La descarada doble moral de los periodistas de Colombia

"Antes de juzgar a Fredy Contreras, muchos periodistas deberían denunciar el maltrato y acoso que viven por parte de sus jefes y compañeros en sus empleos"

Por: Enrique González Gómez
febrero 25, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La descarada doble moral de los periodistas de Colombia

Absolutamente despreciables las actitudes de Fredy Contreras, conductor de servicio público y quien "saltó a la fama" de esta comarca que es Colombia, después de sus comentarios desobligantes, ofensivos y humillantes contra las mujeres colombianas. Esa, razón suficiente para que el señor Contreras sufra la sanción social y, si cabe, algún requerimiento de alguna autoridad ante su evidente conducta difamante y atentatoria contra los derechos de un sector de la población.

Sin embargo, de ahí al linchamiento mediático y al bloqueo laboral que se ha hecho evidente contra Contreras, hay mucho camino por recorrer. Los dueños de la moral en Colombia han hecho un "seguimiento minucioso" de las actividades del mencionado Contreras para reengancharse y tratar de conseguir trabajo nuevamente, a lo que tiene derecho, pues sobre él no pesa impedimento alguno, sanción o destitución que le haga figurar ante las instancias a donde pueda acudir a pedir trabajo como apto para el mismo.

Contreras ofendió a las mujeres de este país, dijeron los titulares rimbombantes de los medios de comunicación, ¿todas se sintieron ofendidas? Habría que ver hasta dónde llegaron las palabras hirientes y denigrantes del conductor de taxi. Un medio de comunicación radial le "dedicó" más de una hora de su audición local, nacional e internacional, para que el señor Contreras "se defendiera y disculpara" por lo que había dicho contra las féminas de este país. Tienen todos esos "juzgadores sociales" la autoridad moral para cuestionar y "condenar" a Contreras.

Para ir solo a un escenario real, por ejemplo, ¿cuál es el trato que reciben las periodistas de sus jefes, hombres y mujeres, en las redacciones de los medios de este país? Cuando no es de autocensura, gritos, humillaciones y persecución, es de sueldos perversos y horarios inhumanos, entre muchas otras acciones.

Ojalá algún día muchos de los seudoperiodistas, mujeres y hombres, indignados con el trato de Contreras para con las mujeres, hicieran un acto de contrición y le contaran al país y a sus audiencias cómo acosan laboral y sexualmente a sus subalternos, además de que les obligan a poner sus puntos de vista y la "línea editorial" del medio por encima de la realidad de la información, esto para no hablar de la estigmatización que sufre quien se atreve a pensar distinto y a expresar una opinión diferente.

Dirán algo de las mujeres esos periodistas, directores y jefes de redacción de medios, especialmente de radio y televisión, que "usan de cama" a periodistas mujeres a las que posteriormente "posicionan" de manera rápida y metéorica en sus carreras profesionales.

Hace solo algunas semanas una modelo colombiana, Claudia Bahamón, salió a decir que uno de esos directores de noticiero, Yamid Amat, le pidió que se "operara los senos para contratarla." ¿No es una cosificación de la mujer como objeto sexual y una especie de acoso también? ¿Quién se atrevió a cuestionar al director de marras? Ninguno, porque todos están cortados por la misma tijera.

¿Que por qué nadie denuncia, ni por qué nadie dice nada? Porque los colombianos estamos habituados a la humillación, a agachar la cabeza, a vivir con el rabo entre las piernas para conservar "el trabajito." Porque otros son capaces de "venderse" al postor de turno para conseguir el anhelado ascenso y el mejor sueldo y la mayor figuración. Todo esto para hablar de un solo sector de la economía de este país ¿Cuánto más habrá en otros lados?

Tendrán la suficiente valentía y personalidad para contarle a la sociedad y al país, estos "validadores de opinión," quiénes en realidad son ellos como "personas". Seguramente, no son, en ningún momento, mejores que Fredy Contreras.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
7000

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Periodismo colombiano, ¿en la olla?

Periodismo colombiano, ¿en la olla?