La doble moral envenena más que el porno

¿Les suenan estos nombres: Shyla Stylez de 35 años, August Ames de 23 años, Yurizan Beltran, 31 años y Olivia Nova de 20 años?

Por: Ivan Camilo Martinez Mendieta
Enero 22, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La doble moral envenena más que el porno

Seguramente muchos de los lectores no reconocen (o reconocíamos) estos nombres de entrada, pero es muy posible que reconozcamos las caras y especialmente los cuerpos de estas mujeres, ya que se trata de mujeres asociadas a la industria pornográfica. Infortunadamente, no es la única característica que las liga, todas ellas han cedido a la salida fácil y más triste; suicidio, salvo Shyla de quien se dice que murió en extrañas circunstancias que no tuvieron mayor impacto mediático. Todas estas muertes sucedieron en un lapso de tres meses.

De las otras tres chicas se puede decir lo siguiente: August se quitó la vida en diciembre 5 de 2017 por asfixia o ahorcamiento, esto luego de haber sido inundada de mensajes vilipendiosos y bullying virtual luego de que se negara a rodar una escena con actores que habían filmado unas tomas de una película gay. Al ser tachada de homófoba, intolerante y demás denuestos optó por matarse en Camarillo, California ante tal presión de sus seguidores y público en general.

Yurizan Beltrán, oriunda de Los Ángeles (California), murió a causa de una sobredosis de antidepresivos y no una de sustancias ilegales como presumiblemente se habían teorizado las autoridades. La raíz fue una profunda depresión que sufría a causa de nunca haber encontrado una pareja que la amara por ser ella misma y no por ser actriz porno, sumado a esto de ver frustrado su sueño de no poder convertirse en una actriz convencional.

Por último, el caso más reciente es de Olivia Novo, cuyo cuerpo fue hallado sin vida en su casa de Las Vegas a los 20 años de edad, cuya causa de deceso no se ha definido aún por los peritos. Es muy probable que también sufriera de una profunda depresión ya que el 24 de diciembre del año pasado había puesto en Twitter la intención de llamar a un fan solamente para sentirse bien, en el sentido anímico de la palabra. El agravante es que su muerte sucede a menos de un año de su novio quien también se quitó la vida, dos días antes del cumpleaños de Olivia.

¿Qué puede estar ocurriendo entonces?, ¿alguna clase de patrón siniestro? Evidentemente sí, todas estrellas porno, todas habiendo tomado su propia vida y es que es fácil de comprender, pero difícil de asimilar porque todos podemos fácilmente ver desde nuestros computadores o dispositivos apenas unos cuantos minutos, pero detrás del placer, hay mucha presión porque es una industria bastante demandante, física, mental y espiritualmente hablando. Una industria en cuyos actores tienen por valor su propio cuerpo y encima de esto, los seguidores que demandan mucho material a diario porque recauda USD $100.000.000.000 (cien mil millones de dólares) aproximadamente cada año.

Sin embargo, ellas son víctimas también de un mal comparable al de los muchachos de bachillerato, y es el acoso o bullying, pero no de parte de agresores sexuales ni mucho menos, sino de sus opuestos igualmente dañosos y vilipendiosos como esos militantes de la buena moral, que tienen tanta que hasta la tienen doble.

Predican una pacatería que se cae de su propio peso, criticando y amenazando en nombre de unos escrúpulos que nunca interiorizaron y se desquitan con personas que vaya uno a saber porque eligieron ese camino que tampoco hay que preguntar mucho de eso.

Hay que decir y aclarar que la mayoría de estas actrices, aunque tiene una gran demanda, prefieren hacer un retiro de la industria prematuro precisamente porque saben que no es un negocio tan placentero como muchos solíamos creer, aunque hay otros que todavía sueñan con entrar a un mundo en el que se pueda hacer el amor sin límites creyéndose buenos catres, pero nada más lejos.

Tampoco hay ser muy intrusivo en el tema y parecer otro mojigato más, pero para resumir no hay peor asesino que la doble moral.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
3769

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Un millón de seguidores o un millón de posibles enemigos?

¿Un millón de seguidores o un millón de posibles enemigos?

La ley porno que censura a los filmes de Reino Unido

La ley porno que censura a los filmes de Reino Unido

Porno, narcotráfico y seducción

Porno, narcotráfico y seducción