La huella de horror que dejaron de los tres gatilleros de Escobar

Popeye, El Arete y la Kica pusieron más de 2000 muertos, sobrevive cada uno en su propio infierno. Hace 30 años hicieron explotar un avión de Avianca en el que murieron 110 personas

Por:
noviembre 27, 2019
La huella de horror que dejaron de los tres gatilleros de Escobar

Entre 1995 y el 2010 Dandenis Muñoz Mosquera, La Kika, sólo habló con la pared de su celda, la ADX Florence en Colorado, una de las más seguras del mundo y donde la mayoría de presos son terroristas de Al Qaeda. Hablaba para no enloquecerse, para no perder el acento de su Medellín. En una celda de 1.20 metros de ancho y dos de largo Estaba aislado, no tenía contacto con los guardias de la prisión que le tenían prohibido hablarle y además le servían las tres comidas por una compuerta especial que tenía su celda. Desayunaba a las 3 de la mañana, almorzaba a las 10 y cenaba a las 4.  Solo, sin consuelo, tenía que enfrentarse a la verdad: sobre sus hombros recaía una condena de 160 años y 10 cadenas perpetuas entrelazas una sobre otra.

Nuñoz Mosquera no sólo era uno de los sicarios más apreciados por Pablo Escobar –por encima de Popeye-sino que fue el que convenció a un hombre de cargar un maletín que estalló a los tres minutos de vuelo del avión 203 de Avianca que cubría la ruta Bogotá-Cali el 27 de noviembre de 1989. 

Considerado uno de los peores años de la historia de Colombia, en unos cuantos meses murieron asesinados los candidatos presidenciales Bernardo Jaramillo, Luis Carlos Galán, el gobernador de Antioquia Antonio Roldán Bentancur, el comandante de la policía Valdemar Franklin Quintero; tambien fueron los años del atentado al DAS que dejó más de 100 muertos en el centro de Bogotá. Pero nadie, ni siquiera la Colombia sometida por Pablo Escobar, estaba preparado para ver como estallaba un avión de Avianca con 106 pasajeros muertos. 

Terminó en un infierno. En los 25 años que tiene esta prisión siete reclusos han sido asesinados y la misma cantidad se suicidó. Los guardias reciben el doble de paga porque nadie quiere estar en ese lugar donde nunca se ve el sol. En el 2010 la Kika por fin pudo hablar con algo que no fuera una pared cuando lo trasladaron a una cárcel de mediana seguridad en la Costa Este de los Estados Unidos. Allí podrían recibirlo sus familiares.

Hijo de un policía de Medellin y de una trabajadora social que laboraba en la cárcel Bellavista, la totalidad de su familia pertenecía a la iglesia cristiana e incluso habían fundado una iglesia. Fue reclutado por Pablo Escobar cuando tenía 15 años y hacía tercero de bachillerato. Desde ese momento sus mejores amigos fueron los sicarios Pinina, Popeye y el Arete. Nadie sabe cuánta plata hizo cuando, desaforado, empezó a matar policías en la Medellin de finales de los años ochenta. En esa época Escobar dio rienda suelta a una de sus locuras: daba 659 dólares por cada agente del estado asesinado. 

La Kika junto a Carlos Mario Alzate Urquijo, conocido como el Arete y Popeye.

La Kika junto a Carlos Mario Alzate Urquijo, conocido como el Arete y Popeye.

Por matar a policías lo metieron dos veces preso, las dos veces se fugó. En la segunda fuga, en 1991, lejos de arrepentirse por sus pecados como así lo ordenaba su religión, organizó el asesinato del exministro de justica Enrique Low Multra. En ese momento ignoraba que era uno de los hombres más buscados por los Estados Unidos por los hechos ocurridos dos años antes.

El 27 de noviembre de 1989, cinco minutos después del despegue, el hombre que iba en el asiento 15F abrió un maletín que cargaba y el avión de Avianca estalló. Al sicario le habían pagado $10  millones por llevar el maletín a Cali. 

En Bogotá alcanzaron a ver la bola de fuego. Los restos de los 101 pasajeros cayeron en las afueras. Los seis de la tripulación también además de tres personas  que estaban en tierra. Se supo después que el objetivo del atentado era el candidato liberal Cesar Gaviria, quien había tomado las banderas de Luis Carlos Galán, ´planillado para tomar el vuelo de Cali a Bogotá.  

La  Kika envejece en la cárcel de de ADX Florence. en Nueva York . Cuatro años duró su juicio hasta que fue trasladado al infierno 

Celda de la Kika en la cárcel de máxima seguridad ADX Florence. Durante el juicio la Fiscal de Nueva York lo culpó de los delitos que le endilgaban: 30 testigos declararon que él había estado detrás del envío de cientos de toneladas de coca a Estados Unidos y, además, de haber disparado torpedos a la embajada norteamericana en Bogotá. 

Por la explosión del avión fue condenado la Kika, pero las evidencias judiciales señalan más al Arete. Son múltiples los testimonios que afirman haber visto al Arete entregarle el maletín al hombre que al final entró al vuelo de Avianca. Uno de ellos es el del propio Popeye quien ha afirmado en múltiples oportunidades que su compañero no tuvo nada que ver.

Es paradójico que los tres sicarios de confianza de Pablo Escobar hayan sobrevivido a los peores años. El Arete pagó cárcel en Estados Unidos hasta el 2001 y desde esa época vive en España con otro nombre. Popeye salió libre y ahora está en la cárcel de la Tramacúa, probablemente enfermo de cáncer. Toda la historia del Cartel de Medellin está en ese lugar.

-Publicidad-
0
51200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Por qué se llevaron el avión más querido por Pablo Escobar?

¿Por qué se llevaron el avión más querido por Pablo Escobar?

En redes
VIDEO: Pablo Escobar jugando fútbol como un crack en La Catedral

VIDEO: Pablo Escobar jugando fútbol como un crack en La Catedral

¿Conocía el Gobierno de Duque de la operación «Rastrojos-Guaidó»?

¿Conocía el Gobierno de Duque de la operación «Rastrojos-Guaidó»?

Nota Ciudadana
El desplome del presidente Enrique Peña Nieto

El desplome del presidente Enrique Peña Nieto