ha inspirado para escribir, y cuáles han sido los grandes exponentes nativos de los diferentes géneros literarios.

En un principio, los indígenas y los negros se comunicaron a través de sus dialectos, pero ante la presión de los europeos terminaron hablando el idioma de Castilla, entreverado con sus lenguas que hablaban sólo entre ellos.

Esto dio origen a la culta palabra del Pacífico, la cual se difundió a través de la oralidad en montes y ríos, y en el lenguaje de los puertos marítimos y fluviales. Mucho tiempo después se comienzan a ver expresiones culturales escritas, que no dejaron olvidar sus historias y vivencias expresadas de forma oral. Es así como, surge hacia la tercera década del siglo XX, una pléyade conformada por poetas, ensayistas, cuentistas, cronistas, y novelistas, quienes inspirados en el mar escribieron prosas y versos fabulosos.                              

El mar, siempre el mar, ha inspirado a nuestros cultores de la palabra en el Pacífico. Una clara expresión de cómo el mar ha influido en nuestros escritores y poetas se palpa en la siguiente síntesis de sus respectivos géneros literarios:

POESÍA

1. Helcias Martan Góngora (Guapi): Poema “Mar en la noche”: En la rivera de la noche, dice la mar profética infinitas parábolas”

2.Guillermo Payan Archer (Tumaco): Poema “El mar cambiante y eterno”: Siempre he mirado al mar, con amor y con miedo, entre la fiebre y el éxtasis, entre la sombra y el misterio”.

3.Faustino Arias Reinel (Barbacoas): Poema “De buenas con Dios”: Pero hoy, frente al mar y con ella en mis brazos mirando las olas que vienen y van.

4.Manuel Benítez Duclerc (Tumaco): Poema “Viejo Mar”: Oh! viejo mar, abuelo de mis sueños ¡conozco tu bondad y tu amargura. Para ti no hay orgullo ni bravura, todos somos inermes y pequeños.

5.Medardo Arias Satizabal (Buenaventura): Poema “Memorias de Rosa Helena”: Desde la terraza de la casa se veía el mar y el paso del autoferro; las máquinas del tren tenían nombres según el agudo de sus pitos.

6.Hugo Salazar Valdés (Condoto): Poema “El mar bifronte” i ¡Este es el mar: acuático delirio! ¡Cementerio de ríos suicidas que se buscan! ¡Lámpara torrencial de espumados sollozos! Viejo solar brumoso de obreras lejanías su barba de sal sabe circunvalar la tierra

7.Hernando Revelo Hurtado (Guapi): Libro "Naufragios". Poema “A mi padre”: Barquero, ese hombre que acaba de llegar a la orilla de tu rio con su baúl de mar y de fábulas y que tiene en la mirada un tatuaje de metáforas tristes es mi padre.

8.Herman “Moro” Manzi Benítez (Tumaco): Poema “Yole”: Si no hubiera sido por ti, Yole, nunca habría aprendido a besar en el fondo del mar.

9.Piedad Ayora (Tumaco): Poema “Obsesión marina”: Soy hija de este mar y mis pupilas profundas como abismos insondables, han sido manantial de aguas salobres y son tan bien como él inescrutable.

10.Helena Jiménez de Lozano (Tumaco): Poema “Soñando navegar”: Al realizar los viajes anhelados, mi pecho victorioso ha de gritar: ¡siento vivir, mis sueños han triunfado, soy marinera…al barco y a la mar.

11.Mary Grueso Romero (Guapi): Poema ¡Que güelva mi mujé!: Hoy cuando tengo pena me voy a navegá con mi champa y mi canalete empiezo a canaletiá. Y es por esa negra que la pena me va a acabá y cojo mi atarraya y empiezo a atarrayá. La marea sube y baja y yo estoy en alta mà pensando que llego al rancho y mi negra allá no está.       

12.Álvaro Benítez Acevedo (Tumaco): Poema “Soledad Marina”: Naufragando en   los mares y vencida bajo un imperio de ilusiones vanas, la nave de su ser está perdida en la insondable soledad lejana.

13.José Ziadè Benítez (Tumaco): Poema “Frente al mar”: Y al morir la tarde soñando contigo frente al mar me siento solo.

14.Nila Del Castillo (Barbacoas): Poema” Currulao para Whanda”: Nací a la orilla del mar, mi casa fue una palmera, mis juegos fueron cununos y mi colchón una estera.

15.José María Obando Garrido (Tumaco): Poema “Viaje marino”: Siento que navego en las islas de ensueños, hacia el centro de un círculo radiante: el mar es líquido en donde el alma flota.

16.Félix Domingo Cabezas Prado (Barbacoas): Libro «Versos escondidos en la Costa Pacífica»

17.Octavio Montes Arango (Tumaco): Libro «Poemas de Reflexión» poema «Mar de Balboa»: Mar de Balboa, Pacífico colombiano, Mar de Balboa, bello pacifico mar, tierra misteriosa, exuberante, especial.

18.Carlos Francisco Palma Urbano (Tumaco): Poema “Pacto”: ¡Por estar siempre triste, ¡Ah, mi honda tristeza, ¡Ah, mi tristeza de Mar!

19.Carlos Vàsquez-Zawadzki (Tumaco): Libro de poesía erótica “Liberaciones”: En el advenimiento, una estrella naufraga en mar alta.

20.Jenny Tenorio Caicedo (Tumaco): Libro “Entre el olvido y la esperanza”, poema “Mueren los ríos”: Queda un desierto y la nostalgia de haber tenido, ríos, quebradas, mares, manglares, pasa la vida ante nuestros ojos

21.Afredo Vanin (Saija): Poema: “Islario”: Abordar horizontes es tarea de esperados herejes que vuelvan a los cantos de lidia con la impiedad del desafío. Yo sigo al mar ¡al mar! al filo de las eternidades veleidosas.

22.Tulio Guillermo Diuza Yori (Guapia). Libro "El silencio del abuelo". Poema "Éxodo": Tras la borrasca que sacudió los cimientos del paraiso perdido, algunos se quedaron y otros partieron, en el último barco desafiando el mar bravío...

ENSAYO

1.Sofonías Yacup (Guapi): Ensayo “El Litoral Recóndito”, “El Preludio y el relámpago”: Sin embargo, el mar, que dijérase simbolizar lo grande y lo franco, no deja de ser artero. Es caprichoso, inseguro y mudable.

2.Bernardo Merizalde (España): Libro “Estudio de la costa colombiana del Pacifico”: Aquí se ve un crucifijo con dos lámparas, estando a distancia de cincuenta pasos, que más distante sólo se percibe un género de betún oleaginoso: aquí hay agua, leña, etc., es costa más alta que la de la Gorgona y llueve todo el año sin conocerse verano. De la Isla del Gallo a Punta de Manglares diez leguas, costa baja a la mar y en su intermedio está Tumaco; es buen puerto y de toda providencia.

3.Teófilo R Potes (Buenaventura): Labor investigativa: “Se debe valorar su gestión desde una amplia perspectiva, que incluía una mirada antropológica e histórica con lo cual contribuyó a la construcción de la identidad propia de los habitantes del Pacífico.

4.Oscar Seidel (Tumaco):"Ensayo sobre las pandemias". ¿De dónde viene ese olor que invade las calles de Puerto Perla? El alcalde dijo en una reunión que podía ser algo arrastrado por un aguacero que había caído esa semana. El jefe de Sanidad piensa que pudo haber sido ocasionado por una marea alta que se metió a las casas palafíticas...

5.Felix Domingo Cabezas Prado (Barbacoas): Libro "Oralidad/Oralitura del Pacífico biodiverso": Del árbol que tumbó el guacamayo o papagayo,de sus ramas salieron los ríos y las quebradas,y de su tronco salió el mar; Pero, como el tronco se rajó, salieron dos mares...

CUENTO y RELATO

1.Carlos Arturo Truque (Condoto): Cuento “Sonatina para dos tambores”: Y desde allá, bajando por las sordinas que le hacían los cueros templados de la copla bonita: Si el mar se volviera tinta y los peces escribanos, no alcanza-rían a decirle lo mucho que yo la amo.

2.Oscar Benítez Del Hierro (Tumaco): Relato “Litoral Escondido”: Se iniciaban los días cuando en la madrugada el Golfo abría sus puertas de par en par en la bocana, y la noche corría su cortina de humo, sorprendiendo al mar dormido en las playas peinadas, cobijadas por la espuma.

3.Francisco Javier Alzate (Buenaventura): Cuento “Fermín Muñón”: Las olas del mar se visten de blanca mortaja al sepultar la muerte del Juradò.

4.Hernando Arcos Salazar (Tumaco): Cuento «Un día como cualquiera”: Bandadas y bandadas de gaviotas recortadas contra el sol de su isla recóndita.

5.José Arroyo Ordoñez (Puerto Merizalde): Relato “Parábola de los buques viejos encallados en el olvido”: Los buques viejos se convierten en visiones fantasmales, no difíciles de identificar en cualquier punto de la costa, recostados en los esteros, a un lado de la bahía, en el refugio de una playa olvidada o deambulando libres por la inmensidad sin límites, aguas arriba o aguas abajo, según el capricho de las mareas, hasta perderse mar afuera o naufragar en su profundidad.

6.Oscar Seidel Morales (Tumaco): Libro "En el mar de sus recuerdos",cuento “Esa negra linda camarà”: Cuentan los pescadores que cuando les coge la noche en el sitio donde confluye el río con el mar, se oye el llanto de Oshun, porque Tomasa y Antonio el pescador se encuentran en la profundidad como pareja, y se convierten en Orishas.

7.Carlos Vasquez Zawadzki (Tumaco): Libro “Rafico y su potrillo de mar”: Rafico, es un chico alegre y aventurero, quien acompaña a su padrastro Manué a visitar a un inspector de pesca, habitante de una pequeña isla. Y mientras lo espera en la canoa familiar, mejor conocida como potrillo de mar, Rafico saluda a las nubes pasajeras, a los delfines amigos, hasta que de pronto, aparecen dos grandes y desafiantes tiburones que lo invitan a una peligrosa aventura en altamar...

8.Luis Alvaro Del Castillo (Buenaventura): Libro "Tres cuentos,tres historias en Buenaventura: La suave brisa marina se enojó y ya no nos refrescaba sino que nos quemaba la piel,mientras tomábamos más y más agua...

CRÓNICA

1.Abraham Yip Madrid (Buenaventura): “Los pescadores de la resaca”: Se estaba en puja; ese flujo de las mareas dejaba un panorama despejado, ya que las salobres aguas se habían marchado hacia otros lares.

2.Flover González Cortés (El Charco):“El hamaquero de Gorgona”: Cuando caía un rayo, lejos o cerca, se podía observar su negra silueta e inclusive la sonrisa de la mar.

3.Dagoberto Salazar Santa (Buenaventura):“Colombianito”: La bahía dormita entre nieblas de humo; los peces saltan por entre las pequeñas canoas y el puente de El Piñal es colmado de chiquillos traviesos que arrojan al mar sus anzuelos con la esperanza de pescar micuros.

4.Gabriel H Manzi Benítez (Tumaco):Crónica “Incendio”: Todos sabían que la rapacidad del incendio solo descansaría cuando llegara al mar, y quedaba todavía medio pueblo para terminar su exterminio incontenible.

NOVELA

1.Oscar Collazos (Bahía Solano): Novela “Tal como el Fuego Fatuo”: Mi infancia en Bahía Solano, hasta los 7 años, son muchas imágenes confusas y hermosas. Muchas veces he creído que, por su sencillez, son lo más parecido a la felicidad: el mar, el marco de la bahía cubierto por la neblina del atardecer, la selva cercana.

2.Enrique Cabezas Rher (Guapi):Novela “Miro tu lindo cielo y quedo aliviado”: “Es un documento literario donde la evocación del puerto viejo, a través de una historia de amor, es el motivo convocador de múltiples metáforas sobre la vida en el trópico”

3.Arnoldo Palacios (Cèrtigue): Novela “Las Estrellas son Negras”: Por medio de sus obras, trata de plasmar, mostrar y reivindicar la cultura del Pacífico colombiano, además de denunciar los abusos e injusticias que viven sus gentes. Publicada en 1948, ha generado para su autor gran reconocimiento, otorgándole un lugar especial dentro de la narrativa colombiana, gracias a la mirada cruda y desgarradora que presenta de la realidad de un pueblo perdido en la selva del Pacífico y abandonado por el Estado.

4.Ligia Vonblon (Tumaco): Novela “Salvador el hombre que amaba el mar”: El mar, el cielo, el paisaje se convertían entonces en una paleta de grises en busca de las sombras de la noche. Y en esas noches de Luna menguante, la visión de un cielo estrellado, un cielo que mostraba su bóveda cuajadita de joyas titilantes, las más brillantes que se puedan imaginar…En ese espacio no había nada que se interpusiese entre el mar y el cielo porque la atmosfera siempre estuvo filtrada...

5.Stella Estrada Mosquera (Tumaco): Novela “El doctor sin letra”: Decidieron no hablar del tema. Sentados en la arena contemplaron largo rato el mar, aquel pescador solitario cuya presencia fue testigo mudo de tantos días de pasión; y entonces volvieron a amarse.

6.William Vega Fernández (Buenaventura): Novela “Los hombres de Rahel”: La piel retostada por el salitre de tantos años en el mar negaba su origen centroeuropeo. Extrañaba su vida de mar, ese mar que conoció huyendo de la guerra en su viejo mundo.

7.Oscar Seidel (Tumaco): Novela “El dulce olor de Puerto Perla”: Solo quedaron tres islas, sus palmeras, y una brisa fresca que venía del mar que luchaba contra el mal olor que un día se había tomado el archipiélago.

8.Medardo Arias (Buenaventura): Novela “Jazz para difuntos”: Al alejarse, esas despedidas parecían gaviotas fundiéndose en aquel mar negro con brillos de aceite. Otro día había visto esos saludos en un mar que le parecía más saludable.

9.Alfredo Vanin (Saija): Novela “Los restos del vellocino de oro”: Nacer en el puerto viene acompañado de un sino trágico que asiste a cada sujeto a lo largo de su existencia, “somos parte de la derrota de mi ciudad”.

10.Alvaro Benitez Acevedo (Tumaco): Novela “Eslabones de ilusiones y tragedias”: Cada vez entraba más agua al barco, no sólo por el torrencial aguacero, sino por las olas que eran tan altas que parecían que el mismo mar hubiera abierto sus fauces para tragárselos, pero lo único que dejaba era agua en sus cubiertas.

 ETNOINVESTIGACION

1.Felix Domingo Cabezas Prado (Barbacoas): Libro "Benkos Biohó, un verdadero héroe": Ellos sabían que estaban en el mar, porque ya conocían el mar y habían viajado a diferentes lugares de África...

2.Pedro H González Sevillano (Guapi):Libro "Impacto Simbiótico de las colonias del Pacífico en la caleñidad: Los cantores y poetas del Pacífico se inspiran en lo que ellos miran como el contubernio entre el mar y el manglar...

3.Baudilio Revelo Hurtado (Guapi): Libro “Ritos de Orillas “: Aplacar el mar: Cuando se presenta una tempestad muy fuerte, los marinos maldicen a Dios, a los santos, especialmente a la Virgen, esa es la manera de amansar la mar.

4.Justo Walberto Ortiz (Barbacoas): Libro “Diccionario Tumaqueño”: De todos modos, lo que se presenta con mayor interés lingüístico, son los cambios semánticos, que acelerados por el contacto de los españoles con los nuevos ambientes experimentaron sus propios vocablos peninsulares traídos de ultramar.

5.Luis Antonio Biojò Cortés (Tumaco): Libro “Creencias y costumbres negras”: El Ribiel es un espanto muy peligroso que se presenta generalmente en el mar, cuando la víctima está solitaria pescando de noche.

6.Telmo Leusson Flórez (Tumaco): Libro “Conozca a Tumaco”: Recuerdos juveniles: Y en las aguas del Pacifico mar, chogosos ansiosos de su presa, tijeretas que caen por sorpresa, cuervos que sorprenden a los peces.                         

 DÉCIMA                                                                                                              

1. Benildo Castillo (Tumaco): “La Concha de Almeja”: Yo me embarqué a navegar en una concha de almeja a radiar el mundo entero a ver si hallaba coteja. Salí de aquí de Tumaco con rumbo a Buenaventura yo no embarqué un cargamento porque la mar estaba dura.

2.Francisco Carabalí Castro “Pachín” (Tumaco): “La tunda brava”: Hoy le canto a mi Tumaco los cuentos que le prometí…Bien hecho que te en-tundaron… Algún día con la tunda nos tenemos que ver…

3.Carlos Rodríguez “El diablo” (Tumaco): Libro “Trayecto de la Palabra” Décima: Cultura y Tradición.

4.Telmo Santiago Angulo “El decimero menor” (Tumaco).“Décima Cimarrona.   

Después de trasegar por este mar literario, sólo nos resta decir que La Tradición Oral se transformó en Oralidad, ésta se convirtió en Literatura Oral, y todas incidieron para que el Pacifico se escriba la culta palabra.

 

 

-.
0
500
Cómo se las arregló Cesar Mora para soportar el matoneo por ser bajito

Cómo se las arregló Cesar Mora para soportar el matoneo por ser bajito

El Cementerio San Pedro en Medellín, donde las tumbas se volvieron piezas de museo, cumple 180 años

El Cementerio San Pedro en Medellín, donde las tumbas se volvieron piezas de museo, cumple 180 años

¿Quién dijo que un cantante no podía actuar? Silvestre le cerró la boca a los que no daban un peso por él

¿Quién dijo que un cantante no podía actuar? Silvestre le cerró la boca a los que no daban un peso por él

El líder sindical que prendió las alarmas de la corrupción en Emcali: el hueco sería de $216 mil millones

El líder sindical que prendió las alarmas de la corrupción en Emcali: el hueco sería de $216 mil millones

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus