La ceremonia ancestral que desconoció Moisés Wasserman

Wasserman publicó una columna en la cual se va lanza en ristre contra Francia Márquez por participar en una ceremonia indígena. Para algunos, se pasó

Por: Alexánder Molina Guzmán
mayo 09, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La ceremonia ancestral que desconoció Moisés Wasserman
Fotos: Wikimedia/Archivo

Moisés Wasserman Lerner fue rector de la Universidad Nacional de Colombia durante el periodo 2006-2012, es químico, es un científico que tiene hasta un posdoctorado, y hace unos días salió publicada en el periódico El Tiempo una columna suya titulada “Progresistas contra el progreso”, en la cual pone por el piso a la señora Francia Márquez, fórmula presidencial de Gustavo Petro, por participar en una ceremonia indígena para pedir  que el suelo sea fértil; de hecho, también pone por el piso la expresión cultural de los pueblos indígenas (https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/moises-wasserman/progresistas-contra-el-progreso-columna-de-moises-wasserman-670151). En esa columna pensó más como político que como científico.

Sí, la señora Francia Márquez, el pasado mes de abril y en su recorrido político por el sur del país, participó de una ceremonia de fertilidad de la tierra propia de los pueblos indígenas. Una foto de ese ritual la pusieron a rodar por redes sociales y tildaron a la señora Francia hasta de “bruja”. Pero bien.

El punto es que el señor Moisés se despacha contra esta señora y contra los pueblos indígenas de esta manera: “Imaginemos dos parcelas equivalentes. El dueño de una de ellas hace su ceremonia de fertilidad, el segundo acude a Agrosavia, recibe instrucciones para enviar muestras de su suelo y a vuelta de correo recibe los resultados del análisis químico y recomendaciones sobre cómo mejorar el terreno con abonos y qué sembrados son más convenientes para su localidad y el régimen de lluvias estimado (…). Al final, el resultado de la cosecha se podrá medir pesando con una balanza. La primera estrategia está promoviendo la pobreza y el hambre; la segunda, el bienestar (…). Se volvió progresista quien está en contra del avance del conocimiento científico y del desarrollo tecnológico, que son vistos más como amenazas que como soluciones”.

Sí, claro, tiene razón el señor Moisés en decir que si un agricultor recurre a la ciencia y no a su espiritualidad tendrá resultados más reales y no se quede esperando que “del cielo le caiga el maná”.

Pero eso no quiere decir, ni se puede desconocer, que el hombre, el ser humano, es un ser también espiritual; que es un ser que recurre a la ciencia, hoy más que nunca lo hace, pero que también practica sus creencias; que el hombre es un ser de ciencia y místico a la vez. Claro que una comunidad indígena puede ir a Agrosavia para recibir asesoría científica sobre cómo mejorar suelos, pero eso no quiere decir que renuncien a sus ceremonias ¡ancestrales!, a sus expresiones culturales.

Desconocer la espiritualidad de los pueblos indígenas, y del mismo hombre, es de una ignorancia descomunal. Es ignorar que el misticismo del hombre ayudó a que desarrollara la ciencia para encontrar respuestas más acertadas que las que le dictaba ese misticismo, y aun así, con toda la ciencia que el hombre ha desarrollado, el hombre no ha dejado ni dejará su ser espiritual: las personas van al médico, pero también rezan para ser sanados, incluso, hay médicos que reconocen que tal o cual persona “sanó milagrosamente”, pues no pueden explicar científicamente cómo sanó; las persona tienen carro, un vehículo que ha desarrollado la ciencia, y he visto a gente llevar su carro a la iglesia para que “lo bendiga” el cura; las personas por seguridad pueden instalar cámaras en sus casas, un desarrollo tecnológico, pero también tienen colgado un crucifijo o al Sagrado Corazón de Jesús como protección; las personas pueden ganar dinero desarrollando un producto con ciencia y tecnología, pero hay personas que creen que el dinero también lo pueden ganar en una lotería, incluso, con la fecha en la que murió tal o cual “famoso”.

En fin. Albert Einstein dijo que la ciencia y la religión persiguen el mismo objetivo: “la búsqueda y entendimiento de la realidad”. ¿Por qué negar que los pueblos indígenas buscan entender la realidad desde su propia cosmogonía?

Ahora, y aquí es donde el señor Moisés desató su lado más satírico, insinuar que la propuesta política del Pacto Histórico “promueve es el hambre, la pobreza, y está en contra del avance del conocimiento científico y del desarrollo tecnológico”, porque la señora Francia Márquez participó de esa ceremonia indígena, es de lo más bajo.

Se nota que este señor no ha leído el programa de gobierno que propone el Pacto Histórico: plantea claramente de lo fundamental que es la educación, el desarrollo de ciencia y tecnología para progresar. Y, por supuesto, plantea el respeto, la promoción y protección de ¡nuestra diversidad cultural! Algo que está plasmado en nuestra Constitución. Ahora resulta, según el señor Moisés, que debemos desconocer la riqueza cultural de nuestros pueblos indígenas.

En Semana Santa se publicó una foto de Federico Gutiérrez arrodillado en una iglesia encomendándose a la Virgen de Chiquinquirá. Ejerciendo ahí su misticismo, orando y rogando para ganar las elecciones, en vez de intentarlo con la ciencia de ganar votos con razones más que con rezos. Y es respetable, está ejerciendo su espiritualidad, su misticismo ¿Qué pensará el señor Moisés de esa foto?

Moisés Wasserman Lerner tuvo el privilegio de ser rector de una ¡universidad!, un centro de pensamiento diverso en donde se estudian los aspectos científicos, !culturales y sociales del hombre!; de hecho, hay una carrera que se estudia y se llama “antropología”. ¿Cómo logró ser rector un hombre que desconoce el aspecto cultural del hombre? Por si fuera poco, se llama “Moisés”, lleva el nombre de quien, según la Biblia, separó las aguas del Mar Rojo utilizando una vara (su báculo) para que los israelitas escaparan de la esclavitud del faraón de Egipto. ¡No lo hizo con ciencia y tecnología!, sino con una simple vara.

Queda uno decepcionado del señor Moisés, un hombre que pensó más como político que como científico al escribir esa sátira que tituló “Progresistas contra el progreso”.

-.
0
600
Con plata robada a pensionados, los estafadores de Estraval vivían a lo grande en EEUU

Con plata robada a pensionados, los estafadores de Estraval vivían a lo grande en EEUU

Los Pachón, la familia que inventó el helado de lechona, el postre de moda en Bogotá

Los Pachón, la familia que inventó el helado de lechona, el postre de moda en Bogotá

El guerrillero asesino  de las farc que acabó con Romaña, el Paisa y Santrich

El guerrillero asesino de las farc que acabó con Romaña, el Paisa y Santrich

Con latas de cerveza y en una terraza de Bogotá, se hacen prótesis dentales a 120 mil pesos

Con latas de cerveza y en una terraza de Bogotá, se hacen prótesis dentales a 120 mil pesos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus