La estupidez de pagar una boleta de Bad Bunny en 2 millones de pesos

El doble que costó ver a los Rolling Stones y el triple que salió lo de Roger Waters nos impone esta pregunta: ¿en qué momento todo se fue al carajo?

Por:
enero 24, 2022
La estupidez de pagar una boleta de Bad Bunny en 2 millones de pesos

Cuando Alfredo Villaveces anunció en octubre del 2015 que los Rolling Stones vendrían a Colombia, en un único concierto en el Campin, que se celebraría el 10 de marzo del 2016, las alarmas se encendieron porque los puestos de adelante, para ver a Keith y a Mick por primera vez en nuestras vidas, valdrían 1 millón de pesos. Por supuesto que era un montón de plata pero uno podía entender, eran los Stones, unas leyendas con medio siglo en carretera, era tocar con nuestras manos la historia viva del rock.

Lo que uno no puede entender es que eso valga ver a Bad Bunny en promoción. Porque si pagas ahora un palco te sale en 10 millones, 1 por persona, pero si espera hasta febrero el palco sale el doble, en 22 millones de pesos. Se entiende que Bad Bunny es el artista del momento, su target vale 1 millón de dólares y alquilar el estadio el Campín sale en 1.000 millones de pesos así que pues, es lo que vale.

Lo que pasa es que los Rolling Stones tienen una historia de 60 años -en el 2022 los cumple- y su aura de leyenda los identifica. Cuando en el 2007 vino por primera vez Roger Waters, o cuando en el 2012 hizo lo mismo Paul McCartney, nadie ponía en duda los precios que se tendrían que pagar. Era rock, era cultura.

Pero que una estrella tan reciente como Bad Bunny, cuya voz causa tantas burlas, sin tradición de ningún tipo, habla de un cambio de paradigma, de que una época murió para siempre. La gran mayoría de megaconciertos que se han anunciado después de la pandemia están hechos para complacer a centenials y ya, a los mayores de 40, nos toca solazarnos con los recuerdos. Tal vez el único concierto que esperamos con ansiedad sea el de Gorillaz.

Y en ese sentido, pagar por Harry Styles, Dua Lipa o Miley Cirus una montaña de plata se entiende por el contexto mundial y global en el que se mueven. Y son artistas vigentes, pero la crecida del reggetón, la burbuja en la que está, despierta suspicacia. ¿En qué momento estos artistas se inflaron hasta proporciones descomunales?

Si tienen la plata y les gusta el reggetón pues que la paguen y sean felices. Pero pensar en toda la gente que se endeudará sólo para subir en su historia de Instagram el concierto desde primera fila me da grima y desesperación. Si, desde todo punto de vista, y viendo la altura gnómica del personaje, la guerra ha terminado y han ganado los malos.

-.
0
65400
Oscar Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

Oscar Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

"No estoy dispuesto a darle trabajo a alguien que apoye a un criminal como Petro"

Fico, el campeón en gastos de publicidad en Facebook

Fico, el campeón en gastos de publicidad en Facebook

Indicadores del cambio climático batieron récords en 2021

Indicadores del cambio climático batieron récords en 2021

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus