La corruptocracia de Colombia

"No es posible ir por el mundo robando como si esto fuera la cosa más normal de la vida. Eso sí es lo realmente asombroso"

Por: Fernán Avid Medrano Banquet
agosto 28, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La corruptocracia de Colombia
La corrupción, la que duele, la invencible, está en el alma de las personas que hace rato dejaron de sentir como semejantes a quienes comparten el país, el barrio, el dolor"

La corruptocracia de Colombia se inventó el castrochavismo para estigmatizar a todo el que no sea corrupto, pero el tiro le salió por la culata.

La nuestra es una democracia podrida, llena de instituciones y personas a las que poco o nada les importa ser honesto.

La verdad es que en Colombia es muy difícil ser honrado. Cuando uno devuelve el cambio que le han dado de más en un negocio, todo el mundo lo mira como un bicho raro, como a un ser extraño, como a un extraterrestre, cuando no como a un imbécil.

Eso es algo sencillo y normal. No es posible ir por el mundo robando como si esto fuera la cosa más normal de la vida. Eso sí es lo realmente asombroso.

El periodista Gonzalo Guillén ha denunciado la tradicional frase corrupta "¿Cómo voy yo?" (CVY), la cual hace referencia a la propina que los corruptos ambicionan recibir por cuenta de la gestión de contratos. Y que exigen.

La corrupción ha penetrado casi todas las instituciones colombianas. Las cortes, la fiscalía, las universidades, en fin.

Estuve leyendo el reportaje de El Espectador sobre las estudiantes universitarias que se han sentido acosados por compañeros y profesores. Las jóvenes han denunciado y no ha pasado nada.

La verdad es que en las universidades se necesita ser muy valiente para denunciar a un profesor.

Por otro lado, me contaba un amigo que los sacerdotes de la Comunidad de Jesús aseguran que en este mundo de corrupción y de tanta injusticia es muy difícil ser cristiano. Más allá del sentido religioso de la palabra cristiano, los valores morales.

Yo declaro no entender por qué los grandes medios de Colombia como Caracol Televisión y RCN Televisión no se dedican a denunciar la corrupción de nuestro país en lugar de mirar tanto para Venezuela.

Denunciar la corrupción genera mucha audiencia y, por eso mismo, aumenta el rating.

¿Por qué miran tanto para otro lado cuando acá tenemos problemas gravísimos sin resolver?

Por favor, señores de Caracol Televisión, Juan Roberto Vargas, RCN Televisión y Claudia Gurisatti, ayúdennos a resolver los problemas de los colombianos. Los compatriotas suyos somos los colombianos.

Si los medios de comunicación investigaran a fondo la corrupción, es decir, si tomaran en serio y con sinceridad los escándalos de corrupción, sobre todo los de Odebrecht, todo el país les agradecería. Pero no. Tal vez no les interesa mostrar tanto.

Si los medios de comunicación no asumen su responsabilidad social, si no lo hacen, les garantizo que las redes sociales asumirán sus funciones y desnudarán al poder y mostrarán todas sus mentiras, engaños e hipocresía.

No obstante, hasta que esto ocurra, seguiremos siendo la corruptocracia más antigua del continente americano.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
872

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

El circo de cambiar un burócrata por otro

Sarmiento A. perdió US$1.000 millones por escándalo Odebrecht

Sarmiento A. perdió US$1.000 millones por escándalo Odebrecht

Dos cónsules colombianos en Madrid, a responderle a la justicia

Dos cónsules colombianos en Madrid, a responderle a la justicia

Nota Ciudadana
De Odebrecht y otros torcidos

De Odebrecht y otros torcidos