Opinión

La democracia en Venezuela

El éxito de la jornada electoral del pasado domingo en Venezuela es una prueba adicional del carácter ciertamente democrático de su régimen político

Por:
noviembre 23, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La democracia en Venezuela
Maduro habló tras divulgarse los resultados de unas elecciones en las que participaron una veintena de partidos, agrupados en cuatro grandes bloques políticos

El éxito de la jornada electoral del pasado domingo en Venezuela es una prueba adicional del carácter ciertamente democrático de su régimen político. Que, en contra la opinión de la Colombia unánime, no es un régimen político de partido único, como si lo es Cuba, sino un régimen parlamentario. Que por serlo legitima la participación de todos los partidos políticos existentes en la vida política y desde luego en las elecciones del parlamento y de todos los cargos electos del poder ejecutivo, incluido obviamente el presidente de la república. De hecho en las elecciones del pasado domingo participaron una veintena de partidos, tanto del orden nacional como del regional y municipal, agrupados en su mayoría en  cuatro grandes bloques políticos: el Gran Polo Patriótico nucleado en torno al chavismo; la Plataforma Unitaria, reunión de la derecha más radical e intransigente con el gobierno de Nicolás Maduro; la Alianza Democrática, integrada por la derecha moderada; y la Alternativa Popular Revolucionaria, compuesta por partidos y grupos de izquierda muy críticos con el gobierno del presidente Nicolás Maduro. Incluye al partido comunista de Venezuela. Más de 70.000 candidatos de estas formaciones políticas participaron el domingo en la elección de 3.082 cargos electos, entre gobernadores, alcaldes, diputados y concejales.

La participación en estas elecciones por parte de la derecha radical que se había negado a hacerlo desde 2017 fue fruto de las negociaciones en México de sus representantes con el gobierno venezolano, la quinta del mismo carácter celebrada en los últimos años. Todas ellas infructuosas porque esa derecha había hecho suya la estrategia de “cambio de régimen” adoptada con Washington con respecto a Venezuela y confiaba en que el fracaso de dichas negociaciones podría no solo atribuírsela a la intransigencia de Maduro sino que dicha atribución la haría suya la prensa hegemónica del continente. Esa estrategia, cuyo emblema era la “presidencia interina” de Juan Guaidó, está sin embargo en crisis por decir lo menos, por lo que se comprende que los representantes de esa derecha ultra hayan suscrito con el gobierno un “Memorando de entendimiento” - que menciona las “sanciones unilaterales” impuestas por el gobierno de Trump -  y hayan decidido participar en las elecciones del pasado domingo 21 de noviembre. Para lograr este acuerdo, el gobierno venezolano hizo varias concesiones entre las que cabe destacar el reemplazo en la junta rectora del Consejo Nacional Electoral de dos de sus cinco miembros por candidatos propuestos por la derecha.

___________________________________________________________________________________________

¿Cuál de las democracias parlamentarias actualmente existentes no puede ser criticada por las mismas razones?

__________________________________________________________________________________________

Cierto, la democracia venezolana no es perfecta  evidentemente, como lo demuestra entre otros hechos que el gobierno de Maduro ha sido objeto de dos informes críticos con la situación de derechos humanos en el país, que yo, desde luego no estoy en capacidad de criticar y menos aún de rebatir. Pero la pregunta que queda es ¿Cuál de las democracias parlamentarias actualmente existentes no puede ser criticada por las mismas razones? ¿Acaso los Estados Unidos de América, donde vienen de absolver a un supremacista blanco que mató con su fusil de asalto a dos manifestantes antirracistas? Y de donde el gatillo fácil de la policía se cobra impunemente la vida de un negro un día sí y otro también. ¿O es Francia, donde la represión policial con balas de goma de los Chalecos amarillos se saldó con un centenar de tuertos? ¿No nos conmovió hace un par de días la noticia de que la policía holandesa había tiroteado una manifestación de protesta en Rotterdam causando dos muertos y seis heridos? ¡En Holanda! De Colombia es mejor ni hablar en términos de derechos humanos porque me echo a llorar.

También está el tema de la reelección del presidente Maduro. Una objeción que adquiere su verdadera importancia cuando se toma en cuenta que Ángela Merkel, la actual canciller de Alemania, ya completó 16 años en el cargo, dos años menos de los que ocupó ese mismo sillón su correligionario Helmut Kohl. A Benjamín Netanyahu lo vienen de jubilar después de 15 años de primer ministro de Israel, un año más de lo permaneció François Mitterrand en la presidencia de Francia y dos más de lo que lo hizo Felipe González en la presidencia de gobierno de España. Washington no sancionó a ninguno de estos países por permitir estas reelecciones y es muy improbable que  vaya a hacerlo en el futuro si se repitiera la ocasión. Al fin y al cabo ninguno de ellos tiene la desgracia de pertenecer a lo que considera desde siempre su “patio trasero”.  Aquí sí puede valerse de cualquier pretexto para imponer sanciones, imponer “cordones sanitarios” y promover el descrédito y la deslegitimación de cualquier gobierno que no se someta dócilmente a su santa voluntad.

-.
0
700
Setecientos niños indígenas Emberá pasan hambre y frío en el Parque Nacional

Setecientos niños indígenas Emberá pasan hambre y frío en el Parque Nacional

Así se viven las elecciones en Honduras

Así se viven las elecciones en Honduras

Nuevo derroche en viaje internacional: cumbre anticorrupción en Egipto

Nuevo derroche en viaje internacional: cumbre anticorrupción en Egipto

La pelea por el botín de la Universidad de Medellín

La pelea por el botín de la Universidad de Medellín

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus