¿La caída de alias Otoniel es el final del Clan del Golfo en Colombia?

No es la primera vez que esta organización se encuentra a puertas de un supuesto fin. En 2017 se hablaba de ello, pero se hicieron más fuertes. ¿Qué les espera?

Por: Gabriel Fortich Barros
octubre 26, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿La caída de alias Otoniel es el final del Clan del Golfo en Colombia?

Para el Clan del Golfo o las Autodefensas Gaitanistas de Colombia no es la primera vez que se encuentra a puertas de un supuesto fin. En 2017, el entonces presidente Juan Manuel Santos anunciaba que el Clan del Golfo estaba dispuesto a someterse a la justicia luego de un ofrecimiento del capo en video. En aquella ocasión la operación Agamenón había dado como resultado la captura de más de 1.500 integrantes, grandes extinciones de dominio y la neutralización del entonces segundo al mando, alias Gavilán. La negociación fracasó y en 2018 se empezó a ejecutar una de las mayores ofensivas hechas en la historia contra una estructura armada ilegal en Colombia.

La revista Semana anunciaba en aquellos años "La hora final del Clan del Golfo". Se habían logrado importantes capturas y neutralizaciones de cabecillas, pero no se llegó al jefe máximo alias Otoniel, y mucho menos se puso fin a su accionar delictivo. Todo lo contrario, desde el año pasado han venido expandiendo sus operaciones y sus planes se hacen cada vez más ambiciosos, como tomar los Llanos Orientales, obtener el control total de la costa caribe y reclutar a Los Rastrojos para pelear las rutas de narcotráfico con el ELN en la frontera con Venezuela. ¿Significa entonces la caída de Dairo Antonio Úsuga David realmente el final del Clan del Golfo en Colombia?

La respuesta es simplemente no, como bien se podía escuchar en los audios que le enviaba grabados desde las selvas del Urabá alias Otoniel a sus socios del Estado Mayor; el Clan del Golfo, más que un cartel de bandidos, era una organización de respeto. Es una organización bien estructurada que no depende únicamente de un jefe máximo como en aquellas épocas del cartel de Medellín o el cartel de Cali; el organigrama del grupo criminal se encuentra dividido en distintos bloques armados, en su mayoría rurales, que a su vez tienen un cabecilla principal y se autofinancian por medio de la extorsión o el pago de peajes para el tráfico de cocaína. En las zonas urbanas el grupo subcontrata a bandas criminales locales que tienen el deber de cuidar sus cargamentos y a cambio son patrocinados con cocaína para la venta local, y la entrega de armas que son usadas para extorsionar a comerciantes y empresarios.

Un hombre que vivía más de esconderse que de dirigir una organización que camina por sí sola no es más que un nombre para las páginas de la historia. No se demerita que se trata de un duro golpe a la organización, pero quienes quedan como nuevos jefes son de una línea más guerrerista y sanguinaria, como lo es Giovanis Ávila Villadiego, alias Chiquito Malo; Wilmer Antonio Giraldo Quiroz, alias Siopas, y el recientemente escapado de un hospital en Montería y autor de la masacre de El Salado, Bolívar, Edgar Ariel Trujillo Córdoba, Alias 5.7, y quien estaría protegido actualmente por alias Gonzalo y Rodrigo Flechas.

La caída de Dairo Antonio Úsuga David puede significar el origen de una serie de vendettas entre narcos que pudieran buscar independizarse de la organización o temer ser delatados por parte del capo, así como también una purga al interior del grupo criminal al ser desvelada la ayuda por parte de muchos de sus lugartenientes y miembros. Mas sin embargo, lejos de unas vendettas urbanas y purgas de miembros a quienes se les acusará de chivatos y vendidos, el organigrama de este poderoso grupo seguirá en pie y los próximos días serán claves para saber qué determinación toma respecto a la captura de su máximo líder.

-.
0
500
La pelea por el botín de la Universidad de Medellín

La pelea por el botín de la Universidad de Medellín

Con ajuste de nombre, entra Alejandro Gaviria a la coalición de centro izquierda 

Con ajuste de nombre, entra Alejandro Gaviria a la coalición de centro izquierda 

Quiénes son los 1.400 indígenas que llevan dos meses a la intemperie en el Parque Nacional de Bogotá

Quiénes son los 1.400 indígenas que llevan dos meses a la intemperie en el Parque Nacional de Bogotá

¿Por qué Carlos Vives a sus 60 años sigue conectando a los más jóvenes?

¿Por qué Carlos Vives a sus 60 años sigue conectando a los más jóvenes?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus