La educación que falta

Testimonio de un docente colombiano, enseñando virtualmente en la Colombia rural a causa de las medidas tomadas por el gobierno en el marco de la pandemia

Por: Ricardo Cifuentes
junio 09, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La educación que falta
Foto: Pluma Negra

Cuando llegué a dictar clases a ese colegio, entre tantas cosas que la profesora saliente me indicó, orientó y recomendó, también me entregó los resultados de las pruebas que le habían realizado a uno de los niños que tenía dificultades académicas ¿El diagnóstico? Coeficiente intelectual más bajo de lo normal, problemas de atención y memoria, entre otras tantas; con ese caso y un panorama incierto inicié las clases en una vereda lejana de un municipio cundinamarqués.

La adaptación fue fácil, los estudiantes de zonas rurales son mucho más respetuosos con los docentes, además del cariño que por lo general emanan, suelen ser muy entregados al estudio, esto último por cuestión del empuje que les dan sus padres a diario en busca de un porvenir mejor que el de ellos, padres que por cierto, también son muy colaboradores con el proceso de sus niños.

Durante esta época de pandemia global, la comunicación y las clases han sido toda una odisea, no hay señal para celulares, menos de Internet y el porcentaje de familias con computadores es bajísimo, casi nulo; a pesar de este panorama, las familias y los niños caminan largo tiempo a zonas donde les tome algo de señal el celular y llaman para sus clases. Una entrega total.

Se han presentado unos retos irreales, como tratar de seguir un proceso por llamada con un estudiante cuyos padres son analfabetas y él tiene los problemas de aprendizaje arriba mencionados, ellos cumplían mandándolo al colegio, pero ¿Ahora? Solo queda persignarse y rogar para que de lo conversado y en teoría realizado en casa algo quede.

Lo sé, todo hasta aquí suena hermoso y puede contarse como una historia de superación y entrega sin igual, pero no lo es y tampoco deseo que se lea así, como este caso o mi situación debe haber miles en Colombia y la idea de romantizarlo es como mínimo ofensiva ¿Por qué? Porque historias como esta solo demuestran la brecha cada vez más amplia que hay en el país, donde los pobres cada día cuentan con menos recursos y el abandono estatal se acentúa a cada ley que se hunde, como la de las Rutas Escolares Rurales, por ejemplo.

Falta educación en Colombia, cobertura y calidad son ideas cada vez más utópicas en la tierra donde decirle “indio” o “campesino” a alguien continúa siendo un insulto, donde los niños caminan horas para recibir clases, cuando llegan están agotados y en muchos casos el colegio está por caerles encima, sí señores, esa es la realidad de muchos “futuros” del país.

Falta educación en Colombia, para que los niños de bajos recursos puedan tener herramientas básicas como un computador o internet, pero también falta, para que quienes tienen estas herramientas las sepan aprovechar y sean conscientes del privilegio al que tienen acceso y no estén aprovechándose del docente mayor que está también aprendiendo a manejar las tecnologías para insultarlo o hacerlo salir de las reuniones; también falta educación para que los estudiantes sean respetuosos y no tengan sexo durante la clase virtual ante los oídos de todos, pero sin ir más lejos, hace falta educación para que eso no se convierta en la noticia relevante de un país dónde han matado líderes sociales casi tanto como el presidente sale a hacer alguna hilarante declaración.

Esta pandemia nos ha demostrado la educación que falta.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El coronavirus también amenaza a las mariposas en el Quindío

El coronavirus también amenaza a las mariposas en el Quindío

Nota Ciudadana
El miedo en tiempos de pandemia

El miedo en tiempos de pandemia

Nota Ciudadana
Asuntos varios

Asuntos varios

En redes
VIDEO: Presos en Bellavista desayunan al lado de muerto por posible COVID-19

VIDEO: Presos en Bellavista desayunan al lado de muerto por posible COVID-19