Iván Villazón: el abogado que devino en juglar vallenato hace 35 años

El cantante antes de ser famoso estudió derecho y aún mantiene su pasión por las leyes. Igual sigue siendo uno de los más grandes del folclor vallenato

Por:
Agosto 20, 2018
Iván Villazón: el abogado que devino en juglar vallenato hace 35 años
Foto: Twitter: @PrensaVILLAZON

La Guajira es un prado
de maravillosas flores,
en las que se inspiraron
sus grandes compositores

Este verso del compositor Carlos Huertas, interpretado por Poncho Zuleta en el paseo ‘Al compás de una guitarra’, hace referencia a ese extenso valle que nace en Hatonuevo -cuna de  Leandro Díaz- y que se extiende hacia el sur entre la sierra nevada de Santa Marta y la serranía del Perijá, las tierras que antaño eran los dominios del cacique Upar y luego formaron parte de la provincia de Padilla, que abriría paso al Magdalena Grande y posteriormente al territorio de La Guajira.

Allí queda San Juan del Cesar, que tuvo en Diomedes Díaz a su máximo exponente. Su vecino, El Molino, ha ofrecido al folclor colombiano magníficos intérpretes y compositores, y de Villanueva -cuna del Binomio de Oro- han brotado incluso premios Grammy, como Jorge Celedón. En Urumita han visto la luz artistas de la talla de Silvestre Dangond y los hermanos Zuleta.

Pero el último juglar con sangre cesarence y linaje urumitero es Iván Villazón, quien llegado el momento no dudó en dejar a un lado el Derecho -en contra de de la voluntad de su padres- para dedicarse a cantar vallenato tradicional, un modelo que no abandona, lo destaca y que defiende en cada producción discográfica.

Hijo de Crispín Villazón De Armas, abogado, político de carrera, embajador en Bolivia, representante a la Cámara y dos veces senador y ex secretario del senado, nacido en Pueblo Bello, en lo que entonces era el Magdalena Grande y hoy es Cesar -de hecho él participó en la creación de ese departamento-; y de doña clara Elisa Aponte López, de Urumita, conocido como el jardín de La Guajira.

En 1984 inicia su etapa como cantante profesional y graba su primer trabajo discográfico para el sello Philips al lado de ‘Fello Gámez’, ‘El arco iris’, tema compuesto por el maestro Rafael Escalona su padrino que, en versión de paseo, se considera como la “carta de presentación” de Villazón y, según su biografía, infaltable en sus conciertos.
Villazón ha recorrido por 35 años los escenarios acompañado por los más selectos músicos de la región y es el cantautor que con más reyes vallenatos ha llegado a grabar: Orangel ‘El Pangüe’ Maestre, Raúl ‘Chiche’ Martínez, Gonzalo ‘Cocha’ Molina, Beto Villa y Saúl Lallemand, quien es su compañero desde hace 20 años.

‘La voz tenor’, como se le conoce también, tiene un timbre inconfundible que no desfallece cuando de defender la autenticidad se trata, dentro del vallenato es considerado la ultima reserva cultural: caja, guacharaca y acordeón hacen de su vida una vivencia en cualquier parranda del sur de La Guajira.

En sus presentaciones no faltan piezas musicales de los más grandes. Es común escucharle decir que “los temas autóctonos son tan buenos que ni el año en el que fueron grabados cuenta. Siempre serán éxitos, lo de ahora es desechable”.

Villazón tiene la mezcla perfecta, que incluye la cadencia de los guajiros y la estética de los vallenatos. Es, también, un defensor incansable de lo típico. Su público espera el pronto lanzamiento de su álbum, “Inseparables” el numero 31, de un hombre que bien pudo dedicarse a las leyes, pero se decidió a seguir su destino de cantautor para alegría de los amantes del folclor del valle de Upar, con una voz potente y melodiosa, en una singular mezcla de lo nuevo y lo antiguo.

 

Publicidad
0
9520
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La mala hora del vallenato en Colombia

La mala hora del vallenato en Colombia