La Gran Consulta por Colombia debe doblar a su rival

El próximo 11 de marzo, durante las elecciones legislativas, Duque, Ramírez y Ordóñez se enfrentarán en las urnas

Por: Ariel Peña González
marzo 05, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La Gran Consulta por Colombia debe doblar a su rival

Este 11 de marzo no solo se realizarán elecciones para el Congreso, sino que también habrá dos consultas para elegir candidatos presidenciales únicos; una consulta busca que el país siga la senda de la democracia con sus luces y sombras, pero la otra usará el atajo del totalitarismo para llevar a Colombia a una dictadura de corte marxista igual a la de Venezuela o Cuba.

En la primera consulta se encuentran exponentes del republicanismo, siendo los aspirantes Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez, quienes con sus votos deben por lo menos doblar a la otra consulta, en donde está el exguerrillero Gustavo Petro y Carlos Caicedo. Cabe resaltar que en estas contiendas o primera vuelta presidencial estaría en juego el futuro del país, ya que Iván Duque y Gustavo Petro se encuentran liderando las encuestas.

Es indudable que la consulta de la llamada izquierda se encuentra definida a favor de Petro, quien buscará un importante caudal electoral. Por eso los defensores de la democracia tienen que ir masivamente a las urnas para dar un golpe de opinión y que los candidatos de la Gran Consulta con su ganador alcancen una arrolladora victoria, que pondría a las puertas del triunfo en las elecciones del 27 de mayo a las fuerzas antitotalitarias.

Para los colombianos es una obligación moral participar en la Gran Consulta de Duque, Ramírez y Ordóñez porque estratégicamente es un mensaje de salvación para la libertad y la democracia, que conduciría a que diferentes fuerzas comprometidas con otras candidaturas o indecisas adhirieran al candidato ganador, que según los sondeos será Iván Duque del Centro Democrático.

No podemos olvidar que el odio tan mencionado en estas elecciones tiene como padre al comunismo totalitario, ya que esa doctrina impulsa como principios el de la lucha de clases, que se convierte en un vindicta en contra de la sociedad, y el de la violencia que la exalta como la partera de la historia. Por ello hay que recordar que a Gustavo Petro lo acompañan el Partido Comunista Colombiano y la Unión Patriótica de indiscutible ideología marxista-leninista, que junto a su candidato alaban el modelo castrochavista o comunista de Venezuela.

También miembros de la denominada izquierda afirman que el miedo ha sido instrumento de sometimiento, pero una cosa es el miedo y otra muy distinta la prevención, porque el fracaso del comunismo totalitario con el nombre del socialismo del siglo XXI en Venezuela es inocultable y se tiene que aprender de las experiencias nefastas de nuestro vecino, pues de lo contrario votar por Gustavo Petro sería un acto de irracionalidad y masoquismo.

Como ya lo hemos dicho en otras oportunidades no es el miedo al cambio, porque lo que hay que saber es quién lo propone. Tenemos que recordar que sátrapas y tiranos han propuesto cambios como ocurrió con Hitler en Alemania, Mussolini en Italia, Fidel Castro en Cuba y Hugo Chávez en Venezuela. Conocemos cuáles fueron los resultados y ante esos ejemplos tenemos que saber que los totalitarismos —llámese fascismo, nazismo o marxismo— cuando proponen el cambio es para llevar a los pueblos a enormes calamidades. Colombia se librará de semejante amenaza votando el próximo 11 de marzo en la Gran Consulta, para lo cual hay que pedir el tarjetón gris.

Este 11 de marzo es clave para el futuro de Colombia, en donde se tendrá que elegir un nuevo Congreso. Según las encuestas, el Centro Democrático será el ganador, eligiendo una buena cantidad de senadores y representantes, lo que junto a los millones de votos en la Gran Consulta por Colombia se constituirá en un paso trascendental para preservar la democracia. De ahí la importancia de por lo menos doblar en votos a la consulta petrista, ya que un gobierno castrochavista, que es el mismo marxismo-leninismo, puede llevarnos a una situación peor que la de Venezuela en poco tiempo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
11517

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los mamertos siguen esperando su día de suerte

Los mamertos siguen esperando su día de suerte

Nota Ciudadana
Las viejas oligarquías latinoamericanas ante el comunismo

Las viejas oligarquías latinoamericanas ante el comunismo

Nota Ciudadana
¿El castrochavismo es el mismo marxismo-leninismo?

¿El castrochavismo es el mismo marxismo-leninismo?

Nota Ciudadana
¡Hay que borrar la imagen del Che de las universidades públicas!

¡Hay que borrar la imagen del Che de las universidades públicas!