Keno, la nueva arma de las bandas criminales para lavar dinero en el caribe colombiano

Un juego ilegal prolifera en las esquinas de muchas ciudades de la costa para defraudar a los incautos que caen en la trampa de organizaciones que trabajan para la mafia

Por:
diciembre 16, 2019
Keno, la nueva arma de las bandas criminales para lavar dinero en el caribe colombiano

Desde hace unas semanas empezaron a aparecer televisores gigantes instalados convenientemente en la entrada de tiendas y establecimientos de esparcimiento de la costa promoviendo un juego electrónico donde al principio es fácil ganar.

Se le conoce como el Keno y consiste básicamente en una caja electrónica que se conecta a una red wifi y emite una señal que proviene de un cerebro electrónico al que se le apuestan pequeñas cantidades de dinero.

Al principio el incauto, para ser atrapado, tiene éxito en las apuestas pero a medida que avanza el juego le van imponiendo dificultades electrónicas para finalmente hacerle perder al jugador lo ganado y lo apostado.

La práctica no tendría nada de extraño si no se tratara de una trampa, un juego clandestino que no tiene dolientes, ni origen conocido y que al final no paga los premios a quien participa en el y que ahora se sabe, esta calibrado para que a medida que avance el juego el apostador pierda lo invertido.

Los juegos de suerte y azar en Colombia están regulados por la ley, son fuente de ingreso para la salud de los departamentos donde se juega y el estado garantiza, a través de la normatividad, que se entreguen los premios a los ciudadanos.

Los juegos clandestinos como el Keno, que no tienen autorización para operar, lo que de entrada los convierte en un delito que podría darle prisión de 6 a 8 años a quien sea sorprendido promoviéndolo, también significan importantes perdidas para los ingresos de cada región y se convierten, sin que el usuario lo sepa, en un atentado contra su propia salud ya que a menos ingresos por estas actividades para el departamento, mayor deterioro en ese servicio...

La situación es tan delicada que se estima que por juegos clandestinos como este, los delincuentes se quedan con cerca de 800 mil millones de pesos al año, dineros que deberían recibir los hospitales de Colombia a cargo de las gobernaciones y que se quedan en los bolsillos de los delincuentes.

La Policía Nacional que se ha dado a la tarea de incautar los llamados Compumuebles, unas estructuras elegantemente decoradas donde reposa un televisor y su transmisor de señal con publicidad engañosa, afirma que los delincuentes contratan a ciudadanos venezolanos para que administren las estructuras.

En los operativos quienes terminan capturados muchas veces y posteriormente expulsados del país son estos ciudadanos a quienes utilizan las bandas como sus secuaces en este delito.

Las autoridades están alarmadas por la proliferación de estos elementos que se montan y desmontan con la misma facilidad con la que el jugador pierde.

Los delincuentes migran por las ciudades con el montaje y desaparecen de los establecimientos donde instalan el juego en cuestión de segundos después de dar el golpe a los incautos, nunca están más de una hora en los sitios donde se conectan a la red wifi para activar el juego y empezar a atraer a sus víctimas.

Se estima que cada uno de estos compumuebles puede llegar a costar 20 millones de pesos y las aprehensiones de la policía ya se suman por decenas, esto le hace pensar a los organismos de seguridad que detrás de esto hay un tenebroso fenómeno de lavado de activos provenientes de otros delitos.

Las autoridades sospechan que por el modo de operación detrás del hecho están las mismas bandas crimínales que se dedican al robo de gasolina, al contrabando de productos de consumo como los cigarrillos y el licor y al narcotrafico que encuentran en actividades como el Keno el combustible para blanquear muchos de sus ingresos ilegales.

El abogado Jhonny Mena, quien ha liderado, a nombre de las empresas de apuestas legalmente constituidas y que son operadoras de juegos de suerte y azar, la lucha contra el juego ilegal en el país sostiene que la sofisticación con la que están actuando los delincuentes preocupa...”. Las bandas están haciendo uso de las tecnologías de punta lo que hace aún más difícil su captura, no obstante hemos logrado que muchos jueces entiendan la gravedad de este fenómeno y ahora se condena con severidad a quienes defraudan al pueblo” sostiene Mena a quienes muchos conocen como el Doctor Batalla por su frontera lucha en contra de los juegos ilegales.

Coljuegos, la entidad del gobierno que regula los juegos de suerte y azar le dijo a Las2orillas que su lucha frontal contra el juego ilegal no tiene tregua y que desde la llegada de la actual dirección esto ha sido una obsesión de la entidad que esta encargada de controlar, entre otras cosas, el juego ilegal.

No obstante, el fenómeno es creciente y mientras no haya cultura de legalidad del ciudadano que apuesta será difícil que se controle desde el origen estas prácticas ilegales que afectan a todos los colombianos.

Desde ya la estrategia legal de los departamentos es luchar para que los lugares donde se instale el Keno sean sellados y se inicien procesos de extinción de dominio contra ellos, ya que sus propietarios se convierten en cómplices, muchas veces sin saberlo, de una actividad ilegal que proviene de bandas criminales de alta peligrosidad.

”Keno lo pillen jugando con esta candela porque lo barato le puede salir caro y se pueden quemar”, dice el Doctor Batalla, reiterando que seguirá siendo el látigo de los juegos ilegales en Colombia.

-.
0
3900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Hernan Méndez y la apuesta por el negocio de los moteles

Hernan Méndez y la apuesta por el negocio de los moteles

La claustrofobia y el encierro de Piedad Bonnet dispararon su última novela

La claustrofobia y el encierro de Piedad Bonnet dispararon su última novela

Mujer recibió un disparo en un centro comercial de Bogotá

Mujer recibió un disparo en un centro comercial de Bogotá

¿Hasta Netflix se burla del ministro de Defensa?

¿Hasta Netflix se burla del ministro de Defensa?