Opinión

La duda verde

Entiendo y comparto el recule de Claudia López y los puntos que había perdido (para mí) ya los ha recuperado

Por:
octubre 03, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Cuando Carlos Vicente de Roux declinó de sus aspiraciones a la alcaldía de Bogotá, el partido de los verdes dejó en libertad a sus militantes para votar.

Me ha interesado solo mirar el accionar de Claudia López, aguerrida senadora  que a mi me dejó con la boca abierta desde que como coordinadora de investigación y edición salió a la luz la obra Y refundaron la patria…, un impactante y estremecedor libro con investigadores de primera línea que en exactas 500 páginas nos informa con detalles escabrosos de cómo mafiosos y políticos reconfiguraron el Estado colombiano hace muy pocos años.

De ahí a hoy la veo con su pareja, Angélica Lozano, otra valiente representante a la Cámara, metidas en todas las peleas posibles con tal de sanear como puedan en una lucha ya perdida el sucio y muy sucio mundo político nacional, lleno de mermeladas y contraticos por diez mil millones, y liderando una confrontación con ideas con el también senador Uribe.

No me gusta su delgado pañuelo en el cuello, pero admiro su entereza y es tal vez, con tres o cuatro más, verdaderos e íntegros personajes públicos.

Y me llamó la atención hace poco, cuando su partido dejó en libertad a sus militantes, que Claudia López hubiera decidido dar su apoyo a Peñalosa. Me llamó la atención porque, por fuera de la figura Peñalosa como persona, es claro que él está como candidato de esa cosa que se llama Cambio Radical, el partido que si bien dicen está liderado por un personaje siniestro y triste como Rodrigo Lara y uno o varios de los Galanes, es claro que el que lleva las riendas no es otro que Vargas Lleras, el mermeladero mayor, el vicepresidente que ya dentro de nada, para nuestro pesar, será presidente de este país.

Y si bien mi admiración por ella seguía vigente, con tal decisión bajó (para mí, obvio) un poco de puntos.

Pero parece que Claudia López repensó su jugada de ajedrecista y ahora dice que su voto lo da por Pardo, aduciendo que “Bogotá no se reduce a cálculos presidenciales de Germán Vargas y Gustavo Petro”, añadiendo que quiere a Peñalosa como amigo, pero prefiere a Pardo como alcalde. Y el eje de todo está en Cambio Radical, aquel muy inquietante movimiento político. Lástima que no diga nada del Partido liberal que aúpa a Pardo.

No voy por Pardo, mil veces menos por Peñalosa. Pero entiendo y comparto el recule de Claudia López y los puntos que había perdido (para mí) ya los ha recuperado.

Cuando deje de usar pañuelitos en el cuello, le pediré mi amistad por Facebook.

Y hablando de…

Y hablando de arrepentimientos y echadas para atrás, repaso y releo lo que se ha escrito sobre la paz que llegará en seis meses y me cae como un golpe en la frente una inquietante frase de un buen amigo a quien no conozco, Samuel Whelpley, cuando dice que no hay nada más tentador, e intelectualmente peligroso, que sacar conclusiones generales a partir de un solo caso aislado.

Vimos un apretón de manos forzado por Raúl Castro y hemos sacado miles de conclusiones.

-.
0
1153
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Por suerte casi los mato

Por suerte casi los mato

Celos de hombre (II)

Celos de hombre (II)

Celos de hombre

Celos de hombre

Seis micros agradeciendo a los gringos

Seis micros agradeciendo a los gringos

Feliz 2019 con cinco gotitas

Feliz 2019 con cinco gotitas

¿Sabrá la ciencia la verdad?

¿Sabrá la ciencia la verdad?

Solo dio para tres, como un mal polvo

Solo dio para tres, como un mal polvo

El primero no va contra nadie

El primero no va contra nadie