Medellín cuenta con vos

La histórica Biblioteca Pública Piloto estrena rostro

La Feria del Libro será la fiesta de inauguración de la biblioteca que durante años estuvo en el olvido en medio del polvo y la maleza

Por:
Agosto 12, 2018
La histórica Biblioteca Pública Piloto estrena rostro
Fotos: Biblioteca piloto.gov.co/ Gabriel Carvajal, 1963

Luego de un prolongado cierre de dos años en renovaciones, proximamente abrirá nuevamente sus puertas la Biblioteca Pública Piloto-BPP de Medellín. Se hará por etapas, una primera, que incluirá recorridos por toda la sede, ocurrirá durante la Fiesta del Libro entre el 7 y 10 de septiembre, posteriormente se irán habilitando los diferentes espacios, hasta tenerla en su totalidad disponible para el público a finales del año. Aunque durante estos años, la biblioteca continuó prestando sus servicios a través de las filiales y diferentes programas, la reapertura de la sede Central en el Barrio Carlos E. Restrepo es esperada con ansiedad por la ciudadanía, por ser un referente en la ciudad como sitio de encuentro cultural.

Desde su origen en 1952, cuando el gobierno y la sociedad de mejoras públicas de Medellín lograron que la Unesco escogiera a Medellín para crear la segunda biblioteca piloto del mundo, la institución ha cumplido los lineamientos de espacio vital para la alfabetización y democratización del conocimiento que le fue legado. Inicialmente, dentro de una población obrera que migraba a Medellín en la segunda mitad del siglo, pero que con los años ha evolucionado hacia un espacio de intercambio, de alfabetización en información y ultimamente en las nuevas tecnologías.

La BPP se identifica en la ciudad, por su rol como centro de memoría histórica. Es luego de la Biblioteca Nacional y la Luis Angel Arango del Banco de la Republica, la tercera Biblioteca en el país en importancia en la preservación del patrimonio, a través de espacios como la Sala Antioquia y el Centro Documentación, donde se guardan colecciones documentales y audiovisuales. La Torre de la Memoria, edificio de tres pisos aledaño a la Sede Central, donde se alberga el archivo fotográfico, los archivos personales de autores antioqueños y otros documentos importantes de la historia antioqueña y del país, quedará conectada por un puente cubierto en el segundo piso, más un espacio abierto con moviliario urbano.

El edificio Central de la BPP se construyó en los años 60, con un diseño arquitectónico novedoso en su momento, abierto como en vitrina. El edificio, patrimonio de la ciudad, forma parte de su memoría arquitectónica, sobre la cual, la ciudad ha tomado más conciencia en los últimos años. El rediseño de la BPP estuvo a cargo del Parque Explora, la Fundación Ferrocarril y el Jardín Botánico encargado de los jardines. Una estructura que mantendrá su apertura como espacio urbanistico, y por lo tanto, tendrá como reto la seguridad.

El diseño de ampliación de las áreas, acogió los lineamientos del patrimonio arquitectónico en detalles como mantener el grosor de la columnas iniciales que soportan el edificio para lo cual fue necesario conseguir materiales especiales que cumplierán las normas antisísmicas, o renovar el enchape exterior en piezas de Cristanac de la época, que fue necesario producirlos en China, asi como  proteger durante toda la obra, los tres murales simbolos de la biblioteca, de los artistas: Pedro Nel Gómez, Dora Ramirez y Pablo Jaramillo.La intervención incluyó la adecuación de sus salas, ampliación de la zona de exposiciones, habilitación de tres pisos para la comunidad (antes era un solo piso) y su correspondiente ascensor, rampas y rutas de evacuación, tres aulas multipropósito, más una terraza de 2.400 mts2 para realización de eventos. La Biblioteca contará con tres entradas, una cafetería, un teatrino, y una librería en alianza con el Fondo de Cultura Económica con quienes se coordinará presentación de autores, lanzamiento de libros y exposiciónes, y que será inauguradá con México como país invitado a la Fería del Libro. En total, el costo de la obra es de $ 14.000 millones de pesos.

La Biblioteca, es un lugar procurador de proyectos culturales, donde participan escritores y gestores culturales. Allí nacieron las bienales de arte, iniciaron actividades grupos musicales como Canto Alegre, se organizó la red de bibliotecas de EPM, y es desde donde gestiona y direcciona todas las bibliotecas públicas de la ciudad. La BPP ha tenido desde sus inicios bibliotecas itinerantes, como el Bus de la Unesco en los años 50, y el actual Salón la Piloto que por segundo año estará ubicado en el Orquinograma durante la Feria del Libro.

Medellín no tiene tantos lugares de encuentro, centro de pensamiento y acceso a la información públicos como el que presta la BPP. El rediseño tiene la intencionalidad de organizar los espacios de aprendizajes, de creación de cultura, de flujos de acuerdo al tipo de visitante, niños, jovenes, etc. Por sus corredores circulan regularmente personajes como Jaime Jaramillo del movimiento Nadaista, Jairo Morales, Juan Diego Mejía que hizo parte de la escuela de escritores y ahora es tallerista.

La BPP continuará ahora desde una renovada sede central, con la responsabilidad que adquirió desde sus inicios frente a la ciudadanía, desarrollando diferentes actividades de incidencia social y cultural, que la ha convertido en un “tercer lugar”, uno cultural, de centro de pensamiento e intercambio de ideas, de apredizaje y procreación en Medellín.

 

Publicidad
0
1262
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus