La extraña enfermedad que no pudo tumbar a Margarita Ortega

Un virus se apoderó del oído de la presentadora y la dejó 5 días hospitalazada. Sin embargo, ya se recupera y comparte el proceso en redes

Por:
julio 15, 2019
La extraña enfermedad que no pudo tumbar a Margarita Ortega
Foto: Instagram @margaritaortega

Una publicación en el Instagram de Margarita Ortega alarmó a sus seguidores. La impactante imagen, en donde se le veía tapándose la cara con una mano engasada, iba acompañada del texto "Un virus se apropió de mi oído. Resultado: Neuritis vestibular viral = Vértigo. Hospitalizada de tres a cinco días. Abrazos mareados para todos". La enfermedad que describió es un trastorno que trae consigo una intensa sensación de mareo producto de la inflamación del nervio vestibular, el cual controla el equilibrio desde el oído. La mayoría de casos son producto de un virus y su tratamiento incluye medicamentos para disminuir la inflamación, el mareo, días de reposo y rehabilitación con terapia física.

Margarita llegó desmayada en una ambulancia a la Fundación Santa Fe en el norte de Bogotá. No recuerda cómo fue su ingreso a la clínica. Aunque el diagnóstico no fue grave, quedó discapacitada por varios días. El virus descontroló sus sentidos y la tumbó en una cama. Ella, que ha publicado tres libros, ha compartido con sus seguidores en Instagram los aprendizajes que le deja el incidente. Le tocó aprender a hacer las cosas más sencillas y cotidianas de la vida; desde caminar hasta vestirse. Aunque ya está fuera de la clínica pasará un tiempo antes de verla de nuevo en las pantallas del noticiero de CM&.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Un virus se apropió de mi oído. Resultado: Neuritis vestibular viral = Vértigo. Hospitalizada de tres a cinco días. Abrazos mareados para todos. #elmundosemueve

Una publicación compartida de Margarita Ortega (@margaritamariaortega) el

La salud es un tema prioritario para Margarita Ortega. Desde hace 18 años cambió su forma de alimentarse y se volvió vegetariana. Aunque no es nutricionista ni médica, sabe de lo que está hablando y se ha dedicado a compartir sus conocimientos con sus seguidores. Hasta el momento ha publicado tres libros sobre el tema. En la pasada versión de la Feria del libro de Bogotá presentó El Camino Sencillo, el último que ha escrito. Desde la cuenta de Instagram @estoyverd comparte tips de alimentación y recetas de cocina.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Llegué sin sentido, en ambulancia, con mucho dolor, completamente perdida, viviendo en carne propia como mi alma estaba atrapada en este carruaje, mi cuerpo, sin espacialidad, sin tierra, en desasosiego. No tengo memoria sobre mi ingreso pero sí de lo que han significado estos nueve días. El dictamen no fue grave, gracias a Dios, pero sí enormemente discapacitante, quien lo ha vivido lo sabe. He conquistado grandes batallas en esta semana. Pasaron los dolores intensos y aunque hay muchas cosas que aún no puedo hacer sola algunas que hasta hace unos días parecían sencillas y automáticas como vestirse, bañarse, comer, caminar, hoy son enormes logros. Durante esta semana tuve que soltar, permitir que otros se hicieran cargo de mí, dejando de lado mi recia independencia, mi terca autonomía y hasta mis más vulnerables pudores. Como nunca, entendí que no puedo hacerlo todo, que confiar en la perfección de la vida, en la sabiduría interior, en el poder superior es la base, que no estoy sola, que nunca nos dejan, que cada etapa es una experiencia de amor, que la vida es y en eso radica su grandeza, que estamos absolutamente conectados y que un rayo de sol es el día entero. Hoy puedo despedirme de la clínica con gratitud. Todavía me falta un tiempo para estar sobre el ring pero estoy convencida de que llegaré ahí más serena, más feliz y apreciando y bendiciendo cada instante, cada aliento. La vida me hizo parar a través de un virus que descontroló todo mi equilibrio, mi visión, mi cerebro, que derrumbó mi sistema conocido. Hoy quiero comprender el mundo desde la novedad de esta vivencia y de compartir con ustedes este sentimiento de fragilidad que se queda solo para recordarme o recordarnos que la vida es cortica, única, excepcional pero que sobre todo está para no perdérsela por nada del mundo. A veces dejamos que todo pase muy rápido y no vemos el sentido de lo pequeño pero inmensamente magnífico de cada momento. ¡Es aquí y es ahora! La vida nos une de maneras inimaginables y el proceso de esa unicidad nos bendice con su aliento y su familiaridad. Estamos creciendo, estamos experimentando. Gracias a todos en @fsfb_salud por su corazón de oro.

Una publicación compartida de Margarita Ortega (@margaritamariaortega) el

Recientemente había sido noticia porque terminó la única relación que ha tenido después de su separación con el actor Ramiro Meneses. Era novia del productor de teatro Daniel Álvarez Mikey, el hijo de Fanny Mikey, pero hace poco terminaron un romance que tenía casi cinco años. Según contó el programa La Red, la falta de tiempo por las ocupaciones de cada uno fue lo que acabó la relación.

Por lo pronto, Margarita estará unos días alejada de noticiero de CM&, donde compartía set con Ines María Zabaraín, Claudia Palacios, Adriana Tono y Luisa Fernanda Tobo, bajo la dirección de Yamid Amat. Debe pasar una temporada en casa recuperándose antes de estar de nuevo frente a las cámaras. Sin embargo, la también actriz se muestra confiada de que pronto estará de vuelta en su ring más fuerte que nunca.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Me siento desde temprano a ver lo que nunca había visto a través de esta ventana. Aparecen los colores, el movimiento en otras casas, las relaciones, algunos pájaros, la ciudad que se levanta. De repente quedé dentro de esta pequeña cápsula y el mundo fue otro. Estuvieron todos pero en particular me tuve a mí. Estábamos yo y yo ahí, como nunca. Voy recuperando cada uno de los espacios conocidos, poco a poco. Escucho mejor, veo mejor, me muevo mejor, ya no hay dolor, voy estirando el cuerpo magullado y encontrando el sentido, uno solo, todos y en silencio, el de estar y cada pedacito conquistado tiene sabor a gloria. Veo más contornos, entiendo y digo gracias, huelo un mango, siento y digo gracias, mis pensamientos quieren volar pero la vieja estructura ya no está, el engranaje es otro, me aquieto, respiro, me tomo un momento, escucho y digo gracias, me lleno de cada pequeña cosa que pasa con un deleite nunca antes vivido. Sentada en esta ventana viendo como la luz lo llena todo, como el camino siempre tan sabio se encarga. Suelto, me entrego, me recupero. El mundo desde adentro. #Dios

Una publicación compartida de Margarita Ortega (@margaritamariaortega) el

-Publicidad-
0
41539
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus