La educación en primer lugar, el gran desafío de Edna Bonilla

Edna Bonilla Sebá, la nueva Secretaria de Educación de Bogotá, es una hija y un resultado de la educación pública. Una convencida de que la educación ocupará el primer lugar y será una de las grandes metas de la administración de Claudia López

Por:
febrero 04, 2020
La educación en primer lugar, el gran desafío de Edna Bonilla

Docente  de la Universidad Nacional, aspirante a la Rectoría de la principal Universidad pública del país, casada con Jorge Iván González, un reconocido investigador económico, tiene dos hijos: Andrés, profesional del Derecho, Pablito estudiante de 4° de primaria y cuatro más por decisión de vida: Santiago (astrofísico), Nicolás (antropólogo), Felipe (sicólogo) y Alejandro (médico).  La educación la persigue: hace seis meses al lado de su casa se inauguró un jardín infantil que todos los días le permite escuchar el reconfortante y placentero  eco de la algarabía feliz de los niños que allí se educan.

Ingresó como estudiante de prekinder al Liceo Femenino de Cundinamarca Mercedes Nariño, un verdadero privilegio a finales de los años 70, cuando los niños y niñas de los estratos populares no tenían educación inicial.  Allí estudio la primaria y el bachillerato.

Hoy quiere que el privilegio que ella tuvo de estudiar 3 grados de educación prescolar lo puedan tener como un derecho todos los niños entre 3 y 5 años de edad en los colegios públicos distritales. “Es una de mis  grandes apuestas contra la inequidad y para cimentar las bases sólidas de una educación pertinente y de calidad que permita cerrar las brechas sociales y educativas que existen en la ciudad” afirma.

Sus estudios en la Universidad Nacional, donde se graduó como Contadora Publica, le permitieron constatar que la educación para los sectores populares es una oportunidad para romper el círculo de la pobreza y realizar las aspiraciones legítimas de los jóvenes de construir su futuro. De allí que una de sus grandes metas es cumplir con el compromiso electoral de la alcaldesa de garantizar 20.000 nuevos cupos de educación superior para los jóvenes y ofrecer programas de educación técnica y tecnológica que les abran oportunidades de empleo o emprendimiento y los habiliten para continuar sus estudios universitarios.

Por fortuna la educación vuelve a estar en manos de una educadora. Ha ejercido la docencia por más de 20 años en la Universidad Nacional y en otras universidades de la ciudad y el exterior. “Por mi experiencia como docente le doy y daré gran importancia  a los maestros en la transformación y mejoramiento de la calidad de la educación. La Secretaria de Educación quedaría reducida a un edificio en la Avenida El Dorado con 68 sino contamos con los maestros, con su capacidad profesional, con su experiencia de tantos años de práctica pedagógica. Ellos son el principal aliado para hacer de la educación el gran instrumento de  construcción de un nuevo pacto social y generacional por la equidad social en Bogotá, como lo ha indicado la alcaldesa Claudia López”.

Los problemas que afectan hoy a la educación en Bogotá no le son ajenos. Durante los últimos 10 años hizo su doctorado y realizó importantes investigaciones desde la Universidad Nacional en temas vitales como la evaluación de los colegios en concesión, el clima escolar y la formación ciudadana en los colegios públicos, la educación rural en el Distrito, entre otros. Conocimiento a partir del cual se propone lograr una gran transformación pedagógica en los métodos y sistemas de enseñanza que permitan  una educación más pertinente para los niños y jóvenes, contando siempre con la activa participación de los maestros y los rectores de los colegios. Una Misión de Educadores y Sabiduría Ciudadana trazará el derrotero de la educación en Bogotá durante los próximos 10 años. Así mismo aspira a fortalecer la gestión y administración de los colegios distritales.

Al igual que la alcaldesa, Edna Bonilla es también hija de la educación pública. Las dos están comprometidas con su defensa y fortalecimiento. Por eso afirma de manera categórica: “La educación pública es la educación  de la democracia”. “Sin educación pública no es posible la democracia de verdad y el progreso social”. “Nuestra educación pública es la única que puede garantizar a los bogotanos y a los colombianos el derecho a la educación. “El derecho a la educación no es solo tener un cupo en un colegio o una escuela pública, es también garantizar las condiciones para la permanencia, para su aprovechamiento, para su disfrute, es también la alimentación escolar, el buen trato y respeto a los alumnos, es su gratuidad, es ofrecer una educación de la más alta calidad y pertinencia.”

A Edna Bonilla la educación le cabe en su cabeza y en su corazón. Con entusiasmo desbordado afirma “Lo que soy se lo debo a la educación pública y porque siempre considere que la educación era lo primero y el camino para realizar mis sueños. Por eso quiero que este ideal, La educación en primer lugar, sea el norte de mi gestión como Secretaria  de Educación y para ello buscaré todos los días el concurso y la participación de los educadores y los ciudadanos  para lograr la felicidad y la realización de nuestro niños, niñas  y jóvenes, la razón de ser de nuestra educación”.

 

 

 

-.
0
3002
El ingrato final de una guerrillera vieja

El ingrato final de una guerrillera vieja

¿Pagaría 300 mil pesos por unos zapatos usados?

¿Pagaría 300 mil pesos por unos zapatos usados?

Los millones que ganan los dueños de las Concesionarias de carros en Colombia

Los millones que ganan los dueños de las Concesionarias de carros en Colombia

Hernán Peláez, el irrepetible que, como el vino, entre más añejo mejor

Hernán Peláez, el irrepetible que, como el vino, entre más añejo mejor

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus