La Colombia malvada

“Por años alimentamos tan mal a la Colombia de paz, pensando que era a la que debíamos temer, que vivió a la sombra de su gemela malvada que sí ha visto la luz”

Por: Esteban Duque Restrepo
septiembre 27, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La Colombia malvada

Durante la octava temporada de la famosa seria animada Los Simpsons, más específicamente en el episodio titulado La casita del horror VII, hizo aparición un personaje llamado Hugo Simpson. Este personaje era el hermano malvado de Bart Simpson, el cual, debido a su peligrosidad, fue escondido del mundo hasta su posterior descubrimiento.

Desde hace un año la Colombia que todos conocemos ha encontrado su versión maligna. Esta Colombia que durante años hizo ruidos y manifestaciones extrañas para ser encontrada y salir de su encierro ha logrado ver la luz. Durante un largo tiempo la Colombia que busca la paz estuvo encerrada por decisión de presidentes, actores armados y particulares, los cuales no estaban interesados en asumir el riesgo dado lo que esto significaba para ellos. Si a Hugo Simpson lo alimentaban con cabezas de pescado, a esta Colombia la fueron alimentando con noticias falsas, mentiras, odio y cizaña; al punto que de verdad aparentaba ser peligrosa.

Por el otro lado tenemos a la Colombia que todos conocíamos. Ella solía ofrecernos bromas y jugarretas normales, entre las que se encontraban los falsos positivos, los casos de corrupción, la parapolítica y muchas otras más que, a pesar de haber dañado a millones de personas, nunca parecieron tan graves o dignas de detener. Estábamos frente a un país que era el montador del barrio y el colegio.

Sin embargo, un día llego la verdad. Hoy en día al comparar las cicatrices que tiene nuestro país descubrimos que hemos conocido a la versión maligna de Colombia. Hoy nos damos cuenta de que la corrupción es enorme y que más allá de ser un asunto "normal", es muestra de una maldad sin precedentes. Lo mismo sucede para con los otros casos mencionados.

Por años alimentamos tan mal a la Colombia de paz, pensando que era a la que debíamos temer, que vivió a la sombra de su gemela malvada que sí ha visto la luz de la opinión pública nacional e internacional. Es por eso por lo que todos relacionan a Colombia con asuntos como la guerra, las drogas y la corrupción.

En este punto de la historia tenemos a dos países conviviendo, los cuales al ser tan distintos que nos han dejado ser testigos de sus “macondianas” manifestaciones. Por un lado, tenemos los sórdidos detalles de corrupción en todas las ramas del poder, el asesinato a líderes sociales y la infinidad de conflictos sociales sin resolver. Por el otro, celebramos la selección de magistrados para la JEP, recordamos el aniversario de la firma del acuerdo y retratamos los grandes avances en la implementación de los mismos.

Con todo ese convulsionado panorama el cual se encuentra justo en el nudo de su historia, lo único que se puede esperar es que, al igual que en Los Simpsons, no sea el gemelo malvado el que se quede entre nosotros haciendo de las suyas.

-.
0
595
Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Diego Trujillo: el actor que no se conformó con su minuto de fama en Los Reyes de RCN

Diego Trujillo: el actor que no se conformó con su minuto de fama en Los Reyes de RCN

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus