La gente de bien, un eufemismo peligroso

Como escribió Voltaire: "Cuando el fanatismo ha gangrenado el cerebro la enfermedad es casi incurable"

Por: Fabián A. Fonseca C.
junio 02, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La gente de bien, un eufemismo peligroso

La gente de bien tiene armas. La gente de bien dice "yo no marcho, yo produzco". La gente de bien marcha en contra de la paz. La gente de bien defiende lo indefendible. La gente de bien es fanática. La gente de bien es aquella que se cree de mejor estrato a pesar de que es asalariado y está endeudado, etc.

En un país como Colombia, el término gente de bien resulta siendo uno de esos eufemismos peligrosos y baratos, que si bien están perfectamente camuflados por las artimañas del emisor y del lenguaje, no deja de ser una palabreja cargada de egoísmo, indiferencia, silencio, complicidad, negación, fanatismo, obediencia, adoctrinamiento, pasividad y, sin llegar a exagerar, violencia.

Durante estos días de coyuntura nacional derivada de las acciones legítimas y democráticas de las personas que protestan por un país mejor, hemos visto de manera más directa, fehaciente y hasta práctica los alcances de esos que se autodenominan y vanaglorian como la gente de bien. Tales alcances han estado emanados de eso que cualquier cobarde usa, eso que solo la barbarie manipula como medio para imponer su atraso humano y cultural.

Eso que aquí en Colombia quisieran algunos padres de la patria legalizar, pero que pareciera que lo estuviera. Hago referencia al uso indiscriminado de las armas, en donde todos gracias a los videos subidos a redes sociales hemos sido testigos directos de los efectos y consecuencias de un país sumido en la ignominia, esa que ha legitimado y naturalizado la violencia, y todas y cada una de sus formas o expresiones.

Para nadie es un secreto que en Colombia se creó una sociedad de cultura narcoparamilitar, en donde la violencia ha sido su única y bárbara expresión para callar los gritos del cambio y del desespero por salir de la desigualdad y la tiranía, esa que ha sido la batuta de aquellos que nos han mal gobernado y que precisamente fueron tocados o "simplemente" seducidos por esa vergonzante cultura, esa que les financió, apoyo, publicitó o defendió (fanatismo).

Videos vistos en el Valle del Cauca y Cali en donde se observan a hombres de blanco disparando a los indígenas, son esa pequeña pero caótica muestra de una sociedad atraída por la violencia y por esa cultura, si a eso se le puede llamar cultura, de esa que optó por creer en la "seguridad" y la propiedad privada por encima del bien común y del respeto a la vida.

Hoy más que nunca creo que, a pesar de la barbarie de esa gente de bien que nos gobierna y de esa que los adula y defiende, tenemos un llamado a la historia... esa que nos dice que a pesar de la ignominia estamos en el lugar correcto de la historia. Hoy más que nunca creo que a pesar de todo estamos por buen camino, ese camino que hace algunos meses era impensable, pero que hoy no es solo más que una realidad, es nuestro futuro y el de sus hijos. Es por lo anterior que prefiero no ser parte de la gente de bien. ¿Y usted?

-.
0
2800
El sueño frustrado de Germán Vargas Lleras

El sueño frustrado de Germán Vargas Lleras

Un narco colombiano y un presidente paraguayo, los sospechosos del asesinato del fiscal Marcelo Pecci

Un narco colombiano y un presidente paraguayo, los sospechosos del asesinato del fiscal Marcelo Pecci

Estaba invicto y me pringaron de Covid

Estaba invicto y me pringaron de Covid

Enfrentarse a un papá militar: la valentía de Carlos Vargas, el más macho de la T.V

Enfrentarse a un papá militar: la valentía de Carlos Vargas, el más macho de la T.V

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus