Opinión

La economía no anda bien

Decir que la economía se está recuperando como afirma el presidente Duque y Minhacienda, es pensar con el deseo, pero la verdad es preocupante: “las cifras son las cifras”

Por:
junio 11, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La economía no anda bien
Colombia necesita tomarse en serio aumentar la capacidad productiva del país, para llegar a niveles de crecimiento del 5 % o 6 % que se requieren con urgencia

Objetivamente, de acuerdo a los datos disponibles, la economía colombiana no está bien y esta verdad la tienen que aceptar quienes tienen la responsabilidad del manejo de la política económica. El gobierno a su vez reacciona negativamente ante quienes le dicen  la verdad, pero internamente no pueden desconocer lo que demuestran las cifras. Como dicen los economistas, las cifras son las cifras. Decir que la economía se está recuperando como afirma el presidente Duque y su ministro de Hacienda, es pensar con el deseo, que para bien de los colombianos ojalá se cumpla, pero la verdad hoy es preocupante. Lo que mostró el gerente del Banco de la República es que el crecimiento, no anual sino trimestral, el último del 2018 contra el primero de 2019, desestacionalizado, muestra estancamiento del crecimiento económico.

Varios hechos preocupan. Por ejemplo, una pregunta que debe hacerse es por qué con semejante tasa de cambio, muy por encima de los 3.000 pesos por dólar, no aumentan las exportaciones sino que lo que crece son las importaciones, generándose así, un preocupante déficit en la balanza comercial. Se confirma algo que desde hace tiempo debería haber preocupado a los responsables de la política económica: este país no tiene una oferta exportable y seguimos colgados del petróleo, sometidos a los vaivenes de su precio sobre el cual no tenemos ninguna influencia. Error de política económica que no logra remediarse; nada se hace para crear la base productiva de este país que pasa por la recuperación del sector agropecuario. Pero como esto no se logra sin acabar con la profunda concentración de la tierra, el feudalismo hoy en el poder impide cualquier cosa que lleve a la verdadera modernización de la agricultura y de la ganadería, dándole oportunidad a los millones de campesinos que tenemos y que hoy viven en el siglo XVII.

Pero al déficit anterior se le agrega nada menos que el déficit fiscal, que no trasnocha al gobierno, empeñado en bajar los impuestos al sector industrial con el argumento de que así se genera empleo. El resultado es menos ingresos al fisco y un aumento preocupante de los niveles de desempleo que alcanzan la barrera de los dos dígitos, dejando millones de personas sin posibilidad de generar ingresos. El mercado laboral debería ser la gran preocupación del gobierno, cuya atención sigue enfocada en el emprendimiento, cuando las cifras, de nuevo las cifras, demuestran que las nuevas empresas no solo tienen una alta tasa de mortalidad sino que no están creando puestos de trabajo desde hace tiempo. Este es uno de los graves problemas que enfrenta el país con una ministra de Trabajo que no entiende este problema.

 

No más el argumento de que estamos mejor que el promedio de América Latina,
porque la verdad es que la región está muy mal
y por consiguiente este es un consuelo de tontos

La tasa de crecimiento, punto central de la polémica, está en niveles muy lejanos a los que requiere este país. Aun si se llegara este año al 3 %, con este crecimiento no se resuelve ninguno de los problemas serios de esta sociedad. No es extraño entonces que la pobreza, que venía bajando, se haya estancado, igual que la distribución de ingreso. Colombia necesita tomarse en serio aumentar la capacidad productiva del país, y el turismo y la economía naranja no son suficientes para llegar a niveles del 5 %  o 6 % que se requieren con urgencia si de verdad se quieren cambios de fondo en esta sociedad.

No más el argumento de que estamos mejor que el promedio de América Latina, porque la verdad es que la región está muy mal y por consiguiente este es un consuelo de tontos. Más que pelear con las cifras o con quienes las sacan a relucir, el gobierno tiene que concentrarse en reactivar la economía en momentos muy difíciles en el contexto internacional. La pelea comercial entre China y Estados Unidos e inclusive la de Trump con México, que parece tener un respiro, no ayuda a que la economía colombiana reaccione fácilmente. Por ello pilas, señores del gobierno. Dejen de pensar con el deseo y actúen.

E-mail [email protected]

www.cecilialopezcree.com

www.cecilialopez.com

 

-Publicidad-
0
5482
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
12 sugerencias para los 3 años que faltan

12 sugerencias para los 3 años que faltan

Ministra Alicia Arango: no es suficiente

Ministra Alicia Arango: no es suficiente

Elecciones de octubre: la degradación de la política

Elecciones de octubre: la degradación de la política

¿Por qué se desbordó la corrupción en Colombia?

¿Por qué se desbordó la corrupción en Colombia?

Uribe y Arias

Uribe y Arias

Si yo fuera la Universidad Sergio Arboleda

Si yo fuera la Universidad Sergio Arboleda

La precampaña presidencial de Paloma

La precampaña presidencial de Paloma

El presidente Duque no se conecta

El presidente Duque no se conecta