Los nuevos superfotones que cambiarían el mundo

La velocidad de un fotón en el espacio es constante. Pero si una partícula se desplaza a mayor velocidad, podría haber superfotones: mundos paralelos al cosmos

Por: César Curvelo
febrero 03, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Los nuevos superfotones que cambiarían el mundo

La ciencia ficción es una rama de la literatura que requiere que los interesados se motiven a leer ciencia, y saquen de esta ideas para imaginar, generalmente, posibles sucesos del futuro. Si de por sí son biólogos, físicos, astrónomos, geólogos o de cualquier otra ciencia, siempre será necesaria cierta interdisciplinariedad, o sea que se lea un poco sobre todas las ciencias. No es fácil, pero tampoco es nada del otro mundo cuando a uno le gusta y satisface. Lo importante es tener un carné de biblioteca o poder adquirir los libros necesarios. Y sí, el tiempo y los medios para sostenerse en esto, debe reconocerse.

Hablo del tema a ver si se promueve la producción de este tipo de novelas o cuentos en nuestro país, género que tuvo en René Rebetez un exponente muy reconocido en Colombia. A ver si hay gente que se le mida al reto —este apunte lo tenía desde hace rato—. La aparición de una nota ciudadana (A 40 años de la obra insigne de ciencia ficción: Blade Runner. "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" —es el título de la novela de ciencia ficción que adaptada al cine se convirtió en una obra de cine de culto—), de José María Bartolino, me ha impulsado a terminarla. Aquí vamos.

Resulta que la velocidad de un fotón en el espacio es una constante: 299.792 kilómetros por segundo, aproximadamente.

Es fácil deducir que si una partícula se desplaza a una mayor velocidad, ya no es un fotón sino que sería un taquión o superfotón, una partícula no detectable por ningún aparato microscópico conocido a la fecha.

¿Qué características podría tener un superfotón, taquión o algo por el estilo? ¿Podría haber varios tipos? Este es un tema abierto a la ciencia ficción, es decir, a muchas posibilidades de nuestra imaginación.

Esos posibles mundos de superfotones, imperceptibles para nosotros, pueden ser mundos paralelos a nuestro cosmos. Entre ellos y nuestro mundo no habría probabilidad de intersección, por regla general. Es así, por tanto, que pueden existir un infinito de universos paralelos, cada uno con su rango de velocidad-luz. Y sus sociedades. Sus intelígenas. Sus desarrollos. Sus dudas existenciales, que podrían ser idénticas a las nuestras: ¿por qué estamos aquí?, ¿de dónde venimos?, ¿sobrevivirá nuestra conciencia luego de la muerte?

A mi modo de pensar, hay un principio existencial: todo es posible en lo relativo. Bajo este premisa, todo lo que toda persona pueda imaginar existe, así sea en otra dimensión.

Me he puesto a pensar que nuestro motor esencial o alma podría ser un especie de átomo o partícula atómica alimentado de taquiones especiales, digamos que vitales, y esto podría determinar una intersección entre este mundo y otro vecino, tanto en la parte de procreación como en el proceso de la muerte.

Si algo de esto pudiera probarse en un futuro, es porque en algo tenía razón Philip K. Dick, un autor de ciencia ficción estadounidense que estuvo interesado en los taquiones. Fue ganador del prestigioso Premio Hugo a la mejor novela en 1963, por la obra ucrónica El hombre en el castillo. Por ucrónica se entiende que trata un tema histórico que pudo ser diferente. En este caso, el tema de la novela supone que Estados Unidos y sus aliados perdieron la Segunda Guerra Mundial y el país del norte fue dividido en tres partes: la costa este quedó en manos de los alemanes nazis, la costa oeste en poder de los japoneses y, en el medio, un conjunto de estados autónomos.

Dick sugiere que nuestro planeta Tierra recibe, desde el cielo, un constante bombardeo de taquiones que, procedentes del futuro, traen consigo informaciones de orden superior, e imaginó que algunas personas actúan como antenas, absorbiendo información llegada de otras dimensiones.

Supongo que taquiones buenos, superfotones evolucionantes, están llegando desde el año pasado a nuestro país, y que llevaron a que hubiera marchas y todo este aparente cambio de actitud en mucha parte de la juventud y también de la “madurentud” (tenía que encontrar una palabra que nos identificara a quienes pasamos la edad-divino-tesoro, al decir del gran poeta nicaragüense Rubén Darío: “Juventud, divino tesoro,/ ¡ya te vas para no volver!/ Cuando quiero llorar, no lloro…/ y a veces lloro sin querer…/ ¡Mas es mía el Alba de oro!”).

La tempestad de dichos buenos superfotones podría ser la determinante de una oleada de reconocimiento o apertura de la mente de los votantes potenciales que, hoy como nunca, están dispuestos a pasar la página de la historia apátrida de quienes nos han gobernado. Hoy hay más gente dispuesta al cambio social, económico e institucional. No tenemos idea si es suficiente la energía trasformativa de esos taquiones, pero lo que sí es bien cierto es que pronto podremos saberlo.

Un criticón dirá que también hay demoníacos taquiones godos, conservaduristas y neoliberales, entre los que cabría incluir algunos “centristas”. Pues es posible que sus radiaciones estén bajando de calidad. De prueba están las chifladas a las correrías del oxidado jefe de campaña del cándido aspirante a la presidencia por el Extremo Derechicrático.

Como te acabo de comentar, esto solo podrá verse, comprobarse y sustentarse de acuerdo a los resultados oficiales de las elecciones venideras. La del 13 de marzo, no apta para supersticiosos. La de mayo, no apta para cardiacos. Y la posible de junio, no apta para paranoicos cobardes temerosos del cambio.

 

-.
0

"Los diálogos con el ELN no deben empezar de cero sino retomar lo avanzado"

Gloria Inés Ramírez, la ministra de Trabajo de Petro que el uribismo considera una amenaza

Gloria Inés Ramírez, la ministra de Trabajo de Petro que el uribismo considera una amenaza

El desastroso paso de Aida Merlano por el Congreso

El desastroso paso de Aida Merlano por el Congreso

El megaboom petrolero de Guyana que atrajo a las grandes petroleras del mundo

El megaboom petrolero de Guyana que atrajo a las grandes petroleras del mundo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus